Menu

Pocos aguantan los chiles más picosos del mundo

De gran popularidad en México, los chiles que más pican también se usan para concursos de aguante. 

A pesar de que muchas personas disfrutan comer picante, siempre hay un chile que los hace titubear y pensar dos veces si comerlo.

Solos o en alguna mezcla especial, los chiles infringen respeto a quien los consume. Hay gente que suda y tiembla con solo escuchar la mención de este alimento, pues saben que les espera una batalla dura y una posible experiencia fuerte. Otros aman el reto y buscan estas frutas picantes para comprobar que sí pueden comerlas.

Para estos concursos, un chile que se disputa como el más picoso del mundo se llama el “Carolina Reaper”. La gente que lo ha probado sabe que experimenta una sensación casi insoportable, un “infierno” en la boca.

La denominación se basa en la “escala Scoville”, la cual mide el grado de picor de cualquier alimento derivado de chile o alguna de sus variedades.

Mucha gente prueba el chile ‘Carolina Reaper’ en concursos de comida picante. (Flickr/USDA/dominio público)

Esta escala permite ver la concentración de la capsaicina, un compuesto químico que activa la sensación de calor en los seres humanos. El chile “Carolina Reaper” alcanza más de dos millones de unidades, mientras que un chile habanero, de los más usados en México, llega hasta 350 mil unidades, para quedar en el noveno lugar de esta escala.

El “Carolina Reaper” es uno de los chiles más nuevos y de los que más se usan en los retos para averiguar quién aguanta más picante. Fue cultivado primero por Ed Currie, del estado de Carolina del Sur, y tiene una textura marcada de ‘bolitas’ y una ‘cola’ corta.

Los mexicanos usan todo tipo de chile como ingrediente por excelencia de su gastronomía.

“La gente asocia el ardor con sabor, es por eso que mucha de las personas busca condimentar su comida con algún chile o salsa. En la gastronomía mexicana la mayoría de los alimentos, si no es en su totalidad, va acompañada con algún tipo de picante, ya que mezclándola con algunos vegetales y carne de cualquier tipo se generan sabores únicos. Uno de ellos son los tacos. Estos no pueden ser concebidos sin que sean acompañados por una buena cucharada de salsa [mezcla de chiles]”, dijo Marcos Urreta Martínez, chef profesional.

Los tacos de este restaurante son tan picantes que los sirven en un ataúd.

Hay unos 64 tipos de chile usados en México, que se consiguen frescos o secos. Entre estos, los ajíes, suaves y dulces, son de origen americano, donde empezaron a cultivarse, para después ser exportados por todo el mundo. El continente americano también produce chiles muy picantes.

“Al final, los chiles son necesarios para varias culturas”, dijo Urreta Martínez. “En la historia los mexicas lo usaron como base principal de sus alimentos, al igual que el maíz y el frijol”.

“La variedad que existe en México es totalmente extraordinaria, donde lejos del picor que otorguen a los alimentos, todos tienen un sabor diferente y son ocupados para distintas preparaciones en la comida mexicana”, dijo Urreta Martínez.

Muchas empresas y agricultores aprovecharon el negocio, la creación de mezclas con chiles y sus semillas, ya que hay amantes del picante por todo el planeta, dispuestos a disfrutar de la comida bañada en su ardiente sabor, así como hay quienes se retan a probar “el chile más picante del mundo”.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)

Recommended from our partners