Menu

TikTok, una aplicación que voló con la pandemia  

El confinamiento llevó a personas de todas las edades a buscar distraerse o informarse. 

TikTok, popular desde antes de la pandemia, vio un auge impresionante cuando esta se dio.

El confinamiento y el aburrimiento que significa para muchos fue un impulso para esta aplicación.

“Después de más de un mes de estar en confinamiento a causa de la pandemia, hacía mi trabajo en línea y lo que buscaba era algo en qué divertirme, al final tenía mucho”, dijo Jorge Maza Sosa, de 39 años, trabajador de una dependencia de gobierno y licenciado en administración.

“Bajé la aplicación porque me salían videos de la gente y artistas que la usaban, y me daba risa”, dijo.

La aplicación TikTok vio un auge, con más de 25.4 millones de descargas tan solo en México, lo que la convirtió en el quinto país con más descargas a nivel mundial, según Statista.

TikTok puede instalarse de manera gratuita desde cualquier dispositivo, lo que la hace muy atractiva. (Obi Onyeador/Unsplash)

Quienes la usan la ven como una manera de distraerse.

“Al final fue un buen distractor para mí, porque empecé a hacer videos con audios de programas cómicos. Me divertía y mataba el tiempo”, dijo Maza Sosa.

La gran variedad de temas en los pequeños clips de videos es lo que hizo llamativa la aplicación en casi todas las edades, inclusive los mayores de 30 años, a quienes no iba dirigida en un principio.

“TikTok tuvo una gran aceptación en un mercado de personas arriba de los 30 años gracias a la pandemia, ya que antes de esta solo era descargada por adolescentes y jóvenes que no rebasaban los 28 años”, dijo Gerardo Martínez Molina, licenciado en Ingeniería en Sistemas Computacionales.

Personas de todas las edades la usan, aunque supuestamente solo las mayores de edad pueden tener acceso a una cuenta.

En el segundo semestre de 2020, TikTok creó un centro de información COVID-19, el cual tuvo más de 2 mil millones de visitas en todo el mundo. También se publicaron banners que se dirigen a los usuarios a dicho centro, donde se subieron a la aplicación más de 3 millones de videos que fueron vistos más de 63 mil millones de veces.

El tiempo libre llevó a muchas personas a conocer a esta aplicación gratuita.

“La ociosidad ayudó mucho a TikTok”, dijo Martínez Molina. “Es una aplicación gratuita, un gancho más para que la gente la descargue a través de los diferentes sistemas operativos de smartphones”.

Además, sirve para promover productos o hasta ideas.

“Gente famosa empezó a usarla como principal medio de promoción, sin que la aplicación les pagara para promoverla ni nada, y esto causaría un impacto — sin querer — entre la población mundial”, dijo Martínez Molina.

Al ser una aplicación de prontitud, no solo puede usarse de forma divertida, sino también para informar sobre hechos noticiosos de cualquier parte del mundo.

En TikTok también se encuentran clips de videos informativos, tutoriales para hacer alguna manualidad, recetas de cocina o alguna rutina de ejercicio, rutinas de baile, entre otras. En este tenor los usuarios han diversificado la forma en aprovechar la aplicación.

México ocupa el quinto lugar a nivel mundial de descargas de esta aplicación. (Malte Helmhold/Unsplash) 

TikTok también jugó un papel importante en la política internacional, como en las elecciones en Estados Unidos el año pasado, donde se creó una guía con información sobre cómo votar, qué pasó en las elecciones y cómo iba el recuento de resultados. La guía electoral recibió casi 18 millones de visitas.

Es una forma de crear redes de personas con intereses en común en una época en la cual muchos no pueden salir de sus casas.

“Al igual que otro tipo de redes sociales como, Facebook, Twitter, TikTok tiene un motor de búsqueda inteligente en donde ve los intereses de los usuarios o qué tipo de cuentas sigue y así, cada vez que entre, el motor le mostrará cuentas afines a sus intereses. Esto lo hace una aplicación muy completa”, dijo Martínez Molina.

Queda por verse si la popularidad de TikTok continuará después de la pandemia, o si otras aplicaciones tomarán su lugar en este mundo de rápido cambio tecnológico.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)