Menu

Profesores celebran su día, pero no ven buena recompensa

México es uno de los países donde los maestros ganan menos y no reciben una buena pensión. 

CIUDAD DE MÉXICO, México  — El 15 de mayo, se conmemora en México el Día del Maestro. En este día, se reconocen las labores que los profesores realizan día a día en todos los niveles educativos.

Sin embargo, el pago no parece reconocer su labor.

Adriana Álvarez Medina, maestra independiente especialista en flexibilidad y consciencia corporal, cobra 30 pesos por clase a cada alumno. “Los ingresos que recibo por las clases que doy no me alcanzan para pagar una renta o los servicios esenciales. No es un sueldo fijo, pues dependo por completo de la cantidad de alumnos que entren a mis clases”, dijo.

Desde hace años, ella tenía el deseo de compartir sus conocimientos corporales con otras personas interesadas en conocer su cuerpo, pero no fue hasta la pandemia que, por necesidad de generar ingresos, se aventuró a dar clases a través de Zoom.

Una de las pasiones de Álvarez por su profesión es enseñar y pasar a otros el conocimiento que le ha ayudado en la vida diaria. Ser el punto de origen del conocimiento y de su cuestionamiento es uno de los motores que la hace continuar en la profesión, aún con ingresos bajos. “Me parece muy bonito poder transmitir esos conocimientos, poder ver sus procesos y los avances que tienen clase por clase”.

Los maestros enfrentan muchos retos que incluyen bajos ingresos y dificultades para la jubilación. (Sigmund/Unsplash)

Bajo este contexto, otro de los retos económicos de ser maestra independiente es nunca tener la certeza de cuánto ingreso recibirá a fin de mes. Además de dar clases, Álvarez tiene un emprendimiento de bordado, e ingresos de un sitio de publicidad estadounidense. Según ella, su empleo como profesora independiente no será suficiente para cumplir sus ideales económicos a futuro.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), para finales de 2019, había un total de 1.7 millones de personas de 15 años o más ocupadas como docentes en el Sistema Educativo Nacional. No obstante, a pesar de la importante labor que los maestros tienen en la educación de los niños y jóvenes, siguen sufriendo el reto económico inherente en los bajos ingresos en su carrera.

El Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO), en el ranking Compara Carreras 2019, posiciona a la formación docente como una de las carreras peor pagadas en México, con un promedio de 8 mil 484 pesos mensuales. Otras carreras con menor remuneración en el país incluyen la música y las artes escénicas, con un promedio de 8 mil 385 pesos, y el trabajo y atención social, con 8 mil 575 pesos.

En 2018, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) posicionó a México como el séptimo peor lugar en salarios de maestros en primaria.El salario inicial para un maestro de primaria sin experiencia en México es de aproximadamente 156 mil pesos al año. En comparación, según la OCDE, la remuneración máxima promedio por un profesor con experiencia es de 37 mil dólares.

A pesar del pobre pago, hay maestros mexicanos que eligen la profesión por muchas otras razones.

Roberto Manero Brito es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Xochimilco (UAM-X) y cuenta con doctorado en Ciencias de la Educación y Psicología Social desde hace 40 años. Ha sido testigo del proceso de precariedad del salario que empezó en los periodos de los presidentes López Portillo y Miguel de la Madrid.

Según cuenta Brito, sus ingresos como maestro se conforman de un 30 por ciento del salario base, y otro 70 por ciento de becas y estímulos. Las prestaciones se hacen sobre el salario base, por lo que ven una disminución importante. “Lo que gano ahorita como profesor titular C  — los mejores pagados de la UAM-X — más las becas y estímulos correspondientes a ese nivel es apenas un poquito menos de lo que ganaba yo recién entrado a la universidad, con un salario de profesor asociado B, entre los años 79 y 80”.

El Día del Maestro celebra a estas personas que se entregan a su oficio con pasión, a pesar del sueldo. (Kvalifik/Unsplash)

Otro de los retos económicos de los maestros es su plan de retiro, pues en la mayoría de las instituciones educativas la prima de su pensión también se hace sobre el salario base. Por lo tanto, los profesores jubilados no percibirán lo correspondiente a las becas y estímulos, es decir, el 70 por ciento de su sueldo actual.

“No tenemos claramente un plan de retiro”, dijo Brito.”La prima de mi pensión no alcanzaría ni la cuarta parte de lo que estoy ganando actualmente y lo que significan los gastos. Por lo tanto, tengo que hacer un plan de ahorro que permita retirarme y además solventar los gastos de la vejez”.

Sin embargo, no en todos los sectores es igual. Para fortuna de Dinah García, quien trabajó toda su vida en una escuela privada, su sueldo le permitió jubilarse hace algunos años con una pensión bastante digna de poco más de 30 mil pesos al mes. “Trabajé por casi 40 años en la misma escuela, logrando además de un mejor salario, un crecimiento profesional”, dijo.

A pesar de que para los maestros de colegios e instituciones privadas en algunas ocasiones las condiciones son mejores, gran parte del cuerpo docente en el país celebrará el Día de Maestro con su pago insuficiente y preocupación por su retiro a futuro.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)

Recommended from our partners