Menu

VIDEO: Rusia pone a Occidente en advertencia con una gran demostración de potencia 

Moscú se jacta de su capacidad para derribar “enjambres” de misiles y helicópteros de ataque.

El ejército de Rusia dice que ha puesto a prueba con éxito su sistema de defensa antimisiles, al frustrar un ataque aéreo enemigo simulado a gran escala.

El ejercicio militar se llevó a cabo en el cosmódromo de Kapustin Yar, en la región de Astracán, al sur de Rusia. La grabación del simulacro fue publicada por el Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia el 29 de octubre.

El ejercicio implicó el uso de unidades de defensa aérea a gran escala y sistemas de misiles antiaéreos a largo, medio y corto alcance, dijo el ministerio en un comunicado emitido un día antes.

Un ataque simulado a gran escala fue neutralizado por un sistema de defensa aérea en capas compuesto por una variedad de complejos, incluidos misiles S-300V4, Buk-M3 y Tor-M2, dijo el Ministerio de Defensa.

El ataque simulado provino de misiles de alta velocidad, misiles de crucero y helicópteros de ataque.

El video muestra el momento en que los complejos de armas rusos responden a la amenaza y disparan varias rondas de misiles antiaéreos.

Los ejercicios de defensa aérea a gran escala que involucraron unidades de misiles S-300V4, Buk-M3 y Tor-M2 se llevaron a cabo recientemente en la región de Astracán en el sur de Rusia. (Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia/Zenger)

La primera capa del sistema de defensa estaba compuesta por batallones del sistema de misiles antiaéreos de largo alcance S-300V4 que eliminaron misiles aerobalísticos que descendían desde una altitud de más de 150 kilómetros.

El sistema de defensa antimisiles S-300V4 se considera uno de los más eficaces de su tipo en el mundo. Cuesta aproximadamente 300 millones de dólares por unidad y se ha vendido a varios ejércitos, entre estos los de China y Turquía.

La segunda capa de defensa estaba compuesta por sistemas de defensa aérea de alcance medio Buk-M3 y un batallón de sistemas de misiles antiaéreos de corto alcance Tor-M2.

Estos dos sistemas están diseñados para brindar protección contra los misiles de crucero enemigos que vuelan a altitudes muy bajas.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que más de mil miembros del servicio y 300 unidades de armas y equipo militar participaron en el ejercicio de entrenamiento de defensa antimisiles. (Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia/Zenger)

El sistema Buk es un sistema de misiles tierra-aire autopropulsado de alcance medio desarrollado por la Unión Soviética en 1980. Es capaz de derribar misiles de crucero, bombas inteligentes, aviones de ala fija y rotativa y aeronaves no tripuladas. Tiene un alcance operativo de 30 kilómetros.

El sistema de misiles Tor es un sistema de misiles tierra-aire de corto alcance diseñado para destruir helicópteros, aviones, misiles de crucero guiados con precisión y vehículos aéreos no tripulados.

El sistema Tor “llevó a cabo lanzamientos de combate contra objetivos aéreos grupales y simuló la incursión de un ‘enjambre’ de vehículos aéreos no tripulados de un enemigo convencional a una distancia de hasta 15 kilómetros”, informó el ministerio.

En la parte posterior del sistema de defensa, los vehículos blindados de una unidad Typhoon-Air Defense se colocaron para derribar objetivos a una distancia extremadamente corta de menos de seis kilómetros a altitudes inferiores a 3 mil 500 metros.

Más de mil militares y 300 unidades de armas y equipo militar participaron en el ejercicio de entrenamiento, y todos los objetivos fueron derribados con éxito, dijo el ministerio.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone

Recommended from our partners