Menu

Celebridades latinas se divierten con sus múltiples proyectos

Ana de Armas y Edgar Ramírez demuestran sus capacidades actorales en thrillers, películas románticas y series de televisión.

Uno de los secretos de quienes sostienen una carrera actoral exitosa es no encasillarse. Esto aplica incluso a talentos como Ana de Armas y Edgar Ramírez, cuyo trabajo abarca una amplia gama de personajes, desde íconos históricos hasta estrellas de acción. Ambos tienen muchos proyectos en puerta. Estos son algunos de los más recientes.

¿De Armas participará en “Ballerina”?

La franquicia de “John Wick” es aún el regalo perfecto para los fanáticos de los thrillers de acción en los que el protagonista lleva el peso de la trama. La cubana Ana de Armas podría protagonizar “Ballerina”, la próxima película de la franquicia. El director de “Underworld”, Len Wiseman, estará a la cabeza de “Ballerina”, y el filme será escrito por Shay Hatten, guionista de “John Wick: Parabellum”.

De tomar el papel, De Armas interpretaría a una bailarina asesina con sed de venganza. El filme terminaría por solidificar la reputación de la actriz como estrella de acción, después de su participación en “Sin tiempo para morir”.

Como agente de la CIA y junto a Daniel Craig como 007, De Armas despachó a los villanos con la elegancia de un pequeño vestido negro, diamantes enormes y tacones de aguja mortales.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by A N A D E A R M A S (@ana_d_armas)

Pero este no es el único proyecto de la actriz. De Armas protagoniza “The Gray Man”, un thriller de Netflix cuyo presupuesto asciende a más de 200 millones de dólares. La acompañan en este filme Chris Evans — su coprotagonista en “Blade Runner 2049” — Ryan Gosling y Regé-Jean Page, entre otros. Los hermanos Russo están a cargo de la dirección de este thriller repleto de estrellas. La película se terminó de filmar en julio de 2021, después de un rodaje de cuatro meses.

De Armas también participa en “Blonde”, un filme que se ha retrasado, pero que finalmente se estrenará en 2022. En esta película, la actriz interpretará el papel de Marilyn Monroe.

Representada por Creative Artists Agency, De Armas parece imparable en su ascenso al estrellato.

“Nobody’s heart”, otro protagónico para Ramírez en una película romántica

La atrevida y premiada directora española Isabel Coixet (“La librería”) actualmente prepara su próximo proyecto, “Nobody’s Heart”. El filme comenzará a rodarse en enero de 2022, y contará con la participación del venezolano Edgar Ramírez (“Assassination of Gianni Versace”) y Gugu Mbatha-Raw (“Loki”, “El matinal”).

“Nobody’s Heart” es un drama romántico.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Edgar Ramirez (@edgarramirez25)

Coixet ha descrito el proyecto como una “fascinante, retorcida y sensual historia de amor entre dos personajes que comparten una pasión única por el Portugal de la década de 1930”.

En “Nobody’s Heart”, el personaje interpretado por Mbatha-Raw enviuda y hereda una fábrica de corcho. Ramírez interpreta al compañero de trabajo carismático con quien la viuda comienza una ardiente aventura. Con esta relación, se abre una caja de Pandora llena de deseos y secretos.

El trabajo de Ramírez en “El día del sí” de Netflix es un recordatorio de que el actor ha protagonizado películas románticas. La película es una adaptación del cuento “Cork”, de William Boyd. Este recuerda la vida del renombrado poeta portugués Fernando Pessoa. Boyd también escribió el guion que cautivó a Coixet.

“Me enamoré por completo de la historia y sé que [el público] está hambriento por historias como ‘Nobody’s Heart’”, dijo el actor.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Edgar Ramirez (@edgarramirez25)

Mientras tanto, Ramírez se ha concentrado en filmar la serie de televisión “Florida Man” y en finalizar las películas “Borderlands”, “Atlas” y “The 355”. ¡Vaya pandemia!

Latino A-Listers Mix It Up in Their Latest Projects se publica en colaboración con LatinHeat Entertainment.

Traducción de Gabriela Alejandra Olmos; editado por Gabriela Alejandra Olmos y Melanie Slone