Menu

La historia de un padre que buscó incansablemente a su hijo desaparecido durante 24 años tuvo final feliz 

Después de sufrir robos, desesperación y dormir en la calle, un padre se reencuentra con su hijo secuestrado hace 24 años.

Un padre cuyo hijo fue secuestrado hace 24 años ha recorrido 500 mil kilómetros alrededor de China, en su búsqueda.

Finalmente el padre se ha reunido con su hijo.

El hijo de Guo Gangtang desapareció en 1997, mientras se encontraba sentado fuera de su casa en Shandong. Como muchos niños secuestrados por traficantes de personas, fue vendido a una familia de la provincia de Henan que quería adoptar un niño.

Miles de niños son robados en China cada año. El gobierno chino afirma que menos de 10 mil niños son secuestrados al año, pero el Departamento de Estado de Estados Unidos calcula una cifra cerca del doble.

El padre devoto, quien quedó devastado por la pérdida, emprendió una campaña de 24 años en 20 provincias para encontrar al niño. Guo gastó todo lo que tenía la familia e incluso durmió debajo de puentes mientras viajaba en una búsqueda aparentemente interminable e infructífera.

El niño secuestrado fue nombrado Xinzhen por sus padres biológicos. En esta imagen tiene dos años. (GGTSD/Zenger)

La trágica historia inspiró una película de 2015 protagonizada por el actor de Hong Kong, Andy Lau, titulada “Lost and Love“. Cuando Lau se enteró del reencuentro reciente de padre e hijo, publicó un vídeo en línea que decía: “Rindo homenaje a su determinación y años de esfuerzo, junto con los que lo apoyaron desde los servicios de seguridad pública. Espero que todos puedan unirse a mí para apoyar la lucha contra la trata de personas y que pronto puedan reunirse más familias preocupadas”.

Durante su búsqueda, el padre determinado averió diez motocicletas distintas, fue asaltado y sufrió heridas causadas por una variedad de accidentes. Gangtang empacó su vida en una maleta para viajar en busca de su hijo perdido, con una pancarta con su imagen. También inspiró a otras familias a buscar a sus hijos.

Muchos niños se reunieron con sus familiares, en parte, gracias a un sitio web que Gangtang creó. Aun así, su propio hijo, cuyo nombre de nacimiento es Xinzhen, permanecía desaparecido.

Su odisea terminó cuando la policía logró dar con una coincidencia de ADN y la familia se reunió el 11 de julio.

El padre de 51 años dijo que poder abrazar a su hijo de ahora 26 años fue un sueño hecho realidad.

“He vivido una vida de tristeza, pero ahora que encontramos a mi muchacho, habrá solamente alegría”, dijo el padre.

El niño extraviado, quien fue vendido a unos padres adoptivos, fue a la universidad y ahora trabaja como maestro, un trabajo gubernamental muy apreciado en China.

El Ministerio de Seguridad Pública de China anunció el miércoles que había confirmado la identidad del chico perdido mediante ADN tomado en junio. La policía había rastreado a la pareja que robó al niño en la provincia del norte de China, Shanxi.

El secuestro también es un problema en América Latina. En este vídeo, cámaras de seguridad captan el momento en el que un hombre logra escapar de un posible intento de secuestro al percatarse de la presencia de varios hombres armados, en el estado de Morelos. Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a septiembre ya se habían reportado 57 secuestros en esta entidad.

La pareja solamente había sido identificada por las autoridades como el señor Hu y la señora Tang, de quienes se creía que tenían una relación amorosa en aquel momento y presuntamente sustrajeron al menor.

Aparentemente ambos han sido arrestados y se encuentran bajo investigación por secuestro.

La mujer, presumiblemente, tomó al niño y luego se apresuró hacia la estación de tren donde se encontró con su novio. Luego viajaron a la provincia de Henan para venderlo.

No hubo información inmediata disponible sobre la pareja que compró al niño.

(Traducido por Yerem Mújica; editado por Gabriela Olmos.)