Menu

Los invictos Brandon Figueroa y Stephen Fulton aseguran un nocaut en su combate por el título

El poderoso “Rompecorazones” se enfrenta a un “Cool Boy Steph” con gran estilo, en una pelea estilo clásico el sábado. 

El campeón del peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) Brandon Figueroa, predice un nocaut bien entrada la pelea del sábado entre dos invictos de 122 libras. Figueroa peleará contra Stephen “Cool Boy Steph” Fulton, quien a su vez promete vencer al “Rompecorazones” por nocaut en el noveno round.

Figueroa (22–0–1, 17 nocauts), quien es ambidextro, busca su tercer nocaut consecutivo en sus combates 10 y 11. Fulton (19–0–1, 17 nocauts) va tras su novena victoria contra un adversario invicto en el Park Theater en el MGM, en Las Vegas. La pelea se transmitirá por Showtime, a las 10 p.m. hora de la Costa Este de Estados Unidos; 7 p.m. hora de la Costa del Pacífico, en un evento Premier del Boxeo.

“No creo que Stephen Fulton se haya enfrentado a nadie como yo. Pego duro, puedo dar con fuerza como zurdo o con la mano derecha, y siempre estoy dándole, asegurándome de que no pueda recobrar el aliento”, dijo Figueroa, cuya altura (173 cm contra 168 cm) y alcance (183 cm contra 179 cm) le dan ventaja sobre Fulton.

“He peleado contra boxeadores rápidos, ágiles y fuertes. Siempre he ganado, y [mi pelea contra] Stephen Fulton no será la excepción. Sin duda sentirá mi presión incesante, mi trabajo corporal y mi fuerza. Siento que pararé a Fulton en un round ya entrada la pelea”.

La prueba positiva de COVID-19 de Figueroa pospuso un combate con Fulton programado para el 18 de septiembre.

“Todo va bien, y he vuelto más fuerte que nunca”, dijo Figueroa, de 24 años, cuyos resultados en los últimos 10 combates han sido 9–0–1 (9 nocauts). “Falta poco para este gran combate, y siento que va a ser la ‘Pelea del año’. Va a ser un gran espectáculo. Voy con todo”.

Fulton, quien viene de Filadelfia, cree que podrá aprovecharse de lo que sea que Figueroa ofrezca.

El campeón invicto de las 122 libras de la WBO, Stephen “Cool Boy Steph” Fulton, busca su novena victoria contra un adversario invicto cuando se enfrenta a su contraparte del WBC, Brandon “El Rompecorazones” Figueroa, el sábado. (Amanda Westcott/Showtime)

“Figueroa va a entablar más contacto conmigo que la mayoría de mis adversarios pasados. Que él pelee con el estilo que le gusta usar va a sacar a la luz más de lo que yo puedo hacer. Figueroa no aprovecha su rango, no aprovecha su estatura, así que técnicamente, voy a ser el mejor boxeador, el más alto y el de mayor rango. Él no sabe aprovechar sus habilidades”, dijo Fulton, de 27 años.

“Tiene solo una forma de pelear. Vamos a probarnos durante los primeros rounds, y en los siguientes, va a depender de quién se cansa primero. Me veo ajustándome a su estilo y saliendo victorioso, y siento que puedo pararlo por ahí del noveno round. Quiero vencerlo de manera contundente, y después pasar a otro combate de unificación para llegar a ser considerado uno de los mejores peso gallo de todos los tiempos”.

La última victoria de Figueroa en mayo fue un nocaut sensacional en el séptimo round contra el entonces invicto Luis Nery de México, un zurdo de 26 años que llegó a ese combate con 31–0 (24 nocauts) y cuya corona del WBC se unió a la de Figueroa, por la Asociación Mundial de Boxeo (WBA). En agosto, Figueroa perdió la corona de la WBA después de haberla defendido por cuatro campeonatos; la había ganado con un nocaut en el octavo round contra Yonfrez Parejo en abril de 2019.

“Nery fue espectacular en la división de 118 libras y contaba con el apoyo de México. Pero yo acabé con él de manera espectacular a pesar de que todos dudaban de mí”, dijo Figueroa, quien venció a Nery con un gancho izquierdo al plexo solar. “Yo iba cansando a Nery y lo saqué de ahí. Mucha gente me subestimó … pero mi jugada era salir y dominar”.

Figueroa también ha ganado en los rounds tres y 10 contra los excampeones Moisés Flores (enero de 2019) y Óscar Escandón (septiembre de 2018); el primero fue noqueado por primera vez en su carrera.

El campeón invicto de 122 libras de la WBO, Stephen “Cool Boy Steph” Fulton (derecha), mantuvo el ritmo para quitar el trono al previamente invicto Angelo Leo (izquierda) por decisión unánime en enero. Fulton se enfrenta a su contraparte invicta de la WBA, Brandon Figueroa, el sábado. (Amanda Westcott/Showtime)

“Algunos dicen que mi defensa es terrible, pero sigo invicto”, dijo Figueroa. “Sigo noqueando a los campeones y excampeones mundiales. Esto no va a cambiar. Va a ser la misma historia de siempre”.

Llamado “El Rompecorazones” por su físico de galán de cine, Figueroa peleó en noviembre de 2019 contra el excampeón Julio Ceja, quien se pasó del límite de peso de 122 libras por 4.5 libras.

“Siento que Fulton se ha enfrentado a tipos invictos, pero no del calibre de mis adversarios”, dijo Figueroa, quien es de Weslaco, Texas. “Son excampeones mundiales que han vivido combates duros, lo que me da algo de ventaja. Siento que estoy en el auge de mi carrera y que retomo esa mentalidad clásica donde los campeones se enfrentan a campeones”.

Fulton tenía 13–0 (6 nocauts) cuando viajó al norte de Irlanda para servir de sparring contra el campeón de dos divisiones Carl Frampton (“El Jackal”), antes de la victoria unánime que este tuvo sobre Nonito Donaire en abril de 2018, para llevarse la corona de 126 libras de la Organización Mundial de Boxeo (WBO).

Frampton tuiteó una foto de sí mismo abrazado con Fulton, con el crédito “Cool Boy Steph”, donde halaga su “gran trabajo, talento y agilidad”, antes de derribarlo con golpes al cuerpo en el octavo round. El combate acabó con un nocaut en el noveno round contra el capitán del equipo Olímpico australiano, Luke Jackson (16–1, 7 nocauts), quien era previamente invicto, en agosto de 2018.

“Viajar hasta allá me cambió como boxeador, respecto a mi estilo en general y mis habilidades”, dijo Fulton, cuyo siguiente combate resultó en un nocaut en el noveno round a Jesús Ahumada (junio de 2018). “Mi movimiento, trabajo de pies y velocidad, además de mi capacidad, fuerza y selección de golpes han mejorado”.

El campeón del WBC Brandon Figueroa aplicó un gancho al plexo solar para lograr un nocaut en el séptimo round contra el entonces campeón invicto Luis Nery (en la foto) en mayo, y ahora busca su décimo nocaut en 11 encuentros contra su contraparte de la WBO, Stephen “Cool Boy” Fulton el sábado. (Sean Michael Ham/TGB Promotions)

Fulton peleó por última vez en enero, cuando una decisión unánime arrebató el trono al entonces invicto Angelo Leo, de la WBO, quien había llegado con 21–0 (9 nocauts). En ocasiones durante su combate, Fulton enfrentó a Leo frente a frente. Su velocidad, precisión, capacidad de evasión y fuerza digna de respeto le dieron el triunfo.

“Se dice, ‘vamos a darle duro, vamos a cansarlo’. Me late”, dijo Fulton. “Me gustan los comentarios negativos que se hacen de mí, que tengo puños de almohada, sin fuerza, y que me van a noquear. Pónganme contra la pared y verán lo que hago”.

Leo había ganado contra una serie de invictos y se llevó la corona por decisión unánime en agosto de 2020, contra el zurdo Tramaine Williams, quien reemplazó a Fulton después de que este diera positivo de COVID-19.

“Durante el periodo de COVID-19, me sentía solo, me deprimí un poco en algún momento. Quería ganarle a Leo al llevarme el cinturón vacante, pero al mismo tiempo, pude quitarle el trono y llevármelo, que fue igual de satisfactorio. Figueroa pelea duro y emplea este estilo de presionar, cansar al adversario”, dijo Fulton.

“Creo firmemente en mi inteligencia, mis habilidades, mi velocidad y mi fuerza. Sí, él está invicto, pero me gusta enfrentarme a boxeadores invictos. Llevamos mucho tiempo en este camino, así que sé que él estará gastado mentalmente antes que yo. Ya quiero estar en el ring. Quiero ser el primero en ganarle y acabar con esto”.

Traducción de Melanie Slone; editado por Melanie Slone y Gabriela Alejandra Olmos

Recommended from our partners