Menu

La tecnología tiene doble cara para los mexicanos en confinamiento

A nivel región, los mexicanos son los que más usaron TikTok y Twitter, lo que conlleva tanto beneficios como preocupaciones. 

Según datos de la Asociación de Internet, en 2020, y como consecuencia del confinamiento, los usuarios de Internet tuvieron el mayor crecimiento observado en los últimos cinco años. También modificaron la forma de consumir los diferentes medios digitales y tradicionales, así como la manera en que viven la tecnología, la cual se convirtió en la principal compañía durante el distanciamiento social para algunos.

Este aumento ha sido benéfico para muchos y perjudicial para otros.

La consultora Kantar dice que los consumidores invierten más tiempo en los medios digitales, los cuales fueron los predilectos durante el aislamiento. Los mexicanos ocupan la segunda posición en consumir más este tipo de contenidos en línea en la región e incrementaron en 62 por ciento su navegación por Internet. El 40 por ciento de los consumidores mexicanos se conecta a TV on demand y streaming, más que al inicio de la pandemia, según el reporte.

Dentro de los medios digitales, Youtube, Facebook e Instagram son las plataformas digitales con mayor crecimiento durante la pandemia, y México fue el segundo país con mayor incremento en este sector, dijo la consultora.

El consumo de vídeos para entretenimiento o para adquirir una nueva habilidad llevó a YouTube a ser la plataforma más solicitada durante el aislamiento, con un incremento de uso. Por ejemplo, en Brasil, el 74 por ciento de las personas aumentaron su consumo, y en México, el 67 por ciento, aunque el 66 por ciento de los mexicanos fueron más activos en Facebook.

Para Gabriel Rodríguez, analista y padre de familia, YouTube fue uno de sus principales aliados en el emprendimiento de sus habilidades culinarias.

“Comencé a buscar recetas de cosas que me gusta comer. Hay una gran variedad de videos. Puedes encontrar diferentes recetas de un mismo platillo, diferentes maneras de hacerlo, la receta fácil, la rápida, la que no requiere horno, en fin, de todas las opciones” dijo.

Algunos mexicanos aprovecharon para aprender a realizar actividades nuevas, como cocinar, mediante plataformas virtuales. Otros daban clases en línea para mantener sus ingresos o no aburrirse. (Marcelo Endelli/Getty Images)

La gran sorpresa de este año fue la aplicación de mensajería instantánea Zoom, que se convirtió en la forma de comunicación más usada por millones de personas alrededor del mundo. México destacó en el uso de esta aplicación, donde el 45 por ciento de la población la usó.

TikTok y Twitter también vieron un incremento durante el confinamiento. A nivel región, el uso que los mexicanos dieron a TikTok creció en 35 por ciento, y a Twitter, en 33 por ciento.

Sin embargo, no todos los mexicanos han visto beneficios en el uso de la tecnología y las redes sociales. Para Fabiana Riveraien, quien tiene cuatro hijos, ha sido complicado.

“Antes de la pandemia, mis hijos ya eran medio adictos a los videojuegos y esas cosas, pero bueno, iban a la escuela, veían gente, podíamos salir, pero después de tanto tiempo encerrados, ya están enajenados con los aparatos. Tengo muchos problemas principalmente con dos de ellos. No quieren despegarse de los celulares, de los videojuegos, de las redes sociales, incluso estoy pensando llevarlos a terapia”.

Algunos padres de familia se preocupen de que sus hijos pasen demasiado tiempo en línea, un problema que se acentuó con el confinamiento. (Joe Raedle/Getty Images)

La psicóloga Martha Castro dice que la proliferación que ha tenido la tecnología y las redes sociales ha afectado todas las esferas de la vida moderna.

“Sin duda, fomentan el intercambio de conocimientos, pero resulta peligrosa si no cuenta con la supervisión necesaria, pues en ocasiones es más fácil para los niños acceder a contenido inapropiado y dañino para su edad y sano desarrollo. Incluso en los adolescentes, que suponen estén más preparados o alertados para identificar factores de riesgo, existe la posibilidad de que, sin darse cuenta, proporcionen información que se considere privada, dijo.

“El otro lado de la moneda es la adicción que genera el uso de tecnologías y redes sociales, por lo que es muy importante no proporcionar dispositivos electrónicos como tablets y smartphones antes de los 12 años de edad. Es muy común, sobre todo en momentos de crisis como los que hemos vivido, que los padres para entretener a sus hijos permitan el uso excesivo de estos dispositivos móviles, y si no se combinan con otras actividades durante el día, es muy común que exista una enajenación mental”, dijo la psicóloga.

Así, a favor o en contra, los mexicanos aceptan que las aplicaciones y las redes sociales llegaron para quedarse.

Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas