Menu

La FDA aprueba cirugía cerebral con ultrasonido y sin incisiones para síntomas de Parkinson

Nueva técnica de ultrasonido evita cirugía cerebral invasiva para controlar síntomas de Parkinson en pacientes que no responden a medicamentos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado una innovadora cirugía sin incisiones para el mal de Parkinson. Esta ofrece una alternativa ambulatoria a la cirugía invasiva del cerebro.

El aparato de ecografía o ultrasonido Exablate Neuro de Insightec se probó con éxito en el departamento de salud de la Universidad de Virginia, que ahora es uno de los 37 centros médicos de Estados Unidos que ofrecen el procedimiento.

Según la Parkinson’s Foundation, alrededor de 1 millón de personas en Estados Unidos viven con Parkinson. Dicha enfermedad dificulta la movilidad; causa rigidez y discinesias, que son movimientos involuntarios de alguna parte del cuerpo. Los tratamientos actuales contra el Parkinson involucran cirugía cerebral y medicamentos que no son efectivos en todos los pacientes.

“La aprobación de la FDA de la palidotomía por ecografía focalizada permite más opciones de tratamiento si los medicamentos resultan ineficaces o causan efectos secundarios discapacitantes”, dijo el Dr. Jeff Elias, neurocirujano y pionero en el uso de la ecografía focalizada para tratar el mal de Parkinson. Si bien este tratamiento no es una cura, Elias dijo que la ecografía focalizada sí ofrece una “opción menos invasiva para los pacientes que sufren de discinesia inducida por medicamentos o deficiencias motoras graves”.

Una palidotomía ordinaria implica insertar una sonda eléctrica en el cerebro y calentarla para destruir una parte de la estructura del globo pálido subcortical. Los efectos secundarios de este procedimiento incluyen depresión, pérdida de memoria, visión borrosa y dificultad para hablar, así como disminución de la capacidad cognitiva para completar diversas tareas.

El nuevo tratamiento ambulatorio no requiere hacer incisiones ni abrir el cráneo. La ecografía focalizada en el cerebro utiliza ondas sonoras para interrumpir los circuitos cerebrales que fallan. Durante el procedimiento, los médicos utilizan imágenes de resonancia magnética para examinar el cerebro antes de realizar cambios permanentes.

“Aún estamos en una etapa muy temprana [en el uso] del nuevo procedimiento; la experiencia y los avances tecnológicos incrementarán la seguridad y efectividad”, dijo Elias.

Elias probó por primera vez la tecnología en un voluntario con un trastorno del movimiento común conocido como temblor esencial. El médico se asoció con el Dr. Binit Shah para promover la aprobación de la ecografía focalizada guiada por resonancia magnética. Gracias a los esfuerzos de ambos, la FDA aprobó la tecnología para tratar el temblor esencial en 2018. Ahora, la FDA autoriza su uso para tratar otros síntomas del mal de Parkinson, incluidos los movimientos involuntarios y la rigidez.

El Dr. Neal F. Kassell, de la Focused Ultrasound Foundation, dijo que su organización ha estado convencida desde hace mucho tiempo de que el cerebro puede tratarse con ultrasonido, y dijo que la aprobación de la FDA es “una gran victoria tanto para los proveedores como para los pacientes”.

La tecnología de ultrasonido o ecografía resulta prometedora en el tratamiento de enfermedades que van desde el cáncer de mama hasta la epilepsia. Podría usarse también para penetrar la barrera hematoencefálica que protege al encéfalo de sustancias dañinas. Esto podría permitir nuevos tratamientos para el glioblastoma, una forma mortal de cáncer cerebral.

Aunque es probable que el nuevo procedimiento resulte una opción atractiva para los pacientes, quizá las aseguradoras no lo cubran de inmediato.

Traducción de Gabriela Alejandra Olmos; editado por Gabriela Alejandra Olmos y Melanie Slone

Recommended from our partners