Menu

VÍDEO: Gatito ingenioso convence a los clientes de un supermercado para que le compren comida

El gatito callejero se siente en el pasillo de alimento para mascotas y deja que los clientes de Estambul hagan el resto.

Un gatito en Turquía utilizó su paciencia para hacerse de un poco de comida.

Un vídeo de Instagram muestra a un pequeño felino sentado frente a un anaquel de supermercado lleno de comida para gatos en la espera de que un comprador bondadoso le comprara un poco de comida para el animal, que aparenta ser callejero.

La escena fue filmada por Ozan Goksu, el cual estaba realizando sus compras en la tienda Rossman, en Estambul el pasado 26 de septiembre. Dijo a Zenger que, “todo mundo debería ayudar a los animales callejeros si está en su capacidad el hacerlo.”

El vídeo ha tenido más de 14 mil vistas en la página de Instagram de Goksu.

Ozan Goksu, quien publicó un vídeo de la maña gatuna en Instagram, lo alimenta afuera de una tienda en Estambul. (@ozanngoksu/Zenger)

El vídeo muestra a Goksu acercarse al animal, que está sentado frente al anaquel del supermercado. Goksu agarra un paquete de la marca de comida para gatos Whiskas y hace señas al gatito para que lo siga.

El gato lo sigue hasta fuera del supermercado, donde Goksu abre el paquete y vierte el contenido en el suelo.

“Tras compartir el vídeo, recibí muchos comentarios y mensajes de apoyo. También me contactaron otras personas que han visto al gatito,” dijo Goksu.

“Resulta que este gato callejero suele deambular cerca de la tienda Rossman y, cuando tiene hambre, hace el mismo truco que hizo conmigo a otros compradores.”

El usuario de Twitter Bayirturbu escribió: “¿Es ese el Rossman de Kadikoy? ¡Yo caí en la misma trampa gatuna!”

Ozlem escribió: “El gato es un cliente regular. Siempre se sienta a esperar enfrente del anaquel de comida para que la gente le compre un poco. Al igual que muchos, yo caí en su trampa.”

El gato espera mientras Goksu paga la comida. (@ozanngoksu/Zenger)

Goksu pide a la gente que cobre conciencia en lo que concierne los animales callejeros.

“Soy un activista animal y durante los últimos dos años, he estado haciendo videos con animales, los cuales comparto en mis redes sociales para crear conciencia,” dijo.

A Estambul se le conoce como “la ciudad de los gatos” o “Catstanbul.” Es hogar a una gran población de gatos callejeros, con estimaciones que oscilan entre 100 mil a más de 1 millón.

Muchos ciudadanos turcos ven a los gatos callejeros como mascotas de la comunidad. El país tiene una política que prohíbe capturar o matar a los gatos callejeros.

El amor hacia los gatos no se detiene en las fronteras de Turquía. La Asociación Americana de Medicina Veterinaria estimó que, en 2018, 25.4 por ciento de hogares estadounidenses tienen gatos como mascotas. El gato del presidente Bill Clinton, Socks, era una de las figuras mediáticas favoritas durante la administración. El gato solía ser llevado en tours públicos a visitar asilos de ancianos y escuelas. Socks, originalmente un gato callejero, fue adoptado por la hija de los Clinton, Chelsea, cuando su papá era gobernador de Arkansas.

Traducción de Mario Alberto Vázquez; editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone