Menu

Indignación por las lecciones de torería para niños en Francia

Los manifestantes dicen que a los niños se les está enseñando a matar.

La reacción negativa contra la enseñanza a los niños del deporte taurino continúa en Francia.

Más recientemente, las protestas están aumentando en Béziers, donde los centros juveniles instruyen a los niños en torería.

Las imágenes que muestran a los niños en el aprendizaje de algunas de las maniobras suscitan una opinión pública muy dividida en el país.

Los intentos anteriores por parte de la Asociación Protectora de Animales para que se prohíban las corridas de toros en el país han sido rechazados en los tribunales.

Para los que están en contra de la tauromaquia, que los niños aprendan sobre la profesión equivale a enseñarles actos de crueldad. Mientras tanto, los aficionados quieren transmitir a la próxima generación la cultura taurina de la ciudad.

La organización local COLBAC (Comité de Enlace de Béziers para la Abolición de la Tauromaquia) lidera el movimiento de protesta. Este grupo quiere ver prohibidas las corridas de toros, especialmente la iniciación de los niños en este deporte.

“Denunciamos enérgicamente la instrucción de la tauromaquia en los centros juveniles municipales de la ciudad”, dijo la organización. “Se realizaron varias manifestaciones, y la asociación cuestionó a la Secretaria de Estado para la Juventud [Sarah El Hairy]. A raíz de esta oposición, el alcalde [de Béziers], Robert Menard, canceló una excursión al museo taurino”.

En al menos una ciudad del sur de Francia, una organización se manifiesta contra los centros juveniles que enseñan a los niños el arte de la tauromaquia. (COLBAC/Zenger)

Aunque Menard ha dicho desde entonces que todas las excursiones con tema taurino ahora requerirán el permiso de los padres por escrito, COLBAC dijo en una carta dirigida al Ministerio de Salud, Juventud y Deporte de Francia: “La tauromaquia no es una actividad de ocio como cualquier otra.

“Es una práctica violenta, que autoriza actos de crueldad hacia un animal”, dijo la organización. “Se aplaude la agonía y la muerte del toro, y su sufrimiento es totalmente banalizado e ignorado”.

La organización realizó su última marcha de protesta el 29 de septiembre, después de distribuir panfletos que decían: “Tus hijos asistirán … a excursiones vinculadas al mundo taurino. Protégelos de este espectáculo sediento de sangre”.

El presidente de la Federación de Clubes Taurinos de Béziers, Bernard Mula, dijo: “La ley no nos prohíbe ofrecer estas actividades. Si quieren cambiar la ley, deben acudir a sus parlamentarios …”.

Activistas de Béziers, Francia, de la organización en contra de la enseñanza del deporte taurino a los niños, protestan en un mitin reciente. (COLBAC/Zenger)

COLBAC dijo que el Comité de los Derechos del Niño de la ONU “instó a Francia [en 2016] a mantener a los menores alejados de las corridas de toros, debido a su violencia y al impacto negativo de esta en la psique de los niños”.

“El municipio desprecia las recomendaciones de la ONU y actúa contra los intereses de los niños para satisfacer a los clubes taurinos”, dijo la organización.

La tradición taurina en el sur de Francia se remonta al menos a 100 años atrás.

“Las corridas de toros se llevan a cabo solo en el diez por ciento del territorio nacional francés”, según la Sociedad Europea de Bienestar Animal y Canino (ESDAW por sus siglas en inglés). “A pesar de que el código penal reconoce claramente las corridas de toros como ‘actos crueles y graves malos tratos a los animales’, se permite que las corridas de toros continúen en esta zona minoritaria como una ‘tradición local ininterrumpida’”.

Traducción de Yerem Mújica, editado por Yerem Mújica y Melanie Slone