Menu

VÍDEO: Guardabosques liberan a osezno atrapado entre dos árboles

El rescate era peligroso porque la madre del cachorro estaba cerca.

Dos guardabosques descubrieron que un cachorro de oso pardo se encontraba atrapado entre los árboles, y lograron rescatarlo el 5 de agosto. El cachorro liberado se reunió con su madre.

Aunque los trabajadores de la provincia de Trentino, en el norte de Italia, sabían que era peligroso acercarse a un osezno mientras su madre estaba cerca, se percataron de que el cachorro tenía pocas posibilidades de bajar por sí solo del árbol en el que se encontraba.

Una de sus patas había quedado atrapada entre dos árboles en el Val di Non, en el área de San Lorenzo Dorsino.

Los guardabosques realizaban controles de rutina en el área cuando escucharon lo que parecía ser un animal en peligro.

El Cuerpo Forestal de Trentino estableció una operación de emergencia para asegurarse de que el osezno, que según se informa tiene menos de un año, fuera liberado sin que los rescatadores se pusieran en riesgo de ser atacados por la madre osa.

Las autoridades de Trentino publicaron un vídeo que muestra cómo la madre miraba un helicóptero mientras se acercaba al cachorro cuya pata había quedado atrapada entre los árboles. La madre osa desapareció en el bosque poco tiempo después.

Dos guardabosques se acercaron hacia el cachorro que luchaba. Parecía correr el riesgo de romperse la pierna cuando se retorcía y giraba para liberarse. Uno de los guardabosques se preparó para liberarlo con una motosierra tras comprobar que la madre no estaba cerca. Con cuidado, removió un árbol pequeño antes de cortar el árbol más grande. Tras este corte, el tronco y el osezno cayeron al suelo.

Una vista desde un helicóptero muestra al osezno cuando los guardabosques se le acercan. Son ellos quienes finalmente lo rescatan. (Provincia autonoma di Trento/Zenger)

La madre, que estaba cerca, pero oculta a la vista, se reunió con el cachorro que corrió hacia el bosque en su dirección. Al parecer, el osezno no sufrió lesión alguna por el incidente.

Los trabajadores forestales estaban protegidos por perros. También llevaban spray contra osos y, si era necesario, un arma como último recurso para defenderse.

Las autoridades forestales instaron a los visitantes a revisar el mapa que les permite saber dónde se encuentran las osas madres y los oseznos. Aconsejaron al público que evite el contacto con los osos y que nunca los alarme.

Hay alrededor de 90 osos en la provincia de Trentino. La especie, que había sido catalogada como en peligro de extinción, ahora se considera estable, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La población ha aumentado en Italia a partir de un programa de reintroducción de osos pardos en la región alpina.

Traducción de Gabriela Alejandra Olmos; editado por Gabriela Alejandra Olmos y Melanie Slone