Menu

VIDEO: Recuerdo afilado: capitán de barco encuentra diente de megalodón, el antiguo tiburón gigante

El fósil de veinte millones de años de antigüedad pertenecía a un animal capaz de tragarse a dos hombres adultos de un mordisco.

Un capitán de un barco de Florida encontró un diente de 15 centímetros que pertenecía a un megalodón, el tiburón prehistórico.

Michael Nastasio, quien buceaba en la costa de Venice, en Florida, cuando encontró este singular objeto, dijo que “No podía quitarle los ojos de encima”.

Los megalodones (cuyo nombre significa “diente largo”) conforman una especie de tiburón que vivió hace unos 23 millones a 3.6 millones de años, desde la era Mioceno temprana hasta la era Plioceno. Su descendiente más cercano es el gran tiburón blanco, considerado como uno de los depredadores más grandes del planeta.

Nastasio, propietario de Black Gold Fossil Charters, dijo que encontró el diente de 15 centímetros en una región del Golfo de México conocida por los dientes de tiburón encontrados en el lecho marino de la zona.

Aunque Nastasio ha encontrado varios dientes de tiburón, dice que este es tan impresionante que planea quedárselo.

“Estoy tan feliz que estoy temblando de la emoción”, escribió en su Facebook, tras el descubrimiento.

El diente de megalodón de 15 centímetros proviene de uno de los depredadores más grandes que vivió en la Tierra, hace 20 millones de años. (Michael Nastasio/Zenger)

“He cazado tesoros por casi 11 años y he dirigido mi propia compañía por cerca de un año”, dijo. “He encontrado miles de dientes de megalodón y otros fósiles”.

“Paso gran parte de mi tiempo en el agua con mis clientes y llego a escucharlos bajo el agua cuando encuentran un diente. Se les puede escuchar gritar de la emoción … Es algo agradable”.

Según el Museo de Historia Natural de Londrés, los megalodones “no solo eran los tiburones más grandes del mundo, sino uno de los animales marinos que jamás se han existido. Se estima que medía entre 15 y 18 metros de longitud, tres veces más grande que el tamaño máximo registrado de un tiburón blanco”.

No ha sido posible obtener un esqueleto de megalodón completo, por lo que el museo declara que sus estimados han sido hechos al basarse en el tamaño de los dientes del animal, los cuales pueden alcanzar los 18 centímetros.

Los dientes masivos y serrados de los megalodón indican que la especie era carnívora, y se alimentaría de peces largos, delfines, ballenas y hasta de otros tiburones, dijo el museo.

“Para poder atacar presas tan grandes como son las ballenas, los megalodones debieron de ser capaces de tener la boca bien abierta. Se estima que su mandíbula mediría 2.7 por 3.4 metros de ancho, lo suficientemente ancha como para devorar a dos personas adultas que estuvieran una a lado de la otra”, menciona el sitio web del museo.

“Sus mandíbulas tenían 276 dientes dentro, y los estudios que han tratado de reconstruir la fuerza de la mordida del megalodón sugieren que este pudo ser uno de los depredadores más poderosos que han existido”.

Traducción de Mario Alberto Vázquez; editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone

Recommended from our partners