Menu

Estalla enfrentamiento entre republicanos por auditoría de boletas electorales de 2020 en Arizona

Los resultados no podrían sacar al presidente de la Casa Blanca, pero afinarían procedimientos electorales.

La primera auditoría de la elección presidencial de 2020, en el condado de Maricopa, Arizona, ha desencadenado un enfrentamiento entre el senado estatal liderado por republicanos y los miembros del Partido Demócrata a cargo de supervisar las elecciones estatales. Algunos republicanos también se confrontan contra los miembros de su partido en el condado.

Mientras tanto, auditorías similares que comenzarán esta semana en Georgia y New Hampshire provocan debates entre demócratas y republicanos, y entre los propios republicanos.

Si bien ninguna auditoría puede sacar al presidente demócrata Joseph R. Biden Jr. de la Casa Blanca, hay mucho len juego en esta batalla altamente técnica por la integridad de la boleta electoral: las reglas de recuento de votos que serán utilizadas en las elecciones del Congreso de 2022, donde los demócratas defenderán una raquítica mayoría de nueve sillas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y el empate 50–50 en el senado estadounidense que la vicepresidenta demócrata Kamala D. Harris debe romper.

Cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos certificó a Biden como el ganador de las elecciones el 6 de enero de 2021, dejó fuera cualquier posible impugnación legal a ese resultado.

“Necesitamos descubrir qué sucedió realmente en 2020, para arreglar las elecciones de 2022, y las subsecuentes”, dijo Patrick Byrne, partidario de la auditoría de las boletas y autor de “The Deep Rig”, un libro que versa sobre las acusaciones de irregularidades en el proceso electoral de 2020.

Byrne negó que la auditoría sea un intento de revocar las elecciones presidenciales de 2020. “Si la auditoría revela que hubo una buena integridad electoral en Maricopa, comprenderemos que nuestras preocupaciones eran erróneas”, dijo Byrne a Zenger News. “Pero si resulta, como anticipamos que suceda, que muchas cosas apuntan a que la realidad es bastante diferente de lo que reflejan las cifras, entonces tendríamos que analizar todas las instituciones que fallaron”.

Los manifestantes que apoyan al expresidente Donald Trump se reunieron frente al Veterans Memorial Coliseum en Phoenix, Arizona, el 1 de mayo de 2021. Ahí es donde se contaban las boletas de las elecciones de 2020. No ha habido evidencia de un fraude generalizado en Arizona. (Courtney Pedroza/Getty Images)

La auditoría del condado de Maricopa se retrasó una semana, debido a las graduaciones programadas en el Veterans Memorial Coliseum en Phoenix, y se espera que continúe hasta junio.

Si bien los votos del condado de Maricopa se han contado ya dos veces, la auditoría actual no es técnicamente un recuento que compare los totales con los votos emitidos. Ninguno de los dos recuentos encontró irregularidades significativas.

En cambio, la presente auditoría examina dos cuestiones más amplias: si a cada votante se le permitió legalmente votar en las elecciones de 2020, según la ley estatal, y si se siguieron todos los procedimientos estatales de conteo de votos en cuanto a escanear, contar y almacenar archivos digitales. Aún no hay resultados finales, aunque el debate es acalorado, tanto en línea como en las salas de audiencias del senado estatal.

Trump culpó a los republicanos del condado de Maricopa y al gobernador republicano Douglas A. Ducey. “¿Por qué se apresura a poner a un demócrata en el cargo?”, preguntó en línea en noviembre, “especialmente cuando se están revelando tantas cosas horribles sobre el fraude electoral en la audiencia que se está celebrando en este momento”.

Stephen Richer, registrador del condado de Maricopa, respondió: “Ya no podemos ser condescendientes con estas mentiras de locos. Como partido. Como estado. Como país”. Richer es republicano y derrotó a un titular demócrata en enero.

La auditoría es masiva y muy controvertida. Alrededor de 2.1 millones de papeletas y 400 máquinas de votación están siendo reexaminadas por auditores externos bajo la dirección del senado estatal. Hasta ahora, se han descubierto votos potencialmente ilegales y algunos problemas en procedimientos oficiales de recolección de votos, según miembros republicanos del senado estatal.

Mientras tanto, los republicanos de la junta de supervisores del condado de Maricopa negaron cualquier deficiencia de procedimiento en una carta de 11 páginas que enviaron la semana pasada. Dado que el condado exigió que el senado estatal conservara todos los documentos y registros informáticos, los republicanos del condado parecen preparar el escenario para una demanda contra el senado estatal, liderado también por el Partido Republicano.

Un contratista que trabaja para Cyber Ninjas, la empresa contratada por los republicanos que encabezan el senado de Arizona, transporta boletas electorales en el Veterans Memorial Coliseum en Phoenix el 1 de mayo de 2021. La participación de dicha empresa se ha convertido en un punto álgido en las divisiones políticas del estado. (Courtney Pedroza/Getty Images)

Debido a la pandemia, los funcionarios electos y los jueces cambiaron muchas reglas con respecto a las boletas por correo, las boletas de votantes ausentes y los horarios de votación en las semanas y meses previos a una de las elecciones presidenciales más contenciosas en la historia de Estados Unidos.

Dado que una gran parte de estos cambios no pasó por las legislaturas estatales y no fue ampliamente cubierta por la prensa, los seguidores de los candidatos perdedores — principalmente republicanos y, en voz más alta, los partidarios del expresidente Trump — han afirmado que los ajustes de dichos procedimientos eran ilegítimos. Hasta ahora, los jueces estatales y federales se han negado a escuchar, o han desestimado, más de dos docenas de demandas de este tipo por motivos de procedimiento.

Ahora, a raíz de la auditoría del condado de Maricopa, los jueces y legisladores estatales ceden cada vez más a demandas de procedimientos similares. Un juez en el condado de Fulton, Georgia, el más poblado de los tres condados de Atlanta, ordenó recientemente la apertura de casi 150 mil boletas de votantes ausentes y anunció planes para establecer reglas estrictas para la examinación de las boletas.

Se prevé además que se inicien esfuerzos similares en un condado rural de Michigan y en una ciudad de New Hampshire que alguna vez fue el hogar de quien fuera jefe de campaña de Trump, Corey R. Lewandowski.

Originalmente, la pelea era entre funcionarios del Partido Demócrata, que supervisaban en gran medida la recopilación y el recuento de votos en todo el estado del Gran Cañón, contra los funcionarios del Partido Republicano que dominan la legislatura estatal y cuyo candidato presidencial ganó en Arizona en 2016, pero perdió el estado en 2020. Trump ha calificado repetidas veces su derrota como “fraude”, y sus partidarios exigen investigaciones.

La secretaria de Estado de Arizona, la demócrata Katie Hobbs, condenó la auditoría externa por varios motivos: que las políticas y los procedimientos no se hicieron públicos, que los auditores no tienen experiencia previa en elecciones, que el proceso es secreto y que el esfuerzo no tiene sentido, ya que su oficina realizó dos recuentos después del resultado electoral inicial.

La Junta de Supervisores del Condado de Maricopa, encabezada por republicanos, ha hecho un gran eco a estas preocupaciones.

“Sabemos que esta auditoría es solo un intento a medias para desacreditar el resultado de las elecciones de 2020”, dijo Edder Díaz Martínez, director de comunicaciones del Partido Demócrata del condado de Maricopa, a Zenger News. “La elección terminó hace seis meses y esto es solo un intento de complacer a la extrema derecha”.

Los demócratas señalan que el Partido Republicano de Arizona está pagando $150 mil dólares a Cyber Ninjas, el contratista seleccionado por la legislatura estatal liderada por los republicanos. Cuestionaron aún más la integridad de la firma con sede en Florida, al señalar que su CEO, Doug Logan, ayudó a liderar la campaña “Stop the Steal” (“Paren el robo”) antes de los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero.

Cyber Ninjas negó los problemas de confidencialidad a los que aludió Hobbs al mencionar una transmisión en vivo de 24 horas ininterrumpida desde el coliseo en Phoenix donde se lleva a cabo la auditoría. Desde que comenzó el proceso, se puede ver a los empleados de Cyber Ninja en dicha transmisión analizando las boletas con luces ultravioleta y realizando informática forense. Sus políticas y procedimientos también se han publicado en línea.

Zenger News envió un correo electrónico al contacto de prensa de Cyber Ninjas, pero no obtuvo respuesta.

“Durante meses, los periodistas de los medios dominantes han dicho una y otra vez, como loros, que todas estas afirmaciones eran ‘infundadas’ y que ‘no había evidencia’”, dijo Byrne. “Quizás es hora de que empiecen a pensar por sí mismos”.

Biden ganó los 11 votos del Colegio Electoral de Arizona al derrotar a Trump, con un 49.36 por ciento frente al 49.06 por ciento de Trump, con una diferencia de 10 mil 457 votos, según los recuentos oficiales.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)

(Reportaje adicional de Andre Johnson)