Menu

El fotógrafo de bodas ayuda a cuidar recuerdos

Es importante elegir a alguien con experiencia, que facilite todo y proporcione un servicio profesional. 

Para preservar un día tan especial, muchas parejas eligen contratar los servicios de un fotógrafo para su boda.

“Es una gran responsabilidad el capturar los momentos más bonitos de un día tan especial para un matrimonio”, dijo Antonio Martínez Rodríguez, 32 años, fotógrafo profesional de eventos especiales en la ciudad de Veracruz. “Por eso estamos totalmente equipados con todo el equipo necesario, así como también llevamos pilas y cargadores”.

Hay muchos momentos y muchos recuerdos especiales en un enlace matrimonial, algo que los fotógrafos entienden bien.

“Tenemos que cuidar muchos aspectos, como un buen encuadre, capturar el momento preciso, una mirada, una sonrisa, los papás, la iglesia; todo lo debemos procurar muy bien”, dijo Martínez Rodríguez.

Los novios pueden disfrutar de su día especial si ya han encargado las fotos a un profesional. (Getúlio Moraes/Unsplash)

Este servicio siempre debe ser considerado lo más profesional posible, ya que si se contrata un servicio barato, se corre el riesgo de perder buenos momentos y que el trabajo fotográfico sea malo, o que no se sepa lidiar con contratiempos.

“Lo que debemos sortear muchas veces son los niños corriendo y que se atraviesan en la toma, y ahora a los invitados que sacan su celular y se nos ponen enfrente para tomar una foto”, dijo el fotógrafo.

Mucha gente nota que es importante destinar un recurso económico importante para este servicio, para tener fotos de la mejor calidad posible. La recomendación es no dejar esta responsabilidad a algún familiar, y menos si no sabe nada de fotografía, para no arriesgar la pérdida de los recuerdos del día especial.

Antes de empezar el trabajo, los recién casados deben especificar qué tipo de fotos desean, así como qué personas y momentos desean que sean capturados, para que haya un mejor flujo del trabajo durante la ceremonia y fiesta.

“Muchas veces, después de que nos dice la pareja el tipo de fotos que quieren el día del evento, se les pide que les digan a sus invitados que guarden la distancia y que no entorpezcan nuestra labor, ya que no me echan a perder la foto a mí, sino a ellos, los novios”, dijo Martínez Rodríguez.

Un buen fotógrafo tiene experiencia en lidiar con todos los contratiempos, para que la pareja no tenga que preocuparse. (Richard Brutyo/Unsplash)

Un fotógrafo profesional de bodas siempre tiene buenas ideas para tomar las mejores rúbricas en los lugares más memorables, gracias a su experiencia en saber el momento adecuado para obtener la mejor foto.

“Siempre es bueno contratar a un buen fotógrafo. En mi experiencia personal, siempre recomiendo a algún amigo o familiar que el fotógrafo sea profesional y que tenga buenas referencias”, dijo Diana Pichardo García, de 44 años, ama de casa radicada en la Ciudad de México.

“Siempre es bueno pedir un ‘book’ de sus trabajos que ha hecho para así reconocer su trabajo y estar tranquilos de que desarrollará un buen trabajo. Esto es parte de la planeación de una boda y es súper importante destinar una cantidad considerable, ya que será parte de los recuerdos que no tienen precio”, dijo.

Una vez que el fotógrafo se haya contratado, los novios pueden dedicarse a su ceremonia y a disfrutar la fiesta.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)