Menu

VIDEO: Dramática batalla para salvar una central térmica en Turquía de un incendio forestal 

Los incendios forestales devastaron la región durante una semana.

En el sur de Turquía, en la zona del mar Egeo, una central eléctrica de carbón fue desalojada, al igual que un pueblo cercano, después de que incendios forestales amenazaran toda la región.

El incendio cerca de la central térmica de Kemerköy, en la provincia de Muğla, finalmente se extinguió el jueves después de una larga batalla.

El incendio se originó en Milas a finales de julio.

Los camiones de bomberos y los tanques de agua se colocaron alrededor de la planta para protegerla. A pesar de la amenaza de vientos fuertes e impredecibles, el fuego no alcanzó los edificios principales de la planta.

El personal de Kemerköy fue desalojado por la noche. También se despejó la zona de materiales inflamables. Los árboles alrededor de la planta de energía se cortaron para evitar la propagación, y se cavaron trincheras para agregar más protección, según los informes.

El alcalde de Milas, Muhammet Tokat, anunció en las redes sociales la evacuación de las áreas cercanas de Oren, Alatepe, Kultak, Pinar, Camliica, Bayir, Basil, Demirciler, Bagdamlarıi y Karacaacaca.

El Ministerio de Agricultura y Silvicultura dijo que se han controlado 167 incendios en 33 provincias en los últimos días. Sin embargo, siguen ardiendo 16 incendios en siete provincias.

El ministro de Salud, Fahrettin Koca, dijo que murieron ocho personas, y mil 170 resultaron heridas en los incendios forestales desde el 28 de julio.

Los medios que apoyan al gobierno en Turquía informaron que la Iniciativa de los Niños del Fuego, vinculada al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK por sus siglas en kurdo), se atribuyó la responsabilidad de iniciar incendios que devastaron la Riviera turca.

El gobierno de Turquía considera al PKK como una organización terrorista.

Según lo declarado, la Iniciativa de los Niños del Fuego dijo que los incendios se produjeron en respuesta a “los turcos fascistas que invadieron y explotaron nuestro país y saquearon y quemaron nuestra naturaleza”.

El presidente Recep Tayyip Erdoğan visitó el sábado la ciudad suroccidental de Marmaris, otro complejo turístico costero que ha sido declarado zona de desastre.

Erdoğan también anunció el arresto de un sospechoso acusado de provocar un incendio en un bosque local.

“Hay un detenido en Milas. Si esto es sabotaje, debemos castigar a los responsables”, dijo durante una visita a un centro local de crisis.

Rusia, Irán, Ucrania y Azerbaiyán enviaron aviones contra incendios, y aviones similares se dirigieron a Turquía desde España y Croacia mientras los incendios continuaban. El gobierno ha enfrentado críticas de algunos que dicen que la administración estaba mal preparada para combatir incendios forestales de gran escala.

Una ola de calor en el sur de Europa ha provocado incendios forestales en el Mediterráneo, y se espera que continúe en Grecia y Turquía.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone