Menu

Implantes de barba tientan a lampiños 

Algunos hombres ven barbas abundantes en redes sociales y desean copiar el estilo, pero no les crece el vello. 

Las fotografías de hombres con barbas abundantes inundan las redes sociales, y en los supermercados es cada vez más común encontrar bálsamos especializados en su cuidado.

Mientras unos presumen sus preciadas barbas, otros luchan para que crezcan; es ahí donde el mercado de las clínicas especializadas en el implante de barba entran al escenario.

Este método va dirigido a todos aquellos que han buscado por todas las vías obtener una barba abundante, pero que por cuestión genética son lampiños, algo común en México. Los hombres de todas las edades están bombardeados en redes sociales con pautas comerciales de decenas de clínicas que buscan clientes.

“Yo siempre he sido de barba media”, dijo Joel Vera López, estudiante universitario veracruzano de 23 años. “En realidad, no sé si así se defina, pero yo la defino así. Por mucho tiempo usé minoxidil, un químico, medicamento que debes aplicarte dos veces al día, pero no tuve un gran éxito; así, empecé a cotizar en algunas de estas clínicas”.

Para los hombres lampiños, hay pocas opciones para que una barba abundante les crezca, y es cuestión de genética. (Erik McLean/Unsplash)

Los costos de implante capilar en barba van desde los 20 mil hasta los 50 mil pesos, y la técnica FUE (Follicular Unit Extraction) es la más usual. Sin embargo, el precio varía según la clínica a la que se acuda. Generalmente las de gran renombre son las más costosas.

“Dos de ellas me brindaron una consulta de valoración gratuita”, dijo Vera López. “Asistí, fueron muy amables, pero el gran ‘pero’ verdad, es que te muestran casos de éxito. Aunque el costo es bastante alto, dan posibilidad de pago a meses sin intereses con tarjetas. Aun así, para mí es bastante dinero”.

Ante esta realidad, algunos hombres buscan otras opciones.

“Coticé, sí, porque he usado varios tratamientos cosméticos”, dijo Javier Gómez, técnico en computación de 35 años.

“También tomé biotina, que es una vitamina que ayuda al crecimiento del vello, pero no tuve muchos resultados porque soy lampiño. Pero por ahora no soy candidato porque no tengo el dinero para invertir en el implante”.

Algunos hombres ven a barbudos en las redes sociales y quieren copiar su estilo. (Erk McLean/Unsplash)

La realidad de la genética resulta ser una frustración para algunos.

“El costo del implante es el salario de por lo menos 5 meses, pero tendría que evitar cualquier otro gasto lo que me deja fuera de la jugada. A veces sí quisiera mi barba, pero bueno, por algo son las cosas, dijo Gómez,

Para muchos varones la presión social que las redes sociales ejercen sobre ellos va más allá del plano virtual. Algunos buscan en el físico reforzar su virilidad, con el objetivo de tener mayor éxito con el sexo opuesto.

“La idea en sí es verme mejor, ser más atractivo con las chicas. Porque uno ve en las redes sociales a los tipos con sus barbas y los mensajes que les escriben ellas, donde los chulean. Yo quisiera alcanzar ese nivel también”, dijo Gómez.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)