Menu

Mexicanos celebran a las mamás a pesar de pandemia 

En el segundo año que se celebra el Día de las Madres con confinamiento, la creatividad y el amor ganan. 

Para las familias mexicanas, el 10 de mayo es uno de los días más importantes del año, ya que se festejan a todas las madres.  Este será el segundo año en que, debido a la pandemia a nivel mundial, los festejos serán un poco reservados y con el círculo familiar.

Pero a diferencia del año pasado, ahora la vacuna ofrece esperanza.

“Gracias a la vacuna que le pusieron ya a la mayoría de los adultos mayores, se pueden hacer ya reuniones familiares. Así con los cuidados necesarios, la preocupación bajó al saber que mi madre ya está vacunada y pues la celebración se podrá hacer esta ocasión”, dijo Mateo Soria Mendoza, de 48 años, padre de familia radicado en la ciudad de Veracruz.

“El año pasado, solo fuimos a felicitarla un momento, por la incertidumbre de la pandemia”, dijo.

Este año será diferente.

“Tenemos pensado hacer algo bonito en la casa de mis padres, una mariscada [diferentes platillos a base de mariscos], que es lo que le gusta a mi mamá, en compañía de todos sus nietos, hijos, nueras, algo solo familiar. No queremos ir a un restaurante, ya que por ser el 10 de mayo estarán llenos a pesar de las medidas de precaución”, dijo Soria Mendoza.

Las flores son el regalo perfecto para celebrar el 10 de mayo. (Sebastian Leon Prado/Unsplash)

Muchas familias buscarán festejar en los hogares, los lugares más seguros, donde se conoce la situación de salud de todos los miembros y se pueden prevenir situaciones de riesgo de contagios.

Este año, con la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 en adultos mayores, maestros de varios niveles educativos en varios estados y personas de 50 años en adelante ya avanzada, la gente podrá estar más en contacto con sus familias en estos festejos, sin correr el peligro de contagios, a diferencia del año pasado, cuando nadie estaba vacunado.

Quienes no pueden reunirse con sus madres, ya sea por los riesgos o las distancias, pueden optar por hacer una videollamada, mandar un arreglo de flores o pedir comida a domicilio para su madre, a fin de que no cocine en su día.

“En mi familia aún nos mantenemos a resguardo, debido a que en la familia ya se dieron contagios de COVID y lo que buscamos es que nuestros papás no se enfermen, ya que son personas de la tercera edad y en ellos la enfermedad es un peligro”, dijo María Eugenia Rendon Zarate, ama de casa de 42 años, radicada en la ciudad de Veracruz.

Desde detallitos hasta regalos extravagantes, los mexicanos dan algo a su madre cada 10 de mayo. (Nick Fewings/Unsplash)

“Mis papás no se quisieron vacunar, debido a que tienen miedo de las reacciones que pueda ocasionar la vacuna en ellos. Por eso las visitas a mi mamá este próximo 10 de mayo serán básicamente para felicitarla y no dejar pasar su día”, dijo.

Se prevé que las autoridades de salud inicien llamados a la población para que las personas no se congreguen en lugares cerrados, y que usen gel y cubrebocas si pretenden salir a festejar. Asimismo, se les pedirá a los restaurantes no aceptar más allá del 50 por ciento de su capacidad de comensales y que se usen los protocolos de sanidad.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)