Menu

Empate virtual en elecciones revocatorias en California, Newsom goza de presupuesto ilimitado, resultado dependerá de quién vote 

Los ciudadanos de California acudirán a las urnas el 14 de septiembre, para decidir sobre la destitución del gobernador Gavin Newsom un año antes de que se enfrente a la reelección.

El esfuerzo liderado por republicanos para revocar la gobernatura de Gavin Newsom en California, que apunta a su manejo de la pandemia de COVID-19, podría tener un resultado mucho más cerrado de lo esperado, dijeron analistas políticos a Zenger, incluso si la mayoría predominantemente demócrata del estado no desea verlo marchar.

Los californianos acudirán a las urnas el 14 de septiembre, para decidir si destituyen al gobernador de 53 años durante su primer término. Newsom anteriormente se desempeñó como alcalde de San Francisco y fue elegido gobernador en noviembre de 2018, con una mayoría del 61.9 por ciento frente al 38.1 por ciento obtenidos por su rival republicano, John H. Cox.

Las encuestas de opinión para la revocatoria han mostrado a Newsom por delante desde el inicio de la campaña, y la mayoría aún lo muestran con esta ventaja. Una encuesta del 29 de agosto de Trafalgar Group colocaba a Newsom por delante con 52–44 por ciento, mientras que una encuesta del 28 de agosto de SurveyUSA situó la cifra en 51–43 por ciento.

El candidato republicano por la revocatoria, John Cox, saluda a un oso de 450 kilogramos al comienzo de un mitin de campaña en el Parque Regional Miller en Sacramento, California, el 4 de mayo. (Justin Sullivan/Getty Images)

A pesar de lo anterior, algunos expertos predicen un cambio en el poder, al señalar que la popularidad de Newsom podría actuar en su contra si suficientes votantes demócratas optan por quedarse en casa el día de las elecciones, con la confianza de una victoria segura

“Mi intuición me dice que Newsom perderá por un estrecho margen”, dijo a Zenger Taylor Dark III, presidente de ciencias políticas de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles.

“Antes incluso de que se pidiera la revocatoria, las encuestas indicaron que la oposición [a la destitución de Newsom] era … del 60 al 70 por ciento de los encuestados”, dijo, y agregó que la carrera ahora podría tener un ganador por una nariz. “Las encuestas que se han realizado demuestran que se ha convertido en una carrera cada vez más cerrada”.

Pase lo que pase, el resultado del 14 de septiembre pondrá la atención nacional en una peculiaridad del sistema electoral de California: un gobernador que ganó casi dos tercios de los votos en el estado más poblado hace tres años, y que se enfrenta a una campaña de reelección dentro de un año, puede ver su puesto sujeto a la revocación por una pequeña minoría de votantes.

“Las revocaciones son muy atractivas para [los republicanos] porque favorecen en gran medida a los partidos minoritarios, el cual ha sido el caso del Partido Republicano de California durante mucho tiempo. Solo requiere un 12 por ciento de votantes registrados para activarse, lo que inevitablemente crea complicaciones para los titulares”, dijo Raphael Sonenshein, director ejecutivo del Instituto Pat Brown de Asuntos Públicos en Cal State Los Angeles.

Newsom y su esposa Jennifer Siebel Newsom saludan a sus partidarios en el evento de la noche de las elecciones el 6 de noviembre de 2018, en Los Ángeles, California, después de que Newsom derrotara al candidato republicano John H. Cox. (Kevork Djansezian/Getty Images)

El único cargo estatal que han ganado en los últimos 20 años fue a través de una destitución”, dijo Sonenshein, refiriéndose a la exitosa campaña del exgobernador Arnold Schwarzenegger en 2003, contra el titular demócrata Gray Davis, apenas 10 meses después de comenzar el segundo mandato de este último.

Sonenshein dijo que el futuro de Newsom dependerá en última instancia del nivel de participación entre los votantes demócratas, que señaló que suele ser más bajo en las elecciones fuera de año.

No obstante, Sonenshein también describe este esfuerzo, que consta de varios candidatos republicanos postulados para reemplazar a Newsom, como “efectivamente una elección primaria republicana” y una prueba para el Partido Republicano antes de las elecciones para gobernador programadas regularmente en noviembre de 2022.

El exgobernador de California Arnold Schwarzenegger posa en la inauguración de su retrato de gobernador en la Rotonda del Capitolio del Estado el 8 de septiembre de 2014, en Sacramento, California. (Justin Sullivan/Getty Images)

La historia de California permite elecciones revocatorias desde la década de 1910, instauradas en la Constitución del estado con el propósito de “permitir que la mayoría electoral contrarreste la corrupción, lo cual fue muy importante durante la Era Progresista para contrarrestar el poder de las grandes compañías ferroviarias”, dijo Richard Groper, profesor de ciencias políticas en Cal State Los Angeles.

Newsom, sin embargo, ha sido criticado por algunos sectores por su respuesta a la pandemia de COVID-19, y los republicanos que se han postulado en su contra se han comprometido a revertir sus políticas de control, tales como el mandato para el uso de mascarillas en espacios interiores. Su oponente más destacado, la personalidad de radio conservadora Larry Elder, se ha comprometido a eliminar los mandatos de máscaras y vacunas a nivel estatal.

Elder, un personaje básico de los medios conservadores desde hace mucho tiempo y un conocido crítico de la política de tendencia liberal de California, es el candidato favorito para lo que Dark llamó un “margen sustancial”, frente a una lista de alrededor de 40 oponentes que incluyen al excandidato Cox y al exalcalde de San Diego Kevin Faulconer.

Larry Elder habla en el FreedomFest 2016, en Planet Hollywood, en Las Vegas, Nevada. (Gage Skidmore/Flickr)

Elder ha sido notablemente perseguido por denuncias de violencia doméstica, racismo y misoginia.

En el pasado, pidió la eliminación del salario mínimo, criticó la decisión de 1973 de la Corte Suprema Roe v. Wade que legalizó el aborto en Estados Unidos y acusó a personas de color de “exagerar la importancia del racismo”. Tanto sus detractores como sus partidarios lo han comparado con el expresidente Donald J. Trump.

Sin embargo, Groper dijo que Elder ahora se estaba beneficiando del mayor reconocimiento de su nombre.

“Tiene seguidores muy fervientes en los círculos conservadores y encaja en el molde del tipo de candidatos que los republicanos activistas quieren poner en el cargo”, dijo Groper.

“Elder es una figura muy familiar en California, principalmente por adoptar posturas que fastidian a los liberales”, dijo Sonenshein.

Dark dijo que un candidato ampliamente conocido que apelara a la base republicana, en combinación con la pereza esperada entre los votantes en contra de la revocación, era la única oportunidad que tenía el Partido Republicano el 14 de septiembre.

“Muchos californianos no prestan mucha atención a la política estatal. Por lo tanto, las personas que tienen reconocimiento de nombre gozan de una ventaja automática” dijo, y agregó que Elder cruzaría los dedos por una baja participación. “Los demócratas ya se demuestran algo tibios acerca de Newsom, y eso seguramente favorecerá a sus oponentes, incluso si solo representan una minoría del electorado en general”.

Una empleada lleva una bandeja llena de boletas por correo para clasificar en la oficina de registro de votantes del condado de Santa Clara, en San José, California, el 25 de agosto. El registro de votantes del condado de Santa Clara se prepara para recibir y procesar miles de boletas en la elección revocatoria del gobernador Gavin Newsom, y la votación anticipada ya está en curso en el estado de California. (Justin Sullivan/Getty Images)

En caso de que el refrendo lograra una victoria inesperada, Elder podría escalar al poder con relativamente pocos votos, agregó, y señaló que había más de 40 candidatos que competían para reemplazar a Newsom.

“Lo normal es que, a través de las nominaciones de los partidos, el campo de candidatos se reduzca a dos de los más viables. Sin embargo, las revocatorias son esencialmente abiertas, por lo que quien obtenga la pluralidad de votos en este grupo ganará, independientemente del número total de boletas”, dijo Dark.

Aun así, Sonenshein dijo que se necesitaría un giro importante en los acontecimientos para que Newsom pierda el 14 de septiembre.

“[Newsom] todavía tiene un índice de aprobación favorable, y los números de las boletas tempranas de voto en ausencia muestran una tasa más alta de voto demócrata”, dijo Sonenshein.

Los representantes de campaña de Newsom y Elder no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone