Menu

VIDEO: Un conductor iba tan borracho que rebasó con gran velocidad a una patrulla

Manejaba con un nivel de alcohol en sangre cuatro veces por encima del límite legal.

Esta verdad debería ser evidente por sí misma: cuando se conduce ebrio, es mejor no rebasar a toda velocidad una patrulla. Pero un presunto conductor ebrio en Australia tuvo que descubrirlo por las malas cuando rebasó a un patrullero en una carretera de Queensland, donde evitó por muy poco provocar un accidente frontal y después fue detenido por los oficiales de la patrulla involucrada.

El arresto se filmó cerca de la ciudad de Rubyanna, en el estado australiano de Queensland, el 5 de noviembre.

“Exceso de velocidad, conducción peligrosa por parte de una persona que presuntamente se encontraba cuatro veces por encima del límite de alcohol y con pasajeros. El resultado fue casi provocar un accidente, una licencia suspendida y una cita con un magistrado”, dijo una declaración escrita de la Policía de Queensland que se compartió junto con un video en las redes sociales el 8 de noviembre.

“Tus decisiones te afectan a ti, a tus pasajeros y a otros motoristas en la carretera. Tú decides”.

La policía dijo que el conductor, cuyo nombre no se reveló, viajaba con pasajeros, incluidos niños, cuando fue filmado al rebasar al vehículo policial.

“El oficial tomó una acción evasiva, lo que permitió al hombre regresar al lado correcto de la carretera de manera segura y evitar una colisión frontal con otro automóvil”, dijo el comunicado de la policía.

El hombre de Bargara arrojó un resultado de 0.25 por ciento de alcohol en la sangre en la prueba de aliento en la carretera, y cuando fue transportado a una estación de policía, mostró una concentración de 0.195 por ciento, dijo la policía.

“Es difícil comprender cómo esta persona pensó que era buena idea conducir un automóvil en este estado de ebriedad”, dijo la portavoz de la policía Annette Pfingst. “También es difícil creer que sus pasajeros se lo permitieran”.

“Estas decisiones lo colocaron a él, a sus pasajeros y a otros usuarios de la carretera en un riesgo significativo. El resultado podría haber sido significativamente peor”.

Un oficial de policía lee en una pantalla brillante los resultados de la prueba de alcoholemia que se le aplicó al conductor de un automóvil que rebasó a una patrulla. (Policía de Queensland/Zenger)

El hombre fue acusado de conducir bajo los efectos del alcohol, y está programado que comparezca ante el Tribunal de Magistrados de Bundaberg el 18 de noviembre. Mientras tanto, su licencia ha sido suspendida.

Según la policía, 32 personas han muerto en las carreteras de la región de Wide Bay en Australia en lo que va de año. En todo Queensland, 243 viajeros de carretera han muerto durante 2021, lo que representa un aumento de 13 personas sobre el mismo período del año pasado. Las estadísticas sobre cuántas de esas muertes involucraron a conductores ebrios no estaban disponibles de inmediato.

Pero se sabe que conducir en estado de ebriedad afecta prácticamente a todos los rincones del mundo donde se conducen automóviles. Sudáfrica es considerado el peor país por ese delito, según el informe de la OMS sobre la situación mundial de la seguridad vial de 2015, y el 58 por ciento de todas las muertes por accidentes de tránsito en el país se atribuyen a la conducción bajo los efectos del alcohol.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone

Recommended from our partners