Skip to content
Menu

Campañas políticas atraen a votantes con eventos pintorescos

Simpatizantes de diversos partidos políticos acompañan a los candidatos con bailes, risas y cantos como muestra de apoyo.

Las elecciones intermediarias se acercan, y el pueblo lo sabe.

“Soy simpatizante del PAN [Partido Acción Nacional]. Desde niño mi mamá me llevaba a los recorridos que hacían los candidatos a los diferentes cargos en ese entonces y me agradó mucho. Ahora vengo con mi familia cantando, echando porras como símbolo de apoyo al candidato”, dijo Jorge Villanueva Solano, de 42 años, padre de familia en Boca del Río, Veracruz.

En México cada determinado tiempo se llevan a cabo elecciones para elegir a los próximos funcionarios públicos de todos los órdenes de gobierno. Este año incluyen senadores, diputados federales, gobernadores, diputados locales y presidentes municipales.

El pueblo sale a apoyar a su candidato favorito con bailes, desfiles y más.

“Es algo muy común que hace la gente, ya que cuando hay elecciones buscan la manera de apoyar al partido o candidato de alguna forma”, dijo Villanueva Solano. “Una de ellas es caminando con él cuando visita a la gente casa por casa, saludando y escuchando los problemas de la colonia, ya que de ser electo podrá tomar cartas en los asuntos que afectan a la ciudadanía”.

Los partidos políticos llevan a cabo diferentes procesos para quienes estarán contendiendo en su representación por los cargos públicos.

Es común encontrar botargas de personajes en las caminatas de los candidatos. El partido Fuerza por México usa el color rosa, y manda a la ‘Pantera Rosa’ a visitar a votantes. (Carlos Moron/Café Words)

Estos candidatos tienen un determinado tiempo para convencer a la ciudadanía de que los elija como sus próximos gobernantes. Usan diferentes estrategias, como dar a conocer sus propuestas por medios de comunicación, ya sea periódicos, televisión o redes sociales.

Otra técnica para convencer a los votantes es visitarlos casas por casa. Para amenizar las caminatas por las colonias, a veces llevan jingles bastante rítmicos, botargas, hombres con zancos, personas con disfraces y hasta batucadas.

De esta manera lo que sería un acto de campaña del candidato se vuelve un verdadero carnaval multicolor, donde los militantes realizan actividades alegres.

La gente sale entusiasmada a apoyar a su partido político.

“Desde hace unos 20 años, las campañas políticas son más dinámicas, más alegres”, dijo Emiliano Figueroa Restrepo, de 61 años, trabajador jubilado en la ciudad de Boca del Río, Veracruz.

“De por sí el veracruzano es relajiento [le gusta la fiesta] y alegre, y en este tipo de eventos públicos, no es la excepción. Soy un ciudadano que le gusta escuchar propuestas. Cada vez los candidatos son más creativos, a fin de que su nombre se quede en la mente de las personas, y es válido. Yo analizo su preparación y acciones que pretenden hacer de llegar al cargo”, dijo.

Batucadas, personas disfrazadas y jingles rítmicos se usan cuando los candidatos salen a pedir el voto para los comicios del 6 de junio. La pandemia no ha silenciado la alegría. (Carlos Moron/Café Words)

Sin embargo, no a todos les agrada este tipo de campaña. Rosario Coba, de 54 años y originaria de Veracruz, dice que la conmoción le ha llegado a incomodar en más de una ocasión.

“Yo entiendo que es época de movilizar y pedir el voto”, dijo. “Sin embargo, luego pasan por la colonia y cierran calles, lo que hace que el paso se bloquee y te impida circular. Imagínate que necesite pasar una ambulancia y la calle esté bloqueada; sería tiempo vital perdido”.

Le guste o no, el pueblo ha visto cómo los años pasan y las campañas políticas evolucionan. Siempre se buscan formas creativas para que la ciudadanía conozca las propuestas y recuerde el nombre del candidato el día de las elecciones. La meta es llevarse la victoria.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)

Recommended from our partners