Menu

El estreñimiento puede ser una señal temprana del mal de Parkinson, dicen científicos

Este  síntoma no motor común podría preceder al diagnóstico de la enfermedad neurológica en hasta 20 años. 

El estreñimiento podría ser un signo temprano del mal de Parkinson.

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Goethe en Frankfurt, Alemania, han planteado la hipótesis de que el estreñimiento, un síntoma no motor común del Parkinson, podría ser un silencioso precursor del diagnóstico de la enfermedad neurológica en hasta 20 años.

Esta suposición es importante porque actualmente no existen terapias capaces de detener la progresión del Parkinson. Sin embargo, los científicos esperan que, de diagnosticarse de forma temprana, ciertas terapias que han fallado en estadios posteriores de la enfermedad puedan funcionar.

El mal de Parkinson se debe a la acumulación de pequeños depósitos de desechos de proteínas llamados cuerpos de Lewy (nombrados en honor al doctor Friedrich Lewy, quien los descubrió en 1912) dentro de las células cerebrales. Estos depósitos parecen estar relacionados con síntomas no motores del Parkinson, que incluyen ansiedad, trastornos del sueño y pérdida del sentido del olfato.

Según los científicos, los cuerpos de Lewy matan algunas de las células cerebrales que controlan el funcionamiento de diferentes partes del cuerpo, incluido el tracto gastrointestinal.

Debido a que los cuerpos de Lewy son clínicamente inaccesibles y no se pueden estudiar directamente en el cerebro, los científicos han tenido que buscar síntomas relacionados con su aparición, como el estreñimiento. Los cuerpos de Lewy pueden asentarse en el cerebro muchos años antes del diagnóstico.

Los cuerpos de Lewy pueden acechar en el cerebro desde mucho antes del diagnóstico. (Fakurian Design/Unsplash)

El equipo de la Universidad Hebrea, dirigido por el profesor Joshua Goldberg del Departamento de Neurobiología Médica, detectó un exceso de una proteína llamada alfa-sinucleína en las células cerebrales de ratones de laboratorio. Esta controla la motilidad gastrointestinal y es el principal componente de los cuerpos de Lewy.

El exceso de esta proteína provocó que las células cerebrales de los ratones se encogieran y que su actividad eléctrica se alentara, lo que afectó directamente las propiedades fisiológicas que conducen al estreñimiento. Los investigadores concluyeron que es probable que este proceso ocurra en los seres humanos durante las primeras etapas del mal de Parkinson.

“Hasta donde sabemos, esta es la primera vez que alguien ha descrito una cadena causal de eventos que conectan el impacto de la proteína alfa-sinucleína en las células cerebrales y los primeros síntomas que desde hace tiempo sabemos preceden a esta enfermedad”, dijo Goldberg.

Si bien la investigación sigue siendo hipotética para los humanos, Goldberg se muestra optimista.

“Piense en un paciente de 55 a 60 años que sufre de estreñimiento”, dijo. “Algún día podríamos diseñar una prueba basada en los cambios neuronales que descubrimos para determinar si hay un factor neuronal en juego que podría sugerir la presencia del mal de Parkinson … Confiamos que un día seremos capaces de identificar una variedad de biomarcadores, incluidos los fisiológicos, que nos permitan diagnosticar la enfermedad con más antelación que ahora”.

Goldberg trabajó con un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea, que incluía al doctor Wei-Hua Chiu, los profesores Menachem Hanani y Rami Yaka, el doctor Danny Ben Zvi y el doctor Hadar Arien-Zakay.

Los resultados se publicaron en la revista Science Advances.

Scientists believe constipation can be early sign of Parkinson’s disease se publicó por primera vez en ISRAEL21c.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone.)