Menu

Reportan escasez de kétchup ante creciente demanda

La empresa Heinz, conocida por su salsa de tomate, ha redoblado fuerzas en su producción. 

Salsa catsup, cátsup, kétchup, salsa de tomate… no importa cómo se le llame. Lo importante es que falta.

Varias cadenas de restaurantes en Estados Unidos están reportando escasez de kétchup, debido a la creciente demanda que existe luego de que muchos negocios retiraron las botellas del producto de sus establecimientos, como parte de las medidas de higiene para prevenir el contagio de COVID-19.

Ante la escasez de la popular salsa de tomate, Kraft Heinz, con sede en Chicago y una de las empresas más importantes en la industria de condimentos en el país, anunció que aumentó su producción en un 25 por ciento.

Muchos restaurantes tuvieron que retirar las botellas de sus establecimientos como parte de las medidas para controlar la pandemia. (Amazon Product Placement)

“El amor inigualable de los consumidores por nuestra icónica marca, así como nuestra larga asociación con la industria restaurantera, son dos responsabilidades que nos tomamos muy en serio. Por ello, hicimos inversiones estratégicas al comienzo de la pandemia para mantenernos al día con el aumento de la demanda de paquetes de kétchup impulsado por el aceleramiento de las tendencias de entrega a domicilio y comida para llevar”, dijo Steve Cornell, presidente de Enhancers, Speciality and Away from Home Business Unit de Kraft Heinz.

The Wall Street Journal, que informó inicialmente sobre la situación, indicó que grandes cadenas de restaurantes, como Long John Silver y Texas Roadhouse, tienen dificultades para satisfacer la demanda de kétchup y han tenido que recurrir a otros proveedores.

Como parte de los esfuerzos de la empresa por responder a la creciente demanda por esta salsa roja sin picante, en noviembre Heinz lanzó el dispensador ‘no touch’ [sin contacto], para “satisfacer aún más las necesidades cambiantes de los restaurantes”, dijo la empresa.

Con la pandemia, las botellas de kétchup también registraron un aumento de un 15 por ciento en sus ventas, a más de mil millones de dólares en 2020.

Según Statista, más de 300 millones de estadounidenses responden que comen esta salsa popular, mientras que solo 20 millones responden que no.

La salsa de tomate ‘catsup’ se come como complemento de muchos platillos, como las papas a la francesa, las hamburguesas, los hot dogs y el pollo empanizado. (Miguel Andrade/Unsplash)

En México, la salsa kétchup también es popular. Pese a no haber nacido en este país, se ha ganado su lugar en la lista de ‘salsas mexicanas’. También se ha vuelto una costumbre combinarla con otros ingredientes para crear salsas nuevas.

En América Latina, se pronostica que el mercado para esta salsa crecerá a 790 millones de dólares para 2023.

Mientras tanto, el sitio web de Heinz dice que el crecimiento sustentable del mercado y la satisfacción de los clientes son sus prioridades.

“Al deleitar a los clientes — hacerlos felices al satisfacer y sobrepasar lo que necesitan, quieren y desean respecto al sabor y el gusto — impulsamos el valor y la lealtad de la marca”, dice. Ahora, la compañía tiene la oportunidad de comprobar que sí puede satisfacer la demanda.

En el último año, debido a la pandemia, Estados Unidos ha sufrido la escasez de diversos productos, como papel higiénico, toallas de papel, paños desinfectantes y gel antibacterial, entre otros.

Reportan escasez de ketchup ante creciente demanda se publicó primero en Negocios Now.

(Editado por Melanie Slone y Gabriela Alejandra Olmos)