Menu

Escritora es condenada a prisión por presunto tuit de ‘No me gustan los hombres’

La escritora planea apelar, con el alegato de que la fiscalía manipuló su publicación.

Una mujer turca recibió una sentencia de cinco meses y 18 días por “insultar a los hombres” en un tuit, que el tribunal escuchó que decía: “No me gustan los hombres”.

Pinar Yildirim, de 34 años, autora e influencer que hace campaña por los derechos de las mujeres, dijo que encarcelar a una mujer por la declaración que tuiteó resulta poco sensato en un país donde “las mujeres son humilladas, insultadas y acosadas en todos los campos”.

Sin embargo, dejando eso a un lado, dijo, lo realmente impactante es que fue sentenciada por algo que, en primer lugar, ni siquiera escribió, como se puede ver en el tuit, que todavía está en línea.

Yildirim decidió publicar el comentario en Twitter, donde tiene 1.9 millones de seguidores, después de una declaración de las autoridades de los medios turcos que insinuaba que ver contenido de Netflix fomenta la homosexualidad.

La acusación de la Fiscalía General de Anatolia declaró que se informó que Yildirim, conocida como Pucca en Twitter, había realizado publicaciones que humillaban públicamente a otras personas por motivos de clase social, religión, secta, género y diferencias regionales.

La influencer y escritora Pinar Yildirim planea apelar su sentencia de prisión. Ella afirma que la fiscalía alteró el contenido de la publicación en las redes sociales, lo que condujo a su condena. (@puccito/Zenger)

“RTUK [el Consejo Supremo de Radio y Televisión] hizo una declaración de que el contenido de Netflix fomenta la homosexualidad. Hicieron que se eliminara a un personaje gay de la serie llamada Ask 101 [Amor 101]. Publiqué este tuit basado en eso. Una persona sensata sabe que no por ver televisión, él o ella se volverá gay”, dijo.

“He visto tantos programas de televisión gay, he terminado película tras película, ¡y no, no! Todavía me gustan las personas del sexo vil y sin carácter que llaman hombres …”

Pero cuando la escritora llegó a la corte, la frase “todavía me gustan los hombres” se había cambiado a “no me gustan los hombres” en el expediente, dijo.

Yildirim está apelando la sentencia.

Dijo que su condena era un “caso sin precedentes” en el país.

“Recientemente, el tribunal decidió no procesar a un individuo masculino que agredió verbalmente a una periodista y, lo más importante, la amenazó de muerte”.

“Las mujeres son humilladas, insultadas y acosadas en todos los campos, y nuestros tribunales prefieren ser insensibles a estos asuntos por alguna razón”.

“De manera sistemática, cierto grupo ya estaba denunciando mis tuits a la policía. Voy a la comisaría casi todas las semanas para testificar”.

“La mayoría de la gente no pensaba que este caso fuera a prosperar, y todos quedaron sorprendidos, por supuesto. Excepto por un pequeño grupo de sujetos que se regocijaron. Incluso la sentencia de prisión no fue suficiente para ellos, también hay aquellos que me quieren muerta y escribieron detalladamente cómo iban a violarme”.

“Las mujeres son humilladas, insultadas y acosadas en todos los campos, y nuestros tribunales prefieren ser insensibles a estos asuntos por alguna razón”, dice Pinar Yildirim. (@puccito/Zenger)

Al hablar sobre lo que debe cambiar en la sociedad turca para que mejore la situación de las mujeres en el país, Yildirim dijo: “los hombres”.

Ella no cree que las mujeres reciban el mismo trato que los hombres.

“Cada semana, muere una mujer a causa de la violencia doméstica. Estos asesinatos son romantizados en la prensa y presentados como ‘asesinatos por amor’”.

“Ni siquiera quiero hablar del acoso en el trabajo … No podemos ni siquiera salir a la calle al mismo tiempo que los hombres, porque si nos pasa algo, dirán, ‘¿qué estaba haciendo ella ahí a esa hora?’”.

“Es muy difícil definirse como feminista en Turquía. Los hombres deciden si eres feminista o no”.

“Es irritante incluso tener que hablar de esto en 2021. ¿El trato ya debería ser el mismo para todos, o no?”

Según las Naciones Unidas, el 38 por ciento de las mujeres en Turquía ha sufrido violencia física y o sexual por parte de su pareja.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone