Menu

VIDEO: El horror avanza conforme la inundación se traga a la ciudad

Por lo menos 70 personas murieron durante severas inundaciones en la región del Mar Negro, al norte de Turquía.

Fallecieron al menos 70 personas en una inundación luego de que cayeron lluvias torrenciales al norte de Turquía, la semana pasada.

Una de las ciudades más afectadas es Bozkurt, en la provincia de Kastamonu, donde por las calles estrechas corrieron las aguas de la inundación del río cercano crecido por la lluvia.

La residente Sumeyra Ergin Felek grabó un video dramático en su teléfono, en el que muestra el torrente de agua que se tragó a la ciudad en cuestión de minutos. Las casas en la ribera quedaron atrapadas en las aguas de la inundación en segundos, y se ve que una persona que intentaba proteger su automóvil del agua se desplaza rápidamente y desaparece en el torrente.

Un desplegado de la Dirección de Gestión de Emergencias de la Presidencia (AFAD, por sus siglas en turco) dijo que los 70 muertos por las inundaciones incluyen 60 personas en Kastamonu, nueve en la provincia de Sinop, y uno en la provincia de Bartin.

Ocho personas han sido hospitalizadas, y continúa la búsqueda de 77 desaparecidas.

En Kastamonu, la provincia más afectada por la inundación, se han desplegado 4,365 personas, 540 vehículos, 32 ambulancias, un helicóptero, un dron, un vehículo aéreo no tripulado y otros equipos para ayudar en los esfuerzos de rescate y recuperación.

“La inundación es uno de los mayores desastres que he visto jamás”, dijo el Ministro del Interior de Turquía, Suleyman Soylu. “Aquí tenemos por delante un trabajo largo e intenso. Estamos tratando de mantener alta la moral de nuestros ciudadanos. Este trauma no es fácil”.

Soylu tuiteó que las donaciones depositadas en cuentas de apoyo a desastres por incendios e inundaciones incluyen 5 millones de dólares de Estados Unidos, 44 mil liras turcas (5,194 dólares) y 4,770 euros ($5,616).

“Haremos todo lo que podamos para aliviar el sufrimiento de nuestros ciudadanos”, dijo Soylu.

El alcalde de la ciudad de Gaziantep, en el sureste del país, también ofreció apoyo. Fatma Sahin, tuiteó: “Decidimos cancelar el #GastroAntepFest, del 16 al 19 de septiembre de este año, debido a desastres naturales. Como #GaziantepBüyükșehir, transferiremos el presupuesto que hemos designado para este festival a nuestras instituciones relevantes para enviarlo a las regiones afectadas por el desastre”.

Dadas las cantidades récord de lluvias, inundaciones y deslaves, los rescatistas en Turquía han estado abrumados durante más de un mes. La situación está exacerbada por los más de 200 incendios forestales que han ocurrido en el suroeste del país desde el 28 de julio, los cuales han destruido vegetación y bosques que habrían podido frenar el agua.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone