Menu

Nonito Donaire retrocede el reloj y gana el título mundial de boxeo a los 38 

Derrota a Nordine Oubaali para convertirse en el peso gallo del CMB con más edad en la historia del deporte. 

CARSON, Calif. — Nonito Donaire hizo historia en el boxeo con una victoria por nocaut en el cuarto round sobre el campeón defensor Nordine Oubaali el 29 de mayo. Esto lo convierte en el campeón de peso gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) de mayor edad y uno de los pocos luchadores en ganar títulos mundiales en tres décadas diferentes.

¡El rey ha vuelto!, dijo Donaire a la multitud, después de convertirse en campeón del mundo por novena vez. El boxeador rompió su propio récord en la división de 118 libras (53.52 kilogramos), cuando derrotó a Ryan Burnett a los 35 años, en 2018. Burnett se vio obligado a abandonar la pelea en el cuarto round debido a una lesión en la espalda.

 Nonito Donaire golpea a Nordine Oubaali con un potente gancho izquierdo. (Esther Lin/SHOWTIME)

Donaire, quien cumplirá 39 años en noviembre, dijo que se siente más rápido y más fuerte que nunca. Su fuerza se dejó ver durante la breve pelea. Después de aclimatarse en un primer round, Donaire comenzó a preparar a su oponente. Lo derribó dos veces en el tercer round, antes de acabar con él en el cuarto. El elemento básico de Donaire, un poderoso gancho izquierdo, marcó la diferencia, y el árbitro terminó la contienda después de que Oubaali cayera a los 1:52 minutos del cuarto round.

Donaire, el “Filipino Flash”, llegó a la pelea como el menos favorito. Las casas de apuestas predecían 2–1 contra el invicto Oubaali, de 34 años. Oubaali, uno de los 18 hijos de una familia francesa de mineros de carbón, intentaba defender el título que ganó contra Rau’shee Warren en 2019.

Oubaali desplegó brillantes momentos de determinación, pero la brecha de experiencia fue notable. Oubaali fue dos veces jugador olímpico por Francia. Esta pelea fue su decimoctava como profesional. En cuanto a Donaire, esta fue su vigésima pelea por el título mundial.

“Nordine proviene de un entorno muy duro. Nunca tuvo un apoyo real. Ha logrado todo por su cuenta. No hay excusas. Nonito Donaire es una leyenda”, dijo el actor Saïd Taghmaoui, quien asistió al evento. Taghmaoui elogió a Donaire por estar “bien preparado mental y físicamente para la pelea”.

Además de actor, Taghamoui fue un boxeador aficionado en Francia. Se le unieron en esta ocasión varios reporteros franceses que cubrieron la pelea en Carson, California. Antes de su derrota, Oubaali era el único campeón mundial de herencia árabe, y uno de los dos únicos de Francia.

“Oubaali tenía más éxito cuando golpeaba por fuera”, dijo Souleymane Cissokho, campeón intercontinental de peso súper welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y amigo cercano de Oubaali. Cissokho asistió a la pelea como analista de la televisión francesa.

“Donaire estuvo increíble esta noche y su experiencia se dejó ver. Tiene un gancho izquierdo muy impresionante”, dijo Cissokho.

 Nonito Donaire derribó a Nordine Oubaali dos veces durante el segundo round. (Esther Lin/SHOWTIME)

La cartelera

El evento, transmitido por la cadena Showtime, también contó con una entretenida cartelera de peleas de la división de peso welter junior (140 libras, 63.5 kilos). El puertorriqueño Subriel Matías derrotó a Batyrzhan Jukembayev, de Kazajstán, por nocaut en el octavo round. Esta fue la segunda victoria consecutiva de Matías sobre un boxeador invicto.

El peso welter junior Gary Antuanne Russell derrotó a Jovanie Santiago por nocaut. La familia del primero ha producido cuatro boxeadores, incluido el campeón mundial de peso pluma del CMB, Gary Russell Jr.

Gary Antuanne Russell está en la vía de luchar por el campeonato mundial. Su victoria durante el fin de semana fue un llamado al excampeón mundial de cuatro divisiones Adrian Broner.

Pero toda la atención estaba en Donaire, quien se condujo con una calma zen en la conferencia de prensa después de su victoria, e incluso hizo referencia al Maestro Yoda de “Star Wars”.

Un largo camino para Donaire 

Hace solo unos meses, cuando todos los boxeadores salieron de circulación por la pandemia, la carrera de Donaire tenía una perspectiva muy diferente.

Esta victoria fue la primera pelea de Donaire desde que enfrentó a Naoya Inoue el 7 de noviembre de 2019. En aquella pelea, Inoue luchaba para recuperarse de una cuenca del ojo rota, y venció a Donaire por decisión de los jueces. Aquella fue considerada por muchos como una de las peleas más reñidas del año. Muchos pensaron que Donaire no se recuperaría de su sexta derrota como luchador profesional.

El gerente de promoción de Donaire, Richard Schaefer, calificó la victoria de su luchador como “sensacional e increíble”. Durante la conferencia de prensa, Schaefer sugirió que Donaire podría seguir los pasos del excampeón de peso mediano Bernard Hopkins, quien luchó hasta los 50 años.

“Si podemos lograr que esto suceda, lo haremos”, dijo Donaire a Zenger News. “Tengo que hablar con mi esposa [sobre eso] … Pero, en última instancia, para mí, se trata de llevarme todos los cinturones [de Naoya Inoue] y decidir después de eso”.

El japonés Inoue se enfrentará a Michael Dasmarinas, de Filipinas, el próximo mes para defender uno de sus cuatro títulos de peso gallo. Donaire dijo que lo más probable es que asista a esta pelea mientras presiona por una revancha contra su rival.

Aunque su objetivo es que Inoue le conceda la revancha, Donaire también ve otros grandes ajustes de cuentas en el futuro. Seguirá de cerca la batalla de agosto entre el campeón de peso gallo de la OMB, John Riel Casimero, de Filipinas, y el excampeón de peso supergallo (122 libras; 55.3 kilogramos), Guillermo Rigondeaux, de Cuba. Una revancha contra Rigondeaux, quien venció a Donaire en 2013, en una pelea de unificación, le ofrecería a Donaire la oportunidad de vengarse de una derrota por decisión unánime y de llevar más lejos su ya de por sí ilustre carrera.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)