Menu

El sitio web ‘River Runner’ permite a los usuarios rastrear el trayecto de una gota de agua hasta el mar

El programa también informa sobre los distintos contaminantes producidos por los humanos que afectan el recorrido del agua.

El camino de una sola gota de agua conduce a los usuarios en un viaje por los ríos de Estados Unidos, gracias a un nuevo mapa interactivo en línea.

Este viaje virtual ayuda a educar sobre algunos de los problemas de contaminación y gestión de agua que el país enfrenta.

“Lo que realmente espero que las personas obtengan de esta herramienta, además de una experiencia visual entretenida, es un entendimiento de la forma en que nuestros ríos están interconectados, y las implicaciones que esto tiene en términos de contaminantes, y del uso del agua o la agricultura,” dijo a Zenger Sam Learner, el creador del sitio.

Su inspiración para el proyecto fue la Divisoria Continental, particularmente el lado este, y la gran distancia que el agua viaja desde este punto hasta el océano Atlántico.

Casi todos los ríos contienen residuos de prácticas agrícolas humanas y desechos industriales. (Thomas Haas/Unsplash)

Learner radica en Pittsburgh, ciudad que se encuentra en la confluencia de los ríos Allegheny, Monongahela y Ohio. Eso lo hizo pensar en todos los sistemas fluviales por los que el agua viaja en su camino hacia los océanos.

“Conforme más aprendía sobre las cuencas hidrográficas de nuestro país… la conectividad de todo el sistema comenzó a resonar mucho más conmigo”, dijo.

El proyecto evolucionó de una visualización más simple del camino desde la Divisoria hasta el océano hasta una exploración más completa del estado de las cuencas hidrográficas del país.

Al seguir el trayecto de una gota de lluvia desde el lago Okeechobee, en el centro de Florida, a través de los pantanos Everglades, para llegar al Golfo de México o al océano Atlántico, surgieron algunas de sus preocupaciones.

Casi todos los ríos contienen residuos de las prácticas agrícolas humanas y sus desechos industriales. Eso significa que una gran cantidad de escorrentía agrícola contamina sus vías fluviales conectadas. Algunos de esos contaminantes, pero no todos, se filtran en el pantano.

“Esto es difícil porque cada gota de lluvia tendrá un camino único”, dijo a Zenger Todd Walter, profesor de la Universidad de Cornell. “Algunas van a fluir bajo tierra, algunas por tierra, algunas pueden cambiar de vía terrestre a subterránea y o viceversa, algunas se evaporarán y lloverán en otro lugar”.

Este es un problema generalizado en todo el territorio estadounidense.

“Hemos trasladado demasiados nutrientes adicionales a las cuencas hídricas agrícolas y urbanas”, dijo Walter. “Hemos reconectado nuestras cuencas mediante zanjas, sistemas de drenaje, etcétera, de modo que estos cuerpos hídricos son muy eficientes para drenar el agua y los contaminantes asociados desde nuestros paisajes hacia los ríos y lagos. Gestionamos parte de nuestra tierra, especialmente la agricultura, de formas que no imitan a la naturaleza”.

Estos problemas se han desarrollado durante mucho tiempo, y será necesario un esfuerzo concentrado para erradicarlos, dijo Walter.

“En los primeros dos siglos después de la colonización [de Estados Unidos], las actividades humanas deterioraron terriblemente la calidad del agua”, dijo. “En la década de los 60, había varias fotografías de nuestros ríos literalmente en llamas. Hubo grandes mejoras a partir de los años 70, pero todavía luchamos por mitigar los impactos negativos de las actividades humanas en la calidad del agua”.

Si bien el sitio de River Runner puede ayudar a los usuarios a ver dónde están los problemas en las vías fluviales de Estados Unidos, dependerá de las personas impulsar los cambios necesarios para resolver muchos de ellos.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone