Menu

Jamal James quiere la revancha contra Yordenis Ugas para vengar la única pérdida de su carrera profesional

El invicto boxeador ruso Radzhab Butaev se encuentra en el camino del campeón del peso welter de la WBA.

El campeón (regular) de peso welter de la WBA, Jamal James, defenderá su título contra el ruso Radzhab Butaev el próximo sábado en la noche.

Pero James quiere más, mucho más, que solo obtener una victoria este sábado, pues quiere llegar a la revancha contra el único hombre que lo ha podido derrotar en el mundo del boxeo profesional: el (súper) campeón del peso welter de la WBA, Yordenis Ugas.

“Jamal James se ha abierto camino hasta los peldaños superiores del peso welter”, dijo Tom Brown, presidente de TGB Promotions. “Jamal estará un paso más cerca del estatus de élite si puede vencer al invicto Radzhab Butaev”.

James ha noqueado a dos de los siete oponentes a los que se ha enfrentado en su carrera en los 66 kilos, un camino en el cual se convirtió en el campeón (regular) de la WBA a través de una decisión unánime sobre Thomas Dulorme en agosto.

La derrota de James a manos del boxeador cubano Ugas ocurrió por medio de decisión unánime, en un combate de diez asaltos en agosto de 2016. James, también conocido como “Shango”, aceptó, con una preparación de solamente tres días, entrar al cuadrilátero como remplazo del oponente original de Ugas, Bryant Perrella, quien había sufrido una herida en su pulgar.

“Estaba demasiado confiado, tomando un combate que era inminente, pero mi ritmo y todo lo demás estaba fuera de balance”, dijo James, de 33 años. “Intente acertar golpes contundentes en lugar de simplemente boxear con él. Fue una dura pero excelente lección. La pelea contra Ugas es una que deseo rehacer, y ganar el siguiente combate podría darme esa oportunidad”.

James, de 1.87 metros de estatura, (27-1, 12 nocauts) podría obtener la revancha al superar a Butaev (13-0, 10 nocauts), de Rusia, el sábado en el resort de Mandala Bay en Las Vegas, en el evento Premier Boxing Championships de Showtime (10 p.m. ET/7 p.m. PT).

El evento preliminar involucrará al boxeador mixto Jaron Ennis (27-0, 25 nocauts) quien busca obtener su 18° nocaut consecutivo contra Dulorme (25-5-1, 16 nocauts) quien es oriundo de Puerto Rico.

Ugas (27-4, 12 nocauts) ha sido declarado como “supercampeón” por la WBA, organización que le ha preparado un combate de defensa de título contra el lituano Eimantas Stanionis (13-0, 9 nocauts). El ganador de ese combate se batirá en mazo de 2022 contra el triunfador de la contienda James–Butaev.

La WBA promulgó una resolución el mes pasado donde busca reducir el número de campeones de cada peso a uno. Actualmente, hay tres campeones por peso: súper, regular e interino.

“Realmente, la WBA debería solamente tener un campeón por peso, en lugar de tener varios campeones por ahí, preguntándose cada uno, ‘¿Quién es el verdadero campeón?’”, dijo James. “Ya que Ugas es el supercampeón y yo solamente el campeón regular, siento que el campeón regular debería ser quien tuviera esa oportunidad de pelear contra él.”

Ugas triunfo en agosto, a través de una decisión unánime, contra Manny Pacquiao, a fin de defender el título que había obtenido, a través de una decisión dividida, de Abel Ramos en septiembre de 2020.

El campeón “regular” del peso welter de la WBA, Jamal James (derecha) ganó su cinturón por decisión mayoritaria ante Aberl Ramos (izquierda) en abril de 2018. (Brian Schroeder/Premier Boxing Champions)

“Cuando nos enfrentamos, lo hice con poco tiempo de preparación y aun así resultó ser un combate competitivo que llegó a las últimas. Me gustaría ver que pasaría si ambos tuviéramos tiempo para prepararnos para el combate”, dijo James.

“Me gustaría enfrentarme a cualquiera de los grandes del deporte, pero me siento cómodo con el torneo, ya que quiero la revancha contra Ugas, en especial después de la victoria que obtuvo contra Pacquiao”.

Además de Ramos, quien perdió un combate de 10 asaltos por decisión mayoritaria en abril de 2018 contra James, Ugas comparte con James a Dulorme como un oponente. Durante una derrota por decisión unánime contra Ugas en agosto de 2017, Dulorme se recuperó de un par de caídas en el segundo asalto y contratacó, tirando a Ugas una vez durante el séptimo asalto.

“No me lo tomo de, ‘Bueno, derroté a Ramos y a Dulorme con mayor facilidad que Ugas, el cual batalló contra ellos’, ya que el estilo denota la dificultad o facilidad de los combates y mi estilo y habilidad es muy diferente a la de Ugas contra esos oponentes en específico”, dijo James.

“Tener la revancha contra Ugas sería maravilloso, sobre todo después de su victoria sobre Manny Pacquiao. Pero yo poseo un título y sé que Radzhab Butaev quiere obtenerlo. Me tomo a Butaev con total seriedad. Si Dios lo permite, seré victorioso y podré enfrentarme a Ugas o a cualquiera de los otros grandes nombres del boxeo”.

Apodado “The Python”, Butaev ganó su último combate en diciembre de 2020, al noquear en el tercer asalto a Terry Chatwood, quién entró al cuadrilátero con un récord de 9-0-1 (5 nocauts)

“Hemos estado entrenando duro todo el año para este combate. Todo está saliendo bien y estoy emocionado de compartir el cuadrilátero contra James”, dijo Butaev.

“He visto como pelea James y será un enfrentamiento de estilos. Prometo llevar la guerra al cuadrilátero y hacer de esta una pelea emocionante. Empezaré a escribir mi historia el 30 de octubre.”

James y Butaev comparten a Janer Gonzalez como oponente, el cual tenía un récord de 19-0-1 (15 nocauts), antes de ser derrotado por ambos.

Butaev ganó un combate de ocho asaltos contra Gonzalez por decisión unánime en noviembre de 2017, mientras que James lo tumbó en la sexta ronda de su siguiente combate, en febrero de 2019.

“Sé que Butaev estará listo porque yo poseo el título y, en el nivel en el que estamos, todos están dando lo mejor de ellos”, dijo James. “Pero él no posee la misma experiencia que yo tengo. Este es un deporte peligroso y yo puedo luchar, ganar y dejar salir mi ingenio de muchas maneras”.

Desde que perdió ante Ugas, James cuenta con la victoria en un combate de diez rondas con decisión unánime contra el antiguo desafiante al título mundial “JoJo” Dan ion (en julio) y un nocaut en el tercer asalto contra el campeón mundial interino del peso welter Diego Chaves (diciembre), ambos en 2017. La victoria sobre Ramos precedió al nocaut en el segundo asalto de Mahonri Montes en agosto de 2018.

Tras derrotar a Gonzalez, James ganó una decisión unánime contra el antiguo campeón zurdo, Antonio DeMarco, en julio de 2019.

“He usado mi tamaño para ganar desde la distancia y he usado mi habilidad en el centro del cuadrilátero”, dijo James. “Lo he hecho con todo éxito, de tal manera que no dejo que la cámara o las luces me jueguen trucos en la mente. Eso no cambiará cuando esté compartiendo el cuadrilátero con Butaev el próximo sábado.”

El contendiente invicto del peso welter, Jaron Ennis (derecha), quien anotó un nocaut en el sexto asalto sobre el excampeón Sergey Lipinets (izquierda) en abril, intentará incrementar su racha de 17 nocauts consecutivos el sábado ante Thomas Dulorme. (Amanda Westcott/Showtime)

Mientras tanto, Ennis trata de mantener la tradición del buen boxeo de Filadelfia, la cual produjo campeones de la talla de Joe Frazier, Bernard Hopkins, Steve Cunningham, Danny García, Julian Williams, Stephen Fulton y muchos más.

“Jaron Ennis pertenece a la conversación. Es un monstruo, equipado con un talento explosivo del siguiente nivel”, dijo Cunningham, dos veces campeón de peso crucero retirado, de 45 años. “Hay cosas que hace Jaron en el cuadrilátero que te dejan preguntándote, ‘¿Cómo hace eso?’ En mi opinión, Jaron está destinado a ser el campeón unificado e indiscutible del peso welter”.

Nombrado por la Ring Magazine como el “Prospecto del año” en 2020, Ennis ha adoptado el largo linaje de pugilistas antiguos y modernos oriundos de la ciudad del amor fraternal. En su último combate, en abril, Ennis obtuvo un nocaut en el sexto asalto, contra el antiguo campeón Sergey Lipinets, quién entró al combate con un récord de 16-1-1 (12 nocauts), antes de ser noqueado por primera vez en su carrera.

Los últimos dos combates de Dulorme fueron las derrotas por decisión unánime contra James, en agosto de 2020, y el invicto Stanionis, en abril.

“Dulorme es un buen luchador, no le quito mérito. Ha peleado contra muchos grandes talentos, incluyendo campeones mundiales. Pero Dulorme debe irse, ya que me encuentro en otro nivel ahora”, dijo Ennis, de 24 años, quien fue entrenado por su padre, Bozy.

“Tengo muchos fans de Filadelfia que vendrán a ver el combate. Se sentirá como si estuviera peleando en casa. Me encantaría seguir peleando en Las Vegas, traer a la gente de ‘Philly’, y que sea mi segundo hogar. Vengo a apoderarme del peso welter y él se encuentra en mi camino. Vengo por todos los cinturones”.

Traducción de Mario Alberto Vázquez; editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone

Recommended from our partners