Menu

Diseñadores gráficos llevan la marca en sus manos, pero son mal pagados

Es difícil hacer entender el valor de este trabajo y el talento e inspiración que requiere. 

Pese a su importante rol dentro del campo laboral, los diseñadores gráficos a veces ven su profesión devaluada.

“Es irónico, porque nosotros somos los encargados de comunicar de manera visual los sentimientos, ideologías, perspectivas y ofrecimientos de un producto, servicio o empresa, haciendo que este refleje la personalidad del contratante”, dijo Jorge Saucillo, propietario de la empresa NoDo Veracruz y egresado de la Universidad Veracruzana.

El diseño gráfico es una carrera muy demandada, es decir, todo mundo necesita un diseñador, hasta los ‘influencers’. Los diseñadores se encargan de dar identidad a toda aquella empresa que desee ser catalogada como ‘de valor’ dentro de los sectores público y corporativo, dice Saucillo. Sin embargo, casi nadie quiere pagar por el trabajo.

Al mismo tiempo, hay muchos planteles que ofrecen la carrera, pero cada vez hay menos estudiantes. No es por falta de talento, sino porque los interesados saben que como diseñador gráfico no ganarán para vivir como desean.

Jorge Saucillo, propietario de NoDo Digital, recibe un reconocimiento de la Universidad Veracruzana. (Cortesía Jorge Saucillo)

“El pago de los diseñadores está muy por debajo. El problema es que hay mucha gente que diseña, hay muchísimas plataformas como Canvas  — que no se comparan con el trabajo que hace un diseñador —, pero esas plataformas hacen que el trabajo se menosprecie y las empresas no paguen por lo que vale un trabajo”, dijo Antonio Reyna Vela, quien desde hace 5 años se dedica al diseño y al ‘branding’ empresarial.

“Sucede que al presentarse este panorama, muchos de los que ejercen la profesión caigan en ese ‘ahí se va’, ‘te hago el trabajo rápido’ y así es que no entregan los manuales de identidad cuando se hace un logo, no entregan las tipografías, ni las paletas de colores; son muchos factores, pues al regatearme el trabajo, yo no te entrego todo lo que es”, dijo Reyna Vela.

Consciente de que la profesión por lo general es mal pagada, Saucillo considera que en realidad todo depende de qué tan buen diseñador uno puede llegar a ser. “Los salarios en todas las profesiones pueden llegar a ser mal pagados”, dijo. “Depende de la constancia y la pasión con la que desempeñes tu trabajo. Por eso, considero que mientras hagas cosas que te agraden, el dinero llegará solo”.

El diseñador gráfico necesita inspiración, algo que va más allá de las aulas, dijo Antonio Reyna Vela. (Cortesía Antonio Reyna Vela)

En México y América Latina hay diseñadores gráficos graduados desde finales de la década de 1970, lo que le da relativo peso al gremio; sin embargo, en comparación con otras profesiones milenarias como los médicos o ingenieros, los primeros no llevan tanto tiempo en el mercado.

Aun así, para Saucillo lo más satisfactorio como diseñador es dejar su marca en sus trabajos y lograr que de esa manera la gente entienda que está cumpliendo su labor de comunicar visualmente y de manera exitosa lo que se pretendía.

Reyna Vela concuerda, y asegura que una de las principales satisfacciones que le ha dejado su labor es el haber trabajado en una revista de moda que se reparte por toda la ciudad.

“Para mí era muy, muy gratificante ver que la revista ‘MET’, que al parecer ya desapareció, estuviera en los lugares de más alta alcurnia, porque el público meta era clase media alta y fue muy gratificante ir a los centros comerciales y grandes negocios y ver las ediciones que yo había diseñado”, dijo.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)

Recommended from our partners