Menu

Mariscales de campo y entrenadores minoritarios hacen noticia mientras se preparan para la nueva temporada de la NFL

Trío de mariscales de campo y dúo de entrenadores en jefe están en la mira de todos mientras la liga se prepara para su 102ª temporada. 

El aumento de mariscales de campo y entrenadores minoritarios en la NFL estará en la mira de todos al acercarse la nueva temporada. A la par de que la liga espera un regreso a la normalidad, lo que incluye abrir los estadios a su capacidad máxima, así como añadir un nuevo nivel a los ‘playoffs’, tres mariscales de campo negros enfrentan desafíos dentro y fuera del campo. A su vez, el legado de un entrenador con potencial de entrar al salón de la fama está ligado con su mariscal de campo entrado en años. Por último, otro entrenador busca construir su legado con un mariscal joven que no tiene el apoyo total de la organización.

Aquí está un vistazo de sus situaciones:

BRIAN FLORES — LOS DELFINES DE MIAMI

El entrenador en jefe de los Delfines, quien ya lleva tres años con el equipo, parece haber afianzado su posición en el sur de Florida. La pregunta que está en el aire es si Brian Flores será el primer entrenador del árbol de Bill Belichick en ganar un campeonato. Su primer gran decisión involucra la elección de un mariscal de campo titular, ya que los resultados de la temporada dependen de esa elección.

Se espera que Tua Tagovailoa, quien ha ganado la confianza del entrenador, sea el siguiente mariscal titular del equipo. Durante los primeros días del inicio del entrenamiento, Tagovailoa fue laudado por sus compañeros y entrenadores, debido a su gran puntería con el balón, así como por su mando sobre el equipo ofensivo durante el entrenamiento.

Flores prefiere mantener sus cartas bajo la manga, por lo que es difícil saber si tiene interés por el mariscal que inicia su segundo año. Pero, parece que sigue el manual de su mentor de Nueva Inglaterra al crear un ambiente competitivo en cada posición del equipo, lo que provoca que los jugadores se esfuercen y enfoquen al máximo.

DESHAUN WATSON — LOS TEXANOS DE HOUSTON

Hace seis meses, nadie hubiera imaginado que Deshaun Watson se mantendría como el mariscal de los Texanos de Houston para la próxima temporada. Tristemente, parece ser que este será el caso hasta que resuelva sus conflictos legales que lo mantienen fuera del campo. En enero, Watson dio a conocer al mundo del fútbol americano que no quería permanecer más en Houston, ya que no le gustaba la dirección hacia la cual el equipo de los Texanos se encaminaba.

Watson ha estado insatisfecho con los dueños del equipo por no consultarlo cuando decidieron contratar al gerente general Nick Caserio de los Patriotas de Nueva Inglaterra, y el entrenador en jefe David Culley, de los Cuervos de Baltimore. Además, Watson enfrenta 22 demandas civiles, las cuales claman que el jugador fue partícipe de un comportamiento sexual inadecuado durante masajes privados.

A pesar de ello, debido al escrutinio que Watson ha enfrentado durante la investigación, la probabilidad de que no regrese al campo de juego, para minimizar las distracciones, aumenta cada día. No se han presentado cargos criminales contra el jugador, el cual, según la opinión de varios, ha actuado de forma profesional en su enfoque al campo durante la primera semana.

LAMAR JACKSON — CUERVOS DE BALTIMORE

Si bien no es el mariscal más talentoso de la NFL, Lamar Jackson es el más polémico. Jackson, el jugador más valioso de la NFL en 2019, volvió a dar positivo por COVID-19, tal como lo hizo el noviembre pasado, a pesar de estar completamente vacunado.

Este es el último año de su contrato como novato, y el entrenador en jefe John Harbaugh aseguró a los fanáticos de los cuervos que la extensión del contrato de Jackson vendrá más temprano que tarde. Aun así, en una división (AFC Norte) donde al menos tres de los cuatro equipos tienen buenas oportunidades de llegar a los ‘playoffs’, la inhabilidad de Jackson de participar en los inicios de los entrenamientos de la temporada es un retroceso para cualquier equipo que quiera verlo evolucionar. Los Cuervos esperaban usar el entrenamiento pretemporada para hacerlo trabajar en el centro y, de esa manera, maximizar jugadas ofensivas, pero la recuperación de Jackson ha puesto un freno a ese plan. No se espera que pierda partido alguno en cuanto empiece la temporada, pero la división va a castigar cualquier error que surja, y todo el tiempo en que Jackson no esté en la cancha no sienta bien para las posibilidades de Baltimore.

DAK PRESCOTT — LOS VAQUEROS DE DALLAS 

Los Vaqueros lograron mantener a su mariscal de campo titular en una burbuja a la par de que le ayudaban a superar la horrible lesión de tobillo que le puso un alto a su temporada en 2020. Sin embargo, dos días después de iniciar el entrenamiento, Dak Prescott sufrió lo que se conoce como “tendinitis de hombro”, que le impedirá lanzar el balón por lo menos una semana y que lo mantendrá fuera del partido de inicio de pretemporada, el Pro Football Hall of Fame Game, que se realizará el cinco de agosto y enfrentará a los Vaqueros contra los Acereros de Pittsburgh.

Dado que la lesión de Prescott no es seria, se espera que el mariscal tenga una recuperación antes de que inicie la temporada en septiembre. Esta actitud de parte del equipo es considerada preventiva, ya que los Vaqueros pretenden que Prescott cure completamente su brazo y hombro, debido a que sus lanzamientos eran muy agresivos.

“Tenemos que ver como evoluciona todo,” dijo el CEO de los Vaqueros, Stephen Jobs, a DallasCowboys.com. “Obviamente vamos a pecar de cautelosos en cada paso de su recuperación.”

MIKE TOMLIN — ACEREROS DE PITTSBURGH

A pesar de que en la temporada pasada, los Acereros de Pittsburgh cojearon hasta la meta y perdieron en los ‘playoffs’ contra los Browns de Cleveland, ellos empezaron la temporada ganando 11 juegos. El entrenador en jefe Mike Tomlin jamás ha terminado una temporada con un récord de derrotas, pero, en una ciudad que aún es definida por el legado de la era de la “Cortina de Acero,” el entrenador con más experiencia en la división AFC Norte tendrá que dar su máximo para restaurar el orden, para que los Acereros regresen a la época en que dominaban AFC Central.

Pittsburgh obtuvo en el Draft al corredor Najee Harris de Alabama, para llenar el espacio que se había quedado vacío desde que Le’Veon Bell se retiró del equipo. Se espera que los Acereros regresen a la fórmula de campeonato de hacer correr el balón y tener una fuerte defensa, una fórmula que definió los primeros años de la era de Tomlin. La decisión de elegir a Harris durante el Draft era para aliviar la presión que ha tenido la ofensiva acerara desde el diciembre pasado. Tomlin nombró al entrenador de mariscales de campo, Matt Canada, el nuevo coordinador ofensivo de los Acereros, a la espera de que su talentoso equipo de receptores —dirigidos por Chase Claypool y JuJu Smith-Schuster — pueda hacer que el equipo avance más allá de la ronda de comodín en los ‘playoffs’ de este año.

Pittsburgh no ha ganado un juego de los ‘playoffs’ desde la temporada 2016. Aunque Tomlin no parece tener presión acumulada, ya que esta podría ser la última temporada de Ben Roethlisberger — futuro miembro del salón —, existe presión para que el entrenador en jefe de los Acereros logre hacer un intento de llegar al Supertazón.

Traducción de Mario Alberto Vázquez; editado por Mario Alberto Vázquez y Melanie Slone