Menu

Aplicación ayuda a personas con dificultades de habla y comunicación

La app Voiceitt permite a personas con impedimentos del habla comunicarse con otros mediante tecnología de aprendizaje automático. 

La abuela de Danny Weissberg tuvo problemas para comunicarse después de sufrir un derrame cerebral. Si bien los visitantes tenían dificultades para comprender su habla alterada, su cuidador de tiempo completo aprendió gradualmente a entenderla.

Weissberg, un desarrollador veterano de software en empresas de alta tecnología, incluidas Radvision y HP, vio inmediatamente el potencial de la tecnología temprana de aprendizaje automático para imitar lo que el cuidador había hecho de forma natural.

Fundó Voiceitt para aprovechar esa tecnología.

La nueva aplicación de la compañía con sede en Ramat Gan, Israel, permite a las personas con un habla no estándar comunicarse y controlar los dispositivos domésticos inteligentes mediante su propia voz.

“Hace unos nueve años, vi una fuerte tendencia en la interfaz hombre–máquina. Para mí estaba claro que la voz y el reconocimiento de lenguaje se volverían importantes”, dijo Weissberg.

Voluntario desde hace tiempo con los ancianos y en Save a Child’s Heart, organización israelí sin fines de lucro, Weissberg vio esto como una oportunidad “para hacer algo más grande y crear un verdadero impacto. Dar a las personas con discapacidades la posibilidad de comunicarse tiene el potencial de cambiar vidas de manera significativa con la tecnología”, dijo.

En conversaciones con terapeutas del lenguaje, aprendió que el habla alterada es uno de los efectos que sufren muchos niños y adultos con problemas auditivos, autismo, síndrome de Down, condiciones neurológicas, así como padecimientos en la garganta o en la boca.

El experto en reconocimiento de voz Stas Tiomkin, también graduado del Instituto de Tecnología Technion-Israel, estaba investigando el aprendizaje automático en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Su antiguo profesor los presentó.

“Stas me dijo que todas las empresas importantes estaban desarrollando el reconocimiento de voz para personas con habla estándar. Pensó que mi idea no solo era única, sino también factible”, dijo Weissberg.

Modelo de habla personalizado

Esto fue en 2012, cuando los asistentes de voz empezaron a venderse en el mercado.

“La interfaz de voz se volvió dominante con productos como Siri, Cortana, Alexa, Bixby y Google Assistant. Pensamos que tal vez podíamos ofrecer algo interesante a estos grandes corporativos para hacer sus productos accesibles a una población más extensa, y a quienes más requieren estos asistentes de voz”, dice Weissberg.

Cualquier discurso atípico dificulta el uso de asistentes de voz, ya sea con problemas para pronunciar, un acento muy marcado o hablar una lengua que no es compatible con la tecnología.

“Comenzamos a desarrollar un motor de reconocimiento de voz que aprende el habla de una persona de la misma manera que lo hace un humano, y construye un modelo de voz personalizado para ese individuo”, dice Weissberg.

A las grandes corporaciones les gustó la idea.

Después del financiamiento inicial y la asistencia de lo que ahora es Israel Innovation Authority, EzraTech e inversionistas ángeles en Estados Unidos e Israel, Voiceitt ganó el concurso AI For Good  (Inteligencia Artificial para el Bien Común) de Microsoft y recibió una subvención de su AI for Accessibility Fund (Fondo para Proyectos de Inteligencia Artificial para la Accesibilidad).

“El director ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, tiene una conexión personal con el tema porque su hijo nació con parálisis cerebral”, dijo Weissberg.

Voiceitt recibió inversiones de Amazon a través de Alexa Fund y apoyo de Alexa Techstars Accelerator en Seattle. Después, se realizó una prueba piloto en colaboración con la AARP (Asociación Estadounidense de Personas Jubiladas) junto con la inversión de la misma. El exitoso piloto condujo a la integración de la API (Interfaz de Programación para Aplicaciones) de Alexa en la aplicación de Voiceitt.

“Eso quiere decir que una persona que no puede usar Alexa debido a una discapacidad del habla puede usar Voiceitt para traducir lo que dice y así poder hacer uso de Alexa”, dice Weissberg. “Esta innovación no sirve solo para la comunicación de persona a persona, sino también para hogares y autos inteligentes, para videoconferencias con subtítulos en tiempo real y muchos escenarios más”.

Weissberg señala que el Moisés bíblico, descrito con algún tipo de impedimento del habla, se comunicó a través de su hermano Aarón. “Aarón fue el que pudo entenderlo. Somos como el Aarón del siglo XXI”.

Para abrir puertas

La experiencia Voiceitt inicia con el entrenamiento del software para que reconozca el habla de una persona en cualquier idioma.

Los usuarios generan un diccionario personalizado de palabras y frases específicas que la aplicación aprende a comprender hasta en cinco minutos por frase.

“Lo entrenas para cada comando individualmente, como ‘apaga las luces’. No extrapola ‘abre la puerta’ de eso. Estamos desarrollando un soporte para el habla fluida para mayor flexibilidad y primero será en inglés. Debería estar listo dentro de un año”, dijo.

Uno de los sitios de pruebas israelíes de la compañía, el Hospital de Rehabilitación Pediátrica y Adolescente ALYN en Jerusalén, adoptó Voiceitt para permitir que los pacientes con habla atípica interactúen con Alexa en hebreo o árabe.

“En colaboración con Voiceitt, hemos podido llevar a Alexa a más clientes”, dijo Peter Korn, director de accesibilidad en Amazon Lab 126. “Nos esforzamos por hacer que todos los productos y servicios de Amazon sean lo más agradables y fáciles de usar para todos. La integración de Voiceitt con Alexa nos ayuda a hacer justo eso, al permitir a los clientes con impedimentos de habla disfrutar de todo lo que Alexa tiene para ofrecer y ayudarlos a vivir de manera más independiente”.

Voiceitt ha recaudado 17 millones de dólares de Amazon Alexa Fund, M12 (el fondo de capital de riesgo de Microsoft), AMIT Technion, Viking Maccabee Ventures, Connecticut Innovations, Cahn Capital, Quake Capital Partners, Dreamit Ventures y otros. La empresa tiene una subsidiaria en Estados Unidos.

La aplicación, disponible para dispositivos iOS, llega en un momento en que la pandemia ha dejado a muchas personas con discapacidades motoras y del habla separadas de sus seres queridos o cuidadores.

Al ofrecer la aplicación Voiceitt sin costo hasta este otoño, Weissberg, Tiomkin y la tercera cofundadora, Sara Smolley, tienen como objetivo “mitigar algunas dificultades creadas por la pandemia, para tantas personas afectadas como sea posible”.

Para más información, haga click aquí.

Aplicación ayuda a personas con dificultades de habla y comunicación” se publicó antes en Israel21C.

Traducción de Yerem Mújica; editado por Yerem Mújica y Melanie Slone