Menu

Empresas animadoras reclutan a latinoamericanos 

Es una carrera de ensueño para muchos, y empresas extranjeras buscan la mano de obra más económica. 

Cada vez más empresas estadounidenses buscan talento latinoamericano en materia de animación digital, impulsadas principalmente por la crisis televisiva que se vive a nivel mundial. Esta crisis es ocasionada por la confluencia de plataformas ‘streaming’ como Netflix, HBO, Amazon, y recientemente Disney+ y Paramount+, entre otras.

De esta manera canales como Cartoon Network, Boomerang y Tooncast ven en América Latina un semillero de talento en la animación, apostando por jóvenes de Argentina, Colombia y México. Y hay otras empresas también a la caza del talento latino.

Oscar Alberto Méndez Cruz, un veracruzano que vive en la Ciudad de México y es licenciado en animación y arte digital, trabaja desde hace algún tiempo de la mano con Upsocl y Átomo Network. También ha colaborado con Cartoon Network, donde reconoce que el camino hasta el momento no ha sido nada fácil, pues se ha sometido a largas jornadas de capacitación en diversas materias.

Méndez Cruz cuenta que la carrera es mucho más que dibujar. Requiere también de estudios de matemáticas y más. (Cortesía Óscar Méndez Cruz)

“Definitivamente hay que buscar, buscar mucho. De por sí encontrar un buen trabajo en el que te sientas a gusto no es tan sencillo y en el área de la animación, en México, sí es un tema complicado”, dijo el también locutor de 28 años. “Creo que, por la naturaleza del empleo, no hay muchas opciones para encontrar un trabajo. Es un sector algo limitado y poco valorado; de hecho, mucha gente ni siquiera sabe qué rayos es la animación”.

Al mismo tiempo, se siente afortunado.

“Afortunadamente, se me han ido abriendo muchas puertas y estoy muy feliz con los proyectos que se me han ofrecido, con grandes empresas como lo son Upsocl, Átomo Network e incluso hasta ser colaborador con Cartoon Network”, dijo el animador de 2D. “Para mí es un sueño poder decir que Cartoon Network me buscó y espero poder seguir creando cosas juntos”.

Pese a reconocer que el camino de la animación digital es bastante intrincado en México, Méndez Cruz recomendó a los amantes de la materia a no darse por vencidos, pero sí estar conscientes sobre el gran reto que representan no solo los estudios previos, sino también el poder colocarse en la mira de la industria.

“Descubrí que la animación era mucho más compleja que un montón de dibujitos”, dijo. “Tuve que estudiar física, matemáticas y mil materias de programación. Las materias en dónde podía ‘hacer dibujitos’ eran muy pocas”, dijo.

“Me llegué a desanimar por no estar haciendo tal cual lo que yo quería, pero creo que, como todo en la vida, tienes que luchar y luchar por tu cuenta hasta que al fin llegues a ser lo que tú quieres”.

Las empresas de animaciones buscan talento en ciertos países donde los salarios son más bajos. (Gracia Dharma/Unsplash)

Para las grandes empresas de animación, contratar estudios y talento en América Latina, así como en otros países como India, China y Japón, resulta más económico que hacerlo en sus propios países, debido al precio bajo de la mano de obra. Aun así, jóvenes como Méndez Cruz recomiendan estar preparados.

“Si algo te apasiona y estás determinado a hacerlo, no te queda más que echarle muchas ganas y aprender lo más que puedas para lograr cumplir tus metas”, dijo. “Siempre sé fiel a quién eres, sé tú mismo porque realmente eso es lo que te hace especial y, al final del día, esa esencia propia que le añades a lo que haces hará que tu trabajo hable por sí mismo”.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)