Menu

El ajo es un regalo natural con grandes beneficios para la salud

Ayuda a mejorar el sistema circulatorio, proporciona muchas vitaminas y protege contra infecciones. 

Además de ser utilizado en la gastronomía a nivel internacional, el ajo tiene grandes beneficios que ayudan mucho a prevenir enfermedades.

“Es uno de los ingredientes principales en los platillos mexicanos e internacionales. Por lo regular siempre se guisa o se consume de manera deshidratada”, dijo Elvia Prieto Mendoza, egresada de la licenciatura en Gastronomía en “Le Chef College”, en la ciudad de Boca del Río, Veracruz.

“Su fuerte olor y sabor hace que muchas veces no se tolere a pesar de estar guisado. Por eso se procura picar finamente o usarlo en polvo para poderlo mezclar al momento de hacer algún platillo”.

El ajo es un alimento popular en México y América Latina y se usa en platillos principales, salsas y bebidas nutritivas. (Sean Bernstein/Unsplash)

Los cocineros reconocen los beneficios de este alimento popular.

“El ajo aporta muchos nutrientes necesarios para un óptimo funcionamiento del cuerpo, sobre todo en el sistema circulatorio, donde más beneficios se le han encontrado”, dijo Prieto Mendoza.

El ajo contiene manganeso, vitamina B6, vitamina C, selenio y fibra, además de calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina V1. Todos son importantes para el óptimo funcionamiento circulatorio.

Para las personas que padecen de problemas circulatorios, el ajo es un gran aliado. Mientras se consuma con más regularidad, mejorará la circulación sanguínea, lo que baja la presión arterial.

Otra cualidad del ajo es que mejora la digestión, ya que la mucosa gastrointestinal aumenta y con ello la bilis y las secreciones digestivas. Gracias a esto, la digestión de los alimentos mejora y el organismo aprovecha todos los nutrientes.

También hay beneficios para las mujeres embarazadas, ya que de acuerdo con estudios médicos, la ingesta frecuente del ajo baja los riesgos de que un bebe nazca de manera prematura, además de que previene de infecciones durante los 9 meses de la gestación.

El ajo es un regalo de la naturaleza que ayuda al cuerpo a luchar contra la inflamación. (Sanjay Dosajh/Unsplash)

Las personas que padecen de colesterol alto encuentran ayuda al comer ajo, ya que este lo reduce y ayuda a tener niveles normales.

Asimismo, para los adultos mayores que padecen de las articulaciones o que tienen artritis, el consumir ajo es altamente beneficioso, pues es altamente rico en selenio y sulfuro, sustancias que mejoran estas condiciones.

“Yo padezco de triglicéridos altos”, dijo Arturo Segarra Vidal, de 68 años, radicado en la ciudad de Veracruz. “Por lo regular mi médico me manda una dieta baja en grasas, medicamentos y me pidió consumir el ajo para que este bajara de forma natural y ayudará a los medicamentos, a que mis niveles volvieran a la normalidad”.

Consumir ajo eleva las defensas, de modo que es un poderoso antiviral, anti hongos y antibacteriano, ya que estos tres agentes causantes de múltiples enfermedades en el organismo no tienen resistencia ante los efectos de este fruto.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)