Menu

Fruta o verdura: la distinción que confunde a muchos

Aunque la gente discute el tema, la ciencia tiene una idea clara de la diferencia entre ambas. 

¿El tomate es una fruta o una verdura? Esta discusión resalta la duda que muchos tienen respecto a estas clasificaciones alimenticias.

La gente suele remontarse a sus estudios básicos para hacer la distinción.

“La verdad es que yo me guío por lo que me enseñaron en la primaria, la educación básica pues, de las que son verduras y las que son frutas, aunque siempre está la discusión, verdad, pero pues ahora sí que lo que digan los especialistas en el tema”, dijo Rubén Andrade, estudiante universitario.

Incluso en Internet hay discusiones entre los usuarios sobre el tema. Según los expertos, hay ciertos aspectos que nos ayudan a diferenciar entre las dos.

“Siempre hay dudas con este tema; hay hasta debates en las redes sociales, incluso en las reuniones familiares o entre amigos, y terminamos yendo a Internet”, dijo Eduardo Meléndez, licenciado en Nutrición por la Universidad Anáhuac, campus Xalapa. “Lo cierto es que es fácil una vez que se conoce el cómo diferenciarlas”.

Cada uno tiene ciertas características que determinan su clasificación científica. (Dan Cristian/Unsplash)

Por ejemplo, “algunas características de las frutas son que estas nacen a partir de flores fecundadas, y es la parte que contiene las semillas de su planta”, dijo el especialista. “Suelen ser abundantes en agua y azúcares, que es lo que hace que aporten calorías”.

Sin embargo, las frutas también contienen vitaminas y ácidos que proporcionan los valores nutricionales de los que se echa mano en la rama. Además, las frutas suelen comerse crudas y no necesitan ningún tipo de cocción, a diferencia de las verduras.

Entonces, ¿cuáles son las características de las verduras? Las verduras son plantas o partes de plantas y suelen consumirse bajo cocción.

“Es poco común ingerir una coliflor o un brócoli sin hervirlos antes en agua; ahí encontramos una de las diferencias”, dijo Meléndez. “A diferencia de la fruta, las verduras están compuestas por grandes cantidades de fibra, que resultan importantísimas para que los alimentos hagan digestión”.

Las frutas suelen comerse en crudo y tener semillas. Las verduras suelen cocerse antes de comerse y contener mucha fibra y menos azúcares. (Ja Ma/Unsplash)

También existen casos especiales donde no quedan claras las diferencias, como es el caso del tomate, pues procede de plantas fecundadas, pero carece de dulce y se sirve crudo en ensaladas o como parte de guisos.

Otro claro ejemplo de confusión es el plátano, al que se le considera una fruta a pesar de que no tiene semillas.

“Yo puedo hablar desde el punto de vista que abarca la nutrición, desde el lado académico de la misma”, dijo el especialista en nutrición. “Sin embargo, la botánica es clara en estos casos, según los estudios. La ciencia no se equivoca, y el tomate es una fruta. Lo del plátano es largo de explicar; lo que consumimos hoy es resultado de varios cruces silvestres que sí contienen semillas”.

Es en este último punto donde volteamos a la ciencia nuevamente, pues en botánica, a estos frutos confusos se les denomina ‘partenocárpicos’.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)