Menu

Shawn Porter: Siento que soy el boxeador número 1 del peso welter

El oriundo de Cleveland espera asegurar un combate contra el campeón de la WBO, Terence Crawford, en noviembre.

Shawn Porter bien podría ser el último hombre en pie en la división de peso welter.

El dos veces campeón ha mostrado una resistencia inigualable a sus 71 kilos, al recuperarse constantemente de las derrotas que ha sufrido a manos de rivales del más alto nivel y participar en peleas de primera.

Porter, alias “Showtime” (31-3-1, 17 nocauts), se ha sobrepuesto a derrotas contra campeones, tanto antiguos como actuales, tales como Kell Brook (2014), Keith Thurman (2016) y el zurdo Errol Spence (2019), y, de momento, se encuentra bajo consideración para participar en el combate cumbre de la división: una pelea con el campeón de los 71 kilos de la WBO y de tres divisiones, Terence Crawford (37-0, 28 nocauts), pendiente de una licitación del 14 de septiembre, o de un acuerdo en las negociaciones entre TGB Promotions de Tom Brown, quienes representan a Porter, y el CEO de Top Rank, Bob Arum, quien hace lo mismo para Crawford.

Arum confirmó a Zenger que esperan esta semana el anuncio de que la pelea Crawford–Porter podría ocurrir el próximo 20 de noviembre, en el hotel Mandalay Bay, en Las Vegas.

“Si somos capaces de negociar el combate, este ocurrirá en el Mandalay Bay, en esa fecha. Estamos en pláticas con ambos lados y hemos logrado avances”, dijo Arum. “Esperamos concluir las negociaciones al principio de la próxima semana; en ese caso, seremos capaces de anunciar el combate al final de la semana. Si se logra el acuerdo, ese es el lugar y la fecha que queremos.”

Crawford ha dicho que él “ha buscado un desafío durante años”, y Porter está dispuesto a dárselo.

“Lo mejor de mí es que estoy peleando y derrotando constantemente a los mejores luchadores de la división”, dijo Porter, de 33 años. “Mi forma de pensar es que debo permanecer sano, seguir subiendo al cuadrilátero contra los mejores boxeadores del mundo y dar lo mejor de mí en esos momentos. En estos momentos, en lo que se refiere al calibre y a la relevancia de mis posibles oponentes, Terence Crawford es el pináculo de todos ellos. No hay nadie mejor que él”.

“Durante un momento, ese puesto lo ocupaba Errol Spence y, por supuesto, sabemos el resultado de ese combate. Pero, debido a las heridas que [Spence] sufrió en su accidente [automovilístico] y a su ojo, la intensidad que habría en un combate de revancha entre los dos es menor a lo que hubiera sido. Si se habla de todos los que pueden ser el número 1 en el peso welter, mucho de lo que he mostrado me convierte en esa persona.”

“Lo mejor de mí es que estoy constantemente peleando y derrotando a los mejores de la división”, dijo Shawn Porter (izquierda). (Amanda Westcott/SHOWTIME)

Oriundo de Cleveland, Ohio, Porter se mantiene con 7-2 (dos nocauts) desde que se enfrentó a Brook, al ganar — y perder — el título de la WBC de los 71 kilos. Lleva un 10-3 (3 nocauts) en sus últimos trece combates, en las que obtuvo siete de dichas victorias contra campeones, tanto antiguos como actuales.

“Desde que firme [con Al Haymon] en 2010, la narrativa ha sido que, ‘mientras que Shawn se mantenga sano y ustedes quieran enfrentarse, los pondremos en el cuadrilátero’”, dijo Porter.

“En lo que se refiere a resistencia y permanencia en el cuadrilátero, no hay quién me supere en toda la división. Mi forma de vivir ha sido ‘hasta que deje el boxeo, daré lo mejor de mí’. Siempre he dicho, ‘conduce hasta que te quedes sin ruedas’. Y no siento que estas estén a punto de caerse”.

La carrera de Porter incluye una victoria por decisión dividida contra el actual campeón de la WBA Yordenis Ugas, y dos decisiones unánimes contra los pasados campeones de dos divisiones, Devon Alexander y Danny Garcia, así como el campeón de título de cuatro divisiones Adrien Broner y el antiguo campeón Julio Diaz. Porter también ha noqueado al campeón de dos divisiones Paulie Malignaggi y al dos veces campeón Andre Berto.

“Como mi papá suele decir, el boxeo va de ‘¿Qué has hecho por mí últimamente?’ Cuando miro a mis oponentes de la división, me siento como el número 1 en el peso welter. Defiendo y apoyo la visión de mí mismo a través de mi curriculum y los oponentes con los que me he batido”, dijo Porter, quien entrena bajo la tutela su papá, Kenny.

“Uno de mis mejores amigos de la infancia me dijo el otro día, ‘Estoy harto de verte pelear contra los mejores boxeadores a cada rato’. Pero yo estoy dentro del deporte para apantallar a la multitud y hacer la mayor cantidad de dinero que pueda, y eso significa tener que enfrentarme a los mejores. Nunca he sido igual a los demás y no pienso empezar a serlo”.

Se considera que la derrota que Porter sufrió en 2014, cuando el inglés Brook lo destronó como campeón de la IBF por decisión mayoritaria, como un esfuerzo decepcionante por parte de “Showtime”.

En una encuesta hecha por RingTV.com previa al combate, los 21 expertos en el boxeo habían estimado que Brooks perdería ante Porter, quien en ese entonces llevaba un récord de 24-0-1 (15 nocauts) y acababa de salir de su victoria de abril, donde había tumbado a Malignaggi en el cuarto asalto, así como había ganado su combate en diciembre de 2013, donde obtuvo una decisión unánime contra el zurdo Alexander por el título de división.

Brook (quien en aquel entonces tenía un récord de 32-0, con 22 nocauts y con 28 años al momento de la pelea) no era el favorito para ganar y esa sería su segunda aparición en un cuadrilátero americano, tras haber debutado en Atlantic City al tumbar a Luis Galarza en un quinto asalto en 2011.

Brook buscaba su quinta victoria consecutiva, con sus tres victorias previas obtenidas, al haber frenado a Carson Jones en el octavo asalto en julio de 2013; En 2014, tumbó en el cuarto asalto al antiguo campeón de división Vyacheslav Senchenko en octubre y, en marzo, hizo lo mismo contra Alvaro Robles en el octavo asalto.

La derrota sufrida a manos de Brook fue ligeramente vergonzosa para Porter, quien supo sobreponerse y regresar con fuerza en 2015, para noquear en el quinto asalto a Erik Bone en marzo y obtener una victoria contra Broner en junio, a pesar de que este último logró derribar a Porter de un izquierdazo en el duodécimo asalto.

“Hay cosas que he mostrado de manera constante y me convierten en el número 1″, dijo Shawn Porter (izquierda), quien derrotó al campeón de la WBA Yordenis Ugas, en 2019. (Premier Boxing Champions)

Tras caer ante el entonces invicto Thurman (26-0, 22 nocauts) a través de una decisión unánime en una “Pelea del Año” en junio de 2016, Porter obtuvo una victoria en el noveno asalto por nocaut técnico al tumbar tres veces a su oponente, Berto. De allí, obtuvo una decisión unánime contra Adrian Granados (noviembre de 2017) y derrotó a García (septiembre de 2018).

En sus últimas 13 victorias, Porter lleva un récord de 1-1 en combates que terminan en decisión dividida, lo que le permitió defender su corona de la WBC contra Ugas en marzo de 2019, antes de perderla contra el invicto Spence, quien lo noqueó en el onceavo asalto y, de esa manera, añadió la corona de Porter a la suya de la IBF.

Pero Porter se encuentra en una racha de victorias una vez más, al obtener una victoria unánime en su combate más reciente, en agosto de 2020, cuando se batió contra Sebastían Formella de Alemania, quien entró al cuadrilátero con un récord de 22-0 (10 nocauts).

“Si uno ve mi historial, mi desempeño combate a combate, se podrá ver que soy capaz de constantemente hacer diferentes maniobras en el cuadrilátero para levantarme de cualquier derrota,” dijo Porter.

“No hay otro boxeador en la división que ponga en el cuadrilátero el tipo de versatilidad en cuestión de velocidad, fuerza, poder, condicionamiento y atletismo que yo tengo. Soy el único en toda la división welter con esa combinación.

Brook ha sido noqueado tres veces; el primero fue un nocaut técnico a manos de Gennady Golovkin en septiembre, la segunda fue cuando Spence lo destronó en el onceavo asalto en mayo de 2017 y, por último, por Crawford en el cuarto asalto en noviembre de 2020.

Thurman derrotó a Garcia por medio de decisión dividida en lo que fue la primera derrota de este último en marzo de 2017 y, posteriormente, obtuvo una decisión unánime sobre Josesito Lopez en enero de 2019. Aun así, “One Time” ha estado fuera de la acción desde julio de 2019, cuando fue destronado a través de una decisión dividida contra el campeón de ocho divisiones Manny Pacquiao.

Pacquiao fue derrotado el mes pasado por medio de decisión dividida contra Ugas, quien remplazó a Spence, debido a la herida ocular. Pacquiao se convirtió en el cuarto oponente desde que el boxeador cubano perdió contra Porter.

En diciembre de 2020, Spence obtuvo una decisión unánime y unilateral sobre Garcia para defender sus cinturones de la IBF y WBC y, de esa manera, marcó su regreso al cuadrilátero tras un horrible accidente vehicular que sufrió 14 meses atrás.

Aun así, a pesar de todos los boxeadores arriba mencionados, es Porter quien, una vez más, es considerado para la pelea premier contra Crawford.

“En un combate entre Terence Crawford y yo, nadie lo ha visto dentro del cuadrilátero contra alguien de mi nivel,” dijo Porter.

“Dando un vistazo por la división, en este momento, en 2021, no se puede encontrar a alguien que se nos acerque. Por lo tanto, para mí, Terence Crawford es la cumbre por superar”.

Traducción de Mario Alberto Vázquez; editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone