Menu

Ese plátano podría costarle caro

Aumentos en insumos golpean competitividad de la industria del banano en Latinoamérica, lo que afecta a más de 800 mil familias, además de consumidores.

Los productores y exportadores de banano de Latinoamérica advierten que los altos costos de insumos y la baja en el precio internacional de la fruta impactan negativamente la sostenibilidad y competitividad de esta industria, de la cual que dependen más de 800 mil familias en la región.

Los principales gremios bananeros de Ecuador, Colombia, Guatemala, Honduras, República Dominicana y Costa Rica, que representan el 60 por ciento de la producción global de plátano, alertaron sobre los impactos de los altos costos en la cadena de valor de la fruta en la feria Fruit Attraction, la más importante del mundo en materia de hortalizas y frutas, que se realizó en Madrid (España), entre el 5 y 7 de octubre.

“Es una locura la forma cómo se han incrementado los costos de los insumos, principalmente en los fertilizantes. Es terrible. Un bulto de potasio está en 160 mil pesos (42.3 dólares), y uno de urea en 140 mil pesos (37 dólares) y va a subir más por el aumento del precio del petróleo”, dijo a Zenger la productora Claudia Argote, una ingeniera de producción con 27 años en la industria del banano.

Los productores y exportadores dicen que los costos en la cadena de valor del banano impactan a 150 mil familias en Colombia y 808 mil en América Latina (Cortesía de Banafrucoop)

En este momento los productores ya no saben “hacer los presupuestos porque no sabemos hasta dónde va a llegar el tema de los fertilizantes. Recordemos que, en nuestra canasta, el fertilizante tiene una importancia del 20 al 25 por ciento, o sea que en la medida que esto continúe así, va a tener un precio mucho mayor y esto solo lo contrarresta un aumento de precio [del banano]”, dijo.

El precio internacional de la fruta “ha caído muchísimo, a pesar del déficit en los contenedores. Yo pensé que la balanza se iba a mejorar un poco y para nada. Hay mucho banano en el mundo. La India está produciendo mucho banano y eso perjudica los volúmenes exportables de todos estos países latinoamericanos”, dijo Argote.

La pandemia por COVID-19 es otro factor que aumentó los costos, por la implementación de los protocolos de bioseguridad en toda la línea de producción y exportación del banano.

Un autobús para transportar a los trabajadores de sus residencias a las plantaciones tenía un cupo para 48 personas, y por medidas de bioseguridad, se redujo a una tercera. “Esto para mí en términos de costo fue terrible”, dijo Argote, quien tiene su empresa en la zona bananera de Urabá, en el noroccidente de Colombia.

Dijo que la solución está en “un aumento del precio al consumidor. El banano tiene la virtud de ser la fruta más barata por volumen en el mundo y con unos niveles de aporte en la dieta diaria de la vida de los niños y todos los seres humanos; es espectacular. Creo que esto soporta aumentos de precio, esto es lo que va a pasar”.

El presidente de la Cooperativa de Productores de Banano del Magdalena (Banafrucoop), Leónidas Jiménez, dijo a Zenger que en el caso de los pequeños productores, el mayor impacto está ligado a los costos en los fertilizantes.

“Todos nosotros somos pequeños productores y en estos momentos, tenemos un precio estable. Estamos certificados en Comercio Justo. Esto significa que nos garantiza un precio todo el año. El problema que tenemos es que los pedidos han disminuido; no tenemos el ciento por ciento del Comercio Justo. Estamos trabajando con una productividad entre un 65 y 70 por ciento”, dijo.

Lo más grave es el alto costo de los fertilizantes, dijo Leónidas Jiménez (Edelmiro Franco V./Zenger)

Jiménez dijo que, “Un bulto de 50 kilogramos de fertilizante está en promedio de 80 mil pesos (21.10 dólares). El que más utilizamos es el potasio y está en 120 mil pesos (31.70 dólares); aumentó un 50 por ciento”.

“En este negocio del banano tenemos que fertilizar mes a mes. En el momento que dejemos de fertilizar un mes, se nos afecta mucho la producción”, dijo el presidente de Banafrucoop, una cooperativa que agrupa a pequeños productores en el departamento de Magdalena, en el Caribe colombiano.

Jiménez dijo que el costo de fumigación en las plantaciones para contrarrestar enfermedades endémicas como el hongo sigatoka negra aumentó en más del 50 por ciento.

Para el presidente de Banafrucoop, una salida para estabilizar los costos de los fertilizantes se trata de medidas gubernamentales para controlar las importaciones de estos insumos que son básicos en la industria del banano.

“Otro asunto a resolver son las certificaciones. Todos los días salen nuevas certificaciones y esto tiene un costo muy alto para los pequeños productores. El mercado está sobre-certificado. A nosotros nos sale una certificación al año en 25 millones (6 mil615 dólares)”, dijo Jiménez.

Esta problemática fue planteada por las agremiaciones de productores y exportadores de la región en feria Fruit Attraction y en otros foros de la comunidad internacional.

Los dirigentes gremiales dijeron que se suman los costos por “la implementación de medidas de seguridad para evitar la contaminación de contenedores con sustancias ilícitas y también por el incremento generalizado del costo de fletes marítimos en hasta un 62 por ciento, debido de la escasez mundial de contenedores, la estructuración de alianzas operativas entre líneas navieras y la consolidación de ese sector”.

Recordaron que el precio del banano en 2021 sufrió “el decrecimiento más catastrófico de los últimos 10 años, llegando a 10 euros por 18.5 kilos”.

El presidente de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), Émerson Aguirre Medina, dijo a Zenger que “en los últimos dos años, la agroindustria de Colombia y de Latinoamérica ha enfrentado el incremento en los precios de los insumos de la cadena de valor, a tal punto que, aunque el nivel de exportaciones se mantiene estable, este esfuerzo no se ha reconocido a los productores”.

El secretario de Agricultura y Medio Ambiente del municipio de Apartado (zona bananera de Urabá), Wbeimar Ruiz, dijo que la actual tasa de cambio del dólar es un factor que puede equilibrar la balanza (Edelmiro Franco V/.Zenger)

Los gremios “hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional y a los actores de la cadena, ya que es prioritario implementar todas las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad alimentaria global y conservar los empleos que genera la exportación del banano en Colombia, lo que se traduce en 35 mil directos, es decir 150 mil familias en el país y 808 mil en Latinoamérica”, dijo Aguirre Medina.

El dirigente de Augura dijo que “la subsistencia y el futuro de la industria del banano requiere que estas externalidades no sean soportadas únicamente por los países productores y exportadores”.

El secretario de Agricultura y Medio Ambiente del municipio de Apartado (zona bananera de Urabá), Wbeimar Ruiz, dijo que la actual tasa de cambio del dólar es un factor que puede equilibrar la balanza.

“No es la primera vez que este fenómeno se haya experimentado en Colombia. En algún momento tuvimos un dólar a mil 500 pesos y aun así la agroindustria sobrevivió. Ahora con una tasa por encima de 3 mil 700 en promedio, de alguna manera equilibra la balanza”, dijo Ruiz a Zenger.

Para Ruiz el “negocio base, que es la producción de banano puesta en la puerta del buque, es un negocio estable por los contratos de suministros que se tienen con los clientes habituales de la cadena logística del comercio internacional bananero”.

Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas