Menu

VIDEO: Estrella olímpica de antaño afirma que Simone Biles debe “tener el derecho a decir que no”

Dominique Dawes habla de la salida de Simone Biles de la competencia olímpica, y sobre el cambio.

COLLEGE PARK, Maryland — La tres veces atleta olímpica, Dominique Dawes, se encuentra entre el puñado de estadounidenses que realmente podrían ponerse en los zapatos de Simone Biles, quien se retiró de los Juegos Olímpicos de Japón cuando el mundo esperaba que siguiera ganando medallas de oro. Dawes, ahora madre de cuatro niños pequeños y propietaria de una academia de gimnasia, dice que todas las jóvenes que están bajo el reflector tienen derecho a hacer lo que hizo Biles.

“Simone necesita hacer lo que sea mejor para ella misma”, dijo Dawes a Zenger en una entrevista. Biles, considerada la “mejor de todos los tiempos” en su deporte, se retiró de la final de la competencia por equipos, con la justificación de agotamiento mental. Su decisión marcó un cambio en la cultura feroz de la gimnasia estadounidense.

“Al final del día, ella es la que tiene que vivir su vida. Al igual que Naomi Osaka [la número 1 del tenis mundial japonés], quien tomó la decisión de no participar en una conferencia de prensa porque estaba preocupada por su salud mental. Los atletas deben poder decir que no”, dijo. “Si sienten que algo no es saludable para ellos, deben poder apartarse”.

Dawes era parte de las “Siete Magníficas” que ganaron oro en los Juegos Olímpicos de verano, en 1996, en Altanta, Georgia. Ella es la primera persona afrodescendiente de todas las nacionalidades en ganar una medalla de oro olímpica en gimnasia, y es la primera afroamericana en ganar una medalla olímpica en la competencia de ejercicio en piso.

Mucho ha cambiado en 25 años, dijo, con sus sucesores olímpicos como Biles más empoderados para pronunciarse por sus propios intereses.

“Cuando pienso en los Juegos Olímpicos, me recuerda el nivel de sacrificio y de compromiso y todo lo que requiere ganarse un lugar en la escena olímpica”, Dawes dijo a Zenger. “Hacíamos lo que nos decían que hiciéramos. En los años 90, entrenaban a las gimnastas literalmente para ser robots. Es verdaderamente una bocanada de aire fresco ser una madre de 44 años y atender mi voz interior ahora”.

Dawes dice que raramente sonreía durante las competencias. Pero hoy anima a las niñas, a quienes entrena a expresar emociones que no se habrían aceptado durante su carrera. Y también ella ríe mucho.

Dawes dijo que sus percepciones sobre la gimnasia cambiaron después de que se convirtió en madre.

“Creo que es importante para nuestros hijos disfrutar su niñez”, dijo Dawes, quien inició en gimnasia cuando tenía seis años.

En el documental de 2020, “Arte del Atleta” (“Art of the Athlete”). Dawes habla acerca de mudarse lejos de sus padres y sus hermanos, cuando tenía diez años. La cultura de ganar a toda costa llevó a algunas chicas a triunfar, a otras a decaer bajo tanta presión y a prácticamente todas a guardar silencio sobre el abuso sexual que muchas de ellas sufrieron a manos del ex médico del equipo nacional de Gimnasia de Estados Unidos, Larry Nassar.

“Todo lo que salió a la luz en 2016 respecto a Larry Nassar… fue la cultura de la gimnasia lo que permitió que eso se perpetuara”, dijo Dawes. “Abusó de tantas chicas jóvenes, y ahora estamos echando luz sobre una cultura que sufre de abusos físicos y psicológicos horribles. Quiero asegurarme de que nos estamos enfocando en edificar y no en derribar a los niños al construirlos para que sean campeones en la vida”.

“Realmente nos esforzamos por cambiar el espíritu de la gimnasia. Fue la cultura la que permitió el abuso de tantas niñas”, dijo Dawes sobre su propia academia.

Dominique Dawes, quien dirige su propia academia de gimnasia en Maryland, dice que enfoca su trabajo desde el punto de vista de una madre de cuatro hijos. “Quiero que las personas tengan una introducción saludable al deporte de la gimnasia”, dijo durante una entrevista en Clarksburg, Maryland, el 27 de julio de 2021. (Cortesía de Dominique Dawes)

Dawes dijo que su academia, Dominique Dawes Gymnastics and Ninja Academy, en Clarksburg, Maryland, no tiene un equipo competitivo en, y que, por elección, fomenta “un ambiente saludable” en su lugar.

“Aunque amo los deportes, ese ambiente puede ser extenuante. Lo que yo ofrezco es muy distinto. Quiero que la gente tenga una introducción saludable al deporte de la gimnasia. No se trata de construir campeones. Se trata más de niños saludables y felices en crecimiento para llegar a ser adultos saludables”.

“Como madre de cuatro hijos, veo la vida de manera diferente”, dijo. “Todos tenemos distintas fortalezas y habilidades. Veo a todos los niños allí como dotados y talentosos. Así funciona mi academia”.

De izquierda a derecha: Amanda Borden, Dominique Dawes, Amy Chow, Jaycie Phelps, Dominique Moceanu, Kerri Strug con la pierna enyesada y Shannon Miller celebran con sus medallas de oro y flores en el podio tras ganar la competencia de equipos artísticos femeninos de los XXVI Juegos Olímpicos de verano el 23 de julio de 1996 en el Georgia Dome de Atlanta, Georgia. (Mike Powell/Allsport/Getty Images)

Dawes dijo que ella y su familia estaban viendo las actuaciones del equipo de Estados Unidos en Tokio.

“Siento que todos en el mundo van a estar mirando, después de lo que hemos pasado durante el último año y medio”, dijo. “Los estamos animando”.

Dawes se casó con Jeff Thomson, un profesor en Potomac, Maryland, en 2013, y hoy son padres de una niña de siete años, de un niño de cinco años y de gemelos de 3 años.

Thompson, un exjugador profesional de baloncesto, dijo de Dawes: “Ella es increíble. Quiero elevarla como madre, esposa y empresaria. Veo el negocio como una vocación. La miro todo el tiempo y, como hombre, tengo que dejar el ego a un lado porque es muy querida, y dejar que sea la madre y la esposa. A menudo es un camino complicado de recorrer”.

Dominique Dawes celebra con un equipo infantil de atletas en Dominique Dawes Gymnastics and Ninja Academy, en Clarksburg, Maryland, el 27 de julio de 2021. Dijo que los atletas olímpicos, incluida Simone Biles, deberían poder alejarse de sus deportes, incluso en situaciones de alto nivel, si la competencia no es saludable. (Cortesía de Dominique Dawes)
La una vez estrella olímpica Dominique Dawes, ahora madre de cuatro hijos, está enfocada en crear un ambiente sano para los niños en su academia de gimnasia en Maryland. (Courtesía de Dominique Dawes)

Milton Kent, profesor de la Universidad Estatal de Morgan, que enseña periodismo deportivo, dijo que Simone Biles y su generación de gimnastas le deben mucho a Dawes y a sus compañeras de equipo. Los países de Europa del Este establecieron los estándares en gimnasia durante la década de 1990, y los estadounidenses esporádicamente fueron contendientes fuertes.

“El equipo era controlado por Béla Károlyi, el [entrenador] húngaro que tuvo una gran influencia en Estados Unidos”, dijo Kent. “Dominique tenía su propia entrenadora privada, Kelli Hill”.

Dawes no continúa con esa tradición tan dura. La mayoría de los padres, dijo: “realmente no [comprenden] el viaje y el nivel de sacrificio que se necesita para un niño pequeño”, dijo.

“Ahora entiendo las cosas en términos de mis hijos y como madre protectora”, dijo Dawes a Zenger.

“Voy a ser parte de los padres que realmente se preocupan”.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone