Menu

Robert Guerrero se encara con Víctor Ortiz el sábado por la noche

‘The Ghost’ espera enfrentarse a un oponente con hambre de victoria, el cual viene de una pausa de tres años sin pelear.

Veinte años tras su debut en los círculos profesionales, Robert “The Ghost” Guerrero aún mantiene suficiente presencia como para co-estelarizar el evento de pago por evento más grande del año. Aunque el evento principal sufrió un contratiempo cuando Errol Spence júnior se retiró, debido a sufrir un desprendimiento de retina, la cartelera seguirá adelante, estelarizado por al legendario boxeador filipino Manny Pacquiao contra el cubano Yordenis Ugas.

En la cartelera, junto con el tan esperado combate del peso welter, también se mostrará a Guerrero, con su récord de 36-6-1 con 20 nocauts, contra el igualmente talentoso Víctor Ortiz, con su 32-6-3 y 25 nocauts. El espectáculo podrá verse completo el próximo sábado en la noche en pago-por-evento tanto en YouTube como en Fox Sports.

Las combinaciones de Guerrero resuenan con los fanáticos y es una de las razones por las cuales sigue siendo tan popular. Encima de ello, la pelea entre Guerrero y Ortiz tiene la pinta de que será a la antigua, sin dar ni pedir cuartel.

Zenger News contacto a Guerrero unos días antes del encuentro para discutir la pelea contra Ortiz, el como se siente rejuvenecido desde su último combate, el como quisiera robarse el espectáculo del próximo sábado y mucho más.

Percy Crawford entrevistó a Robert Guerrero para Zenger.


Zenger: ¿Cómo te ha ido?

Guerrero: Me está yendo genial.

Zenger: Vienes con una racha de tres victorias consecutivas, has peleado 45 combates a lo largo de tu carrera y acabas de cumplir 38 años. ¿Cómo te sientes físicamente?

Percy Crawford entrevistó a Robert Guerrero para Zenger. (Heidi Malone/Zenger)

Guerrero: Me siento muy cómodo y estoy listo para darlo todo. Estoy emocionado. No puedo esperar más. Durante toda esta porquería que ha sido la pandemia, he estado adentro del gimnasio, entrenando. Tengo suerte en ello, ya que tengo mi propio gimnasio, así que pude estar allí todo el día sin problema.

Rubén Guerrero, padre y entrenador de Robert Guerrero, le venda las manos. (Team Guerrero)

Zenger: Suena a que estás fresco y listo para lo que venga. Tu último combate fue en septiembre de 2019. ¿Cómo se siente haber dejado a tu cuerpo descansar y presionar el botón de reinicio?

Guerrero: Realmente sí me revitalizó el haber podido tomarme un tiempo libre, descansar. Como no tuve peleas asignadas durante todo el año, realmente puede descansar todo lo que necesitaba. Todo luchador activo en temporada de luchas debe de procurar estar en forma todo el tiempo. Tienen que estar listos, ya que las fechas de los eventos son muy limitados.

Por eso mismo, al saber que, debido a la pandemia iba a tener un año muerto, sin luchas, pude relajarme, dejar que mi cuerpo sanara y no pensar para nada sobre el box. Puede despejar la mente y poner todo en orden para volver a empezar. Durante dos, tres meses, no hice nada relacionado con el boxeo. Pude regresar al gimnasio, empezar a entrenar y prepararme para lo que venga y, pues, heme aquí.

Zenger: Debido al hecho de que ambos viven en California, ¿alguna vez te has cruzado con Ortiz?

Guerrero: Nunca hemos entrenado ni hecho sparring juntos ni nada por el estilo. Tendré que averiguarlo una vez que ambos pisemos el cuadrilátero. Hablamos cuando nos vemos; nos decimos, “Hey, ¿cómo te va?” y cosas por el estilo, pero ya veremos que pasará el sábado. Esta es una de esas peleas que se veía venir desde hace tiempo.

Zenger: Víctor lleva casi tres años sin pisar el cuadrilátero, así que supongo que verás a un boxeador con hambre de triunfo.

Guerrero: ¡Oh, definitivamente! Estoy seguro de que anhela volver al cuadrilátero, pero yo también lo deseo con ganas. He estado fuera de él por año y medio, pero ya es hora de regresar. Es hora de pelear y estoy emocionado por ello.

Zenger: Has estado haciendo esto por mucho tiempo, así que supongo que el hecho de que la batalla vaya a ser zurdo contra zurdo no es algo que te moleste.

Guerrero: ¡En lo absoluto! He tenido un buen número de contrincantes zurdos, así que es solo cuestión de estar preparado. En especial contra luchadores como Víctor, que es alto y fuerte y le gusta dar todo desde un inicio. Estoy listo para ello.

Zenger: Dado su inactividad, ¿crees que tendrás la oportunidad de tomar ventaja desde un principio y poner a prueba su resistencia, a fin de asegurarte que aún la tiene?

Guerrero: ¡Por supuesto! Vamos a ir probando las aguas para ver de lo que es capaz. Así es como yo soy. Si todo se reduce a mi habilidad para meterle presión y de ahí asegurarme la victoria, es lo que haré. Solo es cosa de ver como se desarrolla la pelea. Y ahí es donde da su valor toda la experiencia que tengo.

Zenger: Viendo todo lo que has logrado, ¿aún tienes metas que cumplir dentro del deporte, o prefieres tomar cada combate por separado?

Guerrero: Es cosa de combate por combate. Mi carrera se basa en estar en forma y estar listo. Estoy envejeciendo, por lo que tengo que readaptar mi estilo de pelea. Tengo que ser inteligente. No solo como luchador, sino también como ser humano. Uno siempre quiere saber cómo enfrentarse a las cosas y tomar decisiones de forma correcta. Es por eso que te digo, “¡Vamos!” Estoy listo para ver hasta dónde puedo llegar.

Zenger: La cartelera sufrió cuando anunciaron que Errol Spencer junior no podría participar, pero aun así, podremos ver un grandioso combate, entre el legendario Manny Pacquiao y el boxeador capaz de enfrentarse a quién sea inclusive con poca antelación, Yordenis Ugas, así como también veremos lo que promete ser una pelea entre dos luchadores implacables, Guerrero contra Víctor Ortiz. ¿Qué significa para ti el ser incluido en una batalla tan grande en un evento tan importante como este?

Guerrero: Es increíble. Simplemente el hecho de que mi nombre está en la cartelera y tener que luchar el combate secundario del evento es increíble. Siempre he sabido cómo dar un buen espectáculo. Todo mundo sabe que yo fui el primer luchador en estar en la PBC [Premier Boxing Champions]. Fui seleccionado por esa razón. Y siempre he sido capaz de entrar al cuadrilátero y dejar a la gente al borde de su asiento. Siempre me encargo de cumplir mi parte como boxeador, y ser un profesional dentro del deporte durante tanto tiempo ha hecho que la gente me conozca. Y este sábado no será diferente. Planeo llegar y hacer lo mío, ni más ni menos.

Manny Pacquiao habla dentro de un centro comercial en su ciudad natal de General Santos, Filipinas, en mayo de 2015, tras haber perdido su pelea de unificación de títulos contra Floyd Mayweather en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, Nevada. (Jeoffrey Maitem/Getty Images)

Zenger: Has comentado que eres una versión más madura de ti mismo, pero también mencionaste que has estado constantemente en peleas de alto octanaje. ¿Cómo puedes combinar estas dos partes de ti para obtener la victoria el próximo sábado?

Guerrero: Mira, el sábado solo tengo que acertar unos buenos golpes y ya. Acertar unos golpes, terminar mi trabajo y regresar a casa.

Zenger: Siempre es un placer hablar contigo, y aún más, verte pelear. Buena suerte el sábado, hablaremos de nuevo pronto.

Guerrero: Ya verás cómo se pondrá el sábado. Va a ser una pelea increíble. Víctor Ortiz y yo daremos pauta al evento secundario que abrirá el camino del evento central. Ugas y Pacquiao también será un combate increíble, así que espero haberme robado los reflectores para cuando entren al cuadrilátero.

Traducción de Mario Alberto Vázquez, Editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone