Menu

Niños sin hogar: Administración de Biden proporciona albergues para menores migrantes 

El gobierno de Estados Unidos acondiciona centros de convenciones, bases militares y hoteles para crear refugios de emergencia.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos se ha encontrado diariamente con casi 600 menores viajando solos en la frontera con México a partir de esta semana. La administración del presidente Joseph R. Biden Jr. se esfuerza por proporcionar suficientes instalaciones para recibirlos y albergarlos.

Hasta la fecha, más de 4,200 niños están bajo custodia del gobierno de los Estados Unidos, y 2,943 de ellos han permanecido detenidos por encima del límite legal de 72 horas, según informes de los medios.

“Las instalaciones de la Patrulla Fronteriza están llenas de niños, y el plazo de 72 horas para trasladarlos de la Patrulla Fronteriza al Departamento de Servicios Humanos no siempre se cumple”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas, en un comunicado del 16 de marzo. “El Departamento de Salud y Servicios Humanos no tiene la capacidad de admitir la cantidad de niños no acompañados que hemos estado encontrando”.

El jueves 25 de marzo, durante su primera conferencia de prensa desde que asumió el cargo el 20 de enero, se le preguntó al presidente Biden sobre las condiciones de vida de los migrantes. “¿Esta es una pregunta seria?” él dijo. “¿[Usted pregunta si] me parece aceptable? Vamos.”

Además, se le pidió al presidente que respondiera a las imágenes y videos publicados recientemente por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de uno de estos centros, ubicado en Donna, Texas, que se encuentra sobrepoblado.

El centro temporal en Donna, Texas, proporcionará la capacidad necesaria para procesar los casos de familias y niños migrantes mientras se renueva el Centro de Procesamiento Centralizado permanente en McAllen. (Jamie Rodriguez Sr./Customs and Border Protection)

“Por ello vamos a trasladar a mil  de esos niños rápidamente”, dijo. “Por eso abrí Fort Bliss. Por eso he trabajado desde el momento en que esto comenzó a suceder para tratar de encontrar sitios adicionales para que los niños puedan … ser alojados de manera segura mientras seguimos avanzando con el resto de lo que está sucediendo”.

El presidente también dijo que le ha pedido a la vicepresidenta Kamala Harris que dirija el esfuerzo para detener la migración en la frontera.

Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional enfrenta el desafío de albergar al creciente número de niños migrantes que viajan solos. Se han reacondicionado espacios en instalaciones de gobierno, bases militares y un antiguo campamento para trabajadores petroleros para crear refugios de emergencia temporales.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos ha abierto viviendas temporales para tres mil  adolescentes en el Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison de Dallas, y se planea que el Centro de Convenciones de San Diego albergue también a niños migrantes.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias declaró el 12 de marzo que la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 incluye $110 millones para ayudar a organizaciones de todo el país a brindar asistencia humanitaria a los migrantes de la frontera entre México y la Unión Americana.

Opciones de albergue

Las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza reciben a los niños migrantes no acompañados y los entregan al Departamento de Salud y Servicios Humanos para su atención mientras encuentran a sus patrocinadores (quienes responderán por ellos en los Estados Unidos) y familias. Las instalaciones fronterizas están destinadas a ser centros de paso, donde los niños esperan el proceso correspondiente. Los niños deberían ser liberados en 72 horas.

Menores migrantes en el centro de procesamiento de Donna, Texas. (Jamie Rodriguez Sr./Customs and Border Protection)

La Administración para Niños y Familias del Departamento de Salud y Servicios Humanos tiene una red de más de 200 espacios oficiales con 13,500 camas autorizadas, supervisadas por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados. Pero para el 22 de marzo, había aproximadamente 11,100 menores bajo el cuidado de la oficina, dijo la administración. El tiempo promedio antes de entregar a un niño con un patrocinador es de 37 días.

Las viviendas de emergencia, conocidas como “instalaciones de afluencia”, son albergues temporales que tienen un estándar más relajado que los centros permanentes con licencia. Este tipo de vivienda suele estar a cargo de contratistas privados.

En febrero, la administración de Biden reactivó un centro en Carrizo Springs, Texas, para albergar a menores migrantes de 13 a 17 años que viajan solos. La Oficina de Reasentamiento de Refugiados dijo  que está trabajando para aumentar su capacidad de camas autorizadas de 952 a aproximadamente 13,500. Al 23 de marzo, había 810 niños en el refugio y ninguna niña.

Además, el Pentágono aprobó que dos bases militares en Texas se adecuaran para proveer viviendas de emergencia para niños migrantes: la base conjunta San Antonio-Lackland y Fort Bliss.

Temporalmente, se alberga al excedente de niños en una propiedad llamada Target Lodge Pecos North, en Pecos, Texas, en la cual se encuentran 500 niños migrantes. Pero el sitio tiene el potencial de expandirse para dar cabida a dos mil .

Endeavors, una organización sin fines de lucro con sede en San Antonio, tiene un contrato de $86.9 millones con el gobierno norteamericano para proporcionar 1,239 camas de hotel y otros servicios a los menores, incluyendo pruebas de COVID-19, según la vocera del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Danielle Bennett.

La frontera “no está abierta”, dicen los funcionarios 

“Nuestra frontera no está abierta”, dijo el director interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Tae D. Johnson. “La mayoría de las personas siguen siendo expulsadas bajo la autoridad de salud pública de los Centros para el Control de Enfermedades”.

Biden dijo durante su conferencia de prensa del 25 de marzo que, “la gran mayoría, la inmensa mayoría de las personas que llegan a la frontera y cruzan son devueltas”.

Además de los adultos solteros, “estamos enviando de regreso a la gran mayoría de las familias que vienen [a los Estados Unidos]”, dijo Biden, y agregó que su administración está trabajando con México para que reciba a más de esas familias.

Poco después de asumir el cargo, Biden firmó órdenes ejecutivas que detuvieron las deportaciones y cambiaron la política migratoria de la administración Trump, que obligaba a los migrantes a permanecer en México.

“Vamos a hacer mucho en nuestra administración”, dijo Biden en la conferencia de prensa. “Vamos a gastar esos más de $700 millones al año para cambiar en primer lugar las … circunstancias de por qué la gente se va [de sus países de origen]”.

En respuesta a un comentario de que quizá más niños están migrando a los Estados Unidos porque Biden es un “buen tipo”, el presidente dijo que durante los meses de invierno todos los años se incrementan los flujos migratorios, y que esto ocurrió incluso bajo la presidencia de Trump.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Melanie Slone)