Menu

El ‘periodismo de sociales’ ofrece una mirada a los ‘ricos y famosos’

Relatar las fiestas y los eventos sociales se ha convertido en un nicho dentro de los medios. 

Al igual que en países como España y Gran Bretaña, en América Latina el ‘periodismo de sociales’ — también conocido como ‘periodismo del jet set’ — dedica diariamente páginas enteras en periódicos y revistas para relatar los pasos de quienes integran grupos con poder económico.

Para lograrlo, hay comunicadores que dedican la mayor parte de su tiempo en seguir a los denominados ‘ricos y famosos’.

“Podría decir que en México el periodismo de sociales nace como reseña. Antiguamente, las reuniones familiares, luego las de amiguitos y celebraciones, eran ‘reseñadas’ por quien tuviese la facilidad para escribir, quizá alguien que asistía a la fiesta y que tenía la posibilidad de escribir para un diario”, dijo Jorge Alberto González Ramírez, quien trabajó por 20 años para el Departamento de Sociales del periódico Imagen de Veracruz.

“De tal forma que la reseña social fue cobrando fuerza cuando pasó de ser una narrativa de entre familias conocidas, con fotografías, nombres de los festejados y sus invitados. Más tarde, las fotografías en pareja o las grupales que eran publicadas en los diarios de la época”, dijo.

Jorge A. González, periodista de sociales, da una charla a estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación. (Cortesía Jorge A. González)

El ‘periodismo de sociales’ no debe ser confundido con el denominado ‘periodismo social’, encargado de exponer y dar seguimiento a situaciones álgidas que viven comunidades enteras, y que es considerado algo más sobrio.

El periodismo de sociales nació de las reseñas de las tertulias, de los encuentros de miembros de la sociedad y de intelectuales que se reunían para conversar sobre algún tema o brindar por alguna ocasión. Surgió la reseña social de los asistentes y sobre los temas a tratar.

Con el tiempo y la modernización, temas como la moda, la revolución musical, la televisión y el cine se sumaron al ‘periodismo de sociales’. Así, la reseña pasó a ser la nota periodística de este género.

Con la nota se da también la figura del ‘reportero de sociales’, aquel que se dedica a escribir sobre acontecimientos como celebraciones, bautizos, bodas, XV años, entre otros. Al principio, solo era un lujo que podían darse los de la clase alta. Ahora, hay periodistas dedicados a esto.

“Hay retos que se deben cumplir en sociales, como tener siempre la noticia del evento social de primera mano, cubrir siempre los eventos más importantes a nivel social y tenerlo siempre en tus páginas impresas, buscando ser el primer medio en llevar la nota”, dijo Jaffit Carrazco González, quien durante 28 años ha prestado sus servicios al periódico ‘Voz en Libertad’.

El trabajo en el periodismo de sociales también implica conseguir imágenes y video de los ‘ricos y famosos’ en sus eventos. (Jakob Owens/Unsplash)

Para Carrazco, la llegada del Internet y los ‘gadgets’ impulsó aún más al periodismo de sociales, pues los medios supieron capitalizar los recursos y mudar también a estos espacios, aunque cambió la forma de manejar la información.

“Para mí existen dos diferencias en cuanto hace a las versiones impresas, ya sea periódico o revista, y el portal de Internet”, dijo. “Que en la impresa la noticia social siempre va a ser verídica, y en Internet en muchas ocasiones la información es falsa, porque se presta a que muchos mientan por buscar la inmediatez misma de la noticia”.

De esta forma, el periodismo de sociales, o ‘periodismo rosa’, sigue vendiendo en los espacios donde se le coloca, ya sea de manera impresa o virtual, pues los miembros más acaudalados de la sociedad buscan ver retratadas sus fiestas y reuniones.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)

Recommended from our partners