Menu

Pueblo Mágico de Xico tiene algo para todos 

El lugar ofrece actividades de montaña, atractivos naturales, arquitectura colonial y un café sobresaliente. 

Desde quienes buscan practicar el ecoturismo hasta los que desean descansar con un buen café, el Pueblo Mágico de Xico, Veracruz lo tiene todo.

“Fue uno de los Pueblos Mágicos que escogimos mi esposa y yo para ir a visitar en fin de semana”, dijo Raúl Montalvo Flores, licenciado en derecho por la Universidad Villa Rica.

“Nosotros vivimos en la ciudad de Veracruz, pero por trabajo y la cuestión económica tuvimos que escoger un lugar turístico dentro del estado, y Xico fue la primera opción. Lo disfrutamos mucho, su clima, la gente y los lugares a visitar. Cumplió y rebasó nuestras expectativas de fin de semana”.

Ubicado al centro del estado de Veracruz y a dos horas y media del puerto del mismo nombre, Xico es una de las opciones preferidas por los turistas. Su nombre proviene del náhuatl y tiene 2 significados, “nido de jicotes [xicotes]” o “panales de cera amarilla”.

Sin duda, sus cascadas conforman el atractivo principal. Es posible visitarlas, así como los arroyos y los ríos, donde la vegetación convierte todo en un lugar de ecoturismo.

El pueblo conserva su ambiente colonial. (Alejandra I. Juárez Fernández/Dominio Público Flickr)

Entre las montañas, cuenta con atractivos naturales como el Puente de Pextlan, donde se ve un cañón de 40 metros de alto.

Además, se disfruta su arquitectura; la mayoría de las casas mantienen el estilo colonial y pasear por las calles es una de las principales actividades en el Pueblo Mágico.

Este municipio es uno de los principales productores de café en el estado, y una visita obligada es a cualquiera de sus cafeterías, para degustar una taza de esta tradicional bebida. También puede degustarse un vino de mora o los tradicionales toritos de café.

Los turistas también agradecen el precio accesible.

“La verdad es un lugar para visitar muy económico. Tan solo hay posadas para huéspedes que rondan entre los 400 hasta los 800 pesos por noche”, dijo Cinthia De la Torre Arenas, licenciada en turismo por la Universidad Mexicana, campus Veracruz.

Su gastronomía es muy tradicional. Puede degustarse el clásico mole “Xiqueño”. La preparación es muy diferente a la del mole hecho en Puebla o Oaxaca, ya que es dulce, con un picor muy suave.

Otro platillo principal que se hace en Xico consiste en frijoles de olla, los cuales son preparados con hojas de enredadera y llamados ‘xonequei’.

“Para comer hay lugares económicos y restaurantes que manejan platillos de elaboración más sofisticada”, dijo De la Torre Arenas.

Los Festejos de la Santa María Magdalena se celebran con el baile de Tocotines en Xico, Veracruz. (Gobierno de México)

Dentro de los lugares o vestigios históricos a visitar se encuentran el Museo del Totomoxtle y la Parroquia de Santa María Magdalena. La iglesia data del siglo XVI y fue construida con los estilos barroco y neoclásico, típicos del México colonial. Otro punto para visitar es la Capilla del Llanito, sede del “Santo Niño” que los residentes consideran como milagroso.

“Las visitas a cafeterías o museos también son muy accesibles, así como las iglesias que son vestigios históricos que no tienen un costo para entrar. Xico es un lugar para visitar por excelencia y más aún cuando es considerado un Pueblo Mágico”, dijo De la Torre Arenas.

Una época idónea para visitar este Pueblo Mágico es en el mes de julio, cuando se llevan a cabo sus fiestas para la santa patrona del pueblo, Santa María Magdalena. En estas fechas la ciudad se viste de colores y se hacen muestras de folclore, comida y gente.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)