Menu

Conductores de carga: alertas y concentrados, sin dormir

El oficio es esencial en la cadena de suministro, pero los choferes viven los estragos de este oficio duro. 

Para el conductor de carga no puede haber distracciones.

En sus manos está que el contenido de su tráiler o camión llegue puntualmente a su destino, para así cumplir con los tiempos establecidos por sus patrones y los contratistas.

Esta vida de carretera se llena de historias tras el volante.

“Es otra vida, en la que tienes que andar ‘al tiro’, sin distracción, en la que no puede haber errores, en la que te tienes que defender en ocasiones de los delincuentes, donde no te puedes quedar dormido. Así es la vida del trailero”, dijo Rafael Paredes, mexicano de 59 años, chofer de transporte pesado.

En México, los conductores de carga suelen ser susceptibles a problemas de salud y tienden a desarrollar sus actividades en condiciones precarias de trabajo. Ellos asumen estas situaciones como parte de su vida diaria.

“A veces toca, verdad, trabajar enfermo. Mientras no sea algo que te impida maniobrar al cien el tráiler, no hay mayor problema”, dijo Paredes. “Aunque la actividad misma te trae con el tiempo algunos problemas de salud, como el dolor en la espalda baja, producto del montonal de horas que se pasa uno sentado”.

Puede ser una vida solitaria, donde pasan mucho tiempo despiertos, por lo que algunos recurren al café o a sustancias más poderosas. (Christopher Paul High/Unsplash)

Hay que cumplir aun estando enfermo. Por un lado, está la paga por el viaje, y por el otro, el hecho de que el autotransporte de carga es un factor determinante en el desarrollo económico y la competitividad de las cadenas de suministro, tanto a nivel nacional como internacional.

Debido al importante papel que juegan los conductores de carga en la cadena económica de los países, se vuelve prioridad ganar tiempo y reducir horas de sueño. Para saltar las horas sobre la almohada, la gran mayoría de choferes recurre al café, y otros, a medicamentos controlados.

“En consulta, por la zona donde me ubicaba, atendí a muchos traileros que tomaban pastillas que los mantenían sin sueño, para estar alertas”, dijo Francisco Rodríguez, médico general particular por la Universidad Central de Venezuela.

“Las más sonadas son la fentermina, aunque otros sí me dijeron que consumían algunas sustancias ilegales para estar alertas y cumplir. Yo solo los escuché y jamás les receté nada controlado”.

Los choferes de camiones de carga deben mantenerse muchas horas sentados y alertas, a veces en caminos solitarios o peligrosos. (Matthew T. Rader/Unsplash)

La vida de estos conductores no es nada fácil, aunque la gran mayoría cuenta con buena paga a cambio de sus servicios.

Pero el pago no los protege de todos los peligros del camino. Se han registrado casos en los que algunos choferes han sido detenidos y robados en plena carretera.

Y hay otras situaciones complicadas.

“Hay cosas muy comunes para nosotros que el resto de la gente no sabe”, dijo Paredes. “Por ejemplo, después de las reparaciones al tráiler, nos tenemos que bañar con lavatrastes líquido porque es lo único que nos quita la grasa, nada de champú o jabón para cuidar la piel”, dijo.

A pesar de las molestias y de los peligros, los conductores se esfuerzan por cumplir y por asegurar el suministro de todos los productos que consumimos.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)