Menu

VIDEO: Mujer se casa con la montaña del Arca de Noé en protesta de la violencia de género

Una motañista llevó vestido de boda al volcán para evidenciar crímenes contra las mujeres y los niños.

Una joven turca trató de conseguir la atención en la lucha de la violencia contra mujeres y niños al casarse simbólicamente con una famosa montaña mencionada en la Biblia como el lugar en el que el Arca de Noé encalló.

Sevgul Eraslan, maestra de arte de 33 años que ha practicado el montañismo durante cuatro años, llevó a cabo una ceremonia simbólica en el Monte Ararat, en la provincia turca de Agri, el 24 de julio.

El monte Ararat es un volcán complejo y es la montaña más alta de Turquía, con 5,137 metros de altura. Se le menciona en textos religiosos, incluida la Biblia, como el lugar de encallamiento del Arca de Noé después del gran diluvio.

Después de escalar el monte Ararat con un grupo de 30 personas, en la cima, Eraslan tomó el vestido de novia que traía en su mochila y se lo puso.

Eraslan dijo que sus compañeros montañistas estaban sorprendidos por la “boda”.

“Solamente una persona de entre el grupo que vino al monte Ararat sabía de mi plan. Otros montañistas estaban muy sorprendidos cuando me puse el vestido de novia, y me felicitaron”, dijo.

“Cuando compartí las fotografías en las redes sociales, hubo personas que creyeron que realmente me estaba casando con un hombre”, dijo.

Sevgul Eraslan dijo que los otros montañistas se sorprendieron cuando, en la cima del monte Ararat, sacó un vestido de novia de su mochila y se lo puso para un “matrimonio” simbólico con el fin de llamar la atención sobre la violencia contra mujeres y niños en Turquía. (Cortesía de Sevgul Eraslan) 

Pero el significado del gesto de Eraslan consiste en su oposición a la violencia contra las mujeres y los niños turcos.

Según información de la ONU Mujeres, cuatro de cada diez mujeres turcas están expuestas a la violencia física o sexual, y tres de cada diez se casan antes de los 18 años. Y entre aquellas que se casan a los 18 años, 48 por ciento están expuestas a la violencia física.

Aunque Turquía fue el primer país en firmar y ratificar el Convenio de Estambul, que tiene como objetivo prevenir y combatir la violencia contra las mujeres, el país se retiró del acuerdo el 20 de marzo. El gobierno turco dijo que ya se estaba haciendo lo suficiente con las leyes locales, y que no se necesitaba de una carta internacional para fortalecerlas.

Sevgul Eraslan escaló el monte Ararat el 24 de julio de 2021, junto con otros 30 escaladores, y en la cumbre se casó simbólicamente con la montaña bíblica para llamar la atención sobre la violencia contra las mujeres y los niños en Turquía. (Cortesía de Sevgul Eraslan)

“Como parte de la sociedad, somos conscientes del hecho de que la discriminación de las mujeres y los diversos abusos cometidos contra los niños son una afronta a los derechos humanos, y de que estos delitos causan un gran sufrimiento, no solo a las personas que han sido víctimas directas, sino también a nosotros, y nos causan daño moral a todos”, dijo Eraslan.

“Para un futuro brillante, deseo que las mujeres de todo el mundo sean más fuertes y que todos los niños estén a salvo e ilesos”, dijo.

Cuando el suceso se difundió en las redes sociales, Eraslan dijo que la gente tenía opiniones variadas.

“Algunas personas pensaron que mi idea era buena, otras la encontraron sorprendente y aguda; sin embargo, algunas la encontraron tonta”, dijo. “Pero la vieron principalmente como un mensaje simbólico y elogiaron mi valentía”.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone