Menu

Mazapán mexicano es producto del ingenio  

Se hicieron cambios al marzapán para crear este dulce, único del país, pero que ha trascendido fronteras. 

Sencillo, pero sabroso y muy popular, el dulce de marzapán destaca en México.

A pesar de que la receta original no es de este continente, México le ha puesto su ingenio, llevándolo a otro nivel y rompiendo fronteras.

El marzapán original se hace con azúcar, almendras y huevos. Se hornea para que adquiera consistencia y forma. De fácil preparación, se volvió muy popular, y hoy hay muchas recetas que lo incluyen.

“En los últimos años se ha tenido un despunte bastante significativo en su consumo, debido a que la gente lo ha logrado añadir en varias recetas de repostería o bebidas de cafetería”, dijo Liliana Chávez Olvera, vendedora de mostrador de la dulcería Selene en la ciudad de Boca del Río, Veracruz.

“Además de su consumo normal como golosina, es un dulce muy versátil y que no es para un mercado con una determinada edad específica”, dijo.

El mazapán mexicano es parecido a las galletas de cacahuate, pero no lleva harina. (Megumi Nachev/Unsplash)

En México, hay una versión única. El dulce ya no se hace con almendras, sino con cacahuates, y no lleva huevo.

La empresa que se encargó de posicionarlo, con el nombre ‘mazapán’, fue la fábrica “De la Rosa”, en el estado de Jalisco. El gusto rebasó las fronteras de México, llegando a Estados Unidos y América Latina.

Tanta es su popularidad que, en 2018, se batió un récord Guinness cuando se fabricó el ‘mazapán’ de cacahuate “De la Rosa” más grande del mundo.

Los mexicanos han mostrado su creatividad al introducirlo en cualquier bebida o repostería, para así mejorar el sabor de estas.

Adriana Heredia es una chef que dio un giro a sus postres con este dulce.

“En mi repostería he logrado introducir el mazapán en la elaboración de un pastel con relleno de este; es uno de los pasteles que más me piden mis clientes”, dijo la repostera de 40 años, dueña de la pastelería El Toque Dulce, en Veracruz.

“Es un pastel de tres leches y, una vez adornado con la crema chantillí, le espolvoreo más mazapán, teniendo una presentación muy bonita”, dijo.

Pasteles, gelatinas, malteadas o frappés ya tienen el sabor de ‘mazapán’, debido a la solicitud del público y la creatividad de la gente que ha encontrado en este dulce una oportunidad para crear nuevas delicias.

Se hace una pasta de cacahuate para preparar el mazapán. (Devi Puspita Amartha Yahya / Unsplash)

Receta para mazapán casero

Ingredientes:

1 taza de cacahuate, sin sal y sin cáscara

85 gramos de azúcar glass (azúcar en polvo)

Preparación:

Primero se tuestan los cacahuates en un sartén, a fuego bajo para que se intensifique su sabor, sin quemarlos.

Después, se trituran los cacahuates, hasta que queden hechos polvo. Puede hacerse en la licuadora poco a poco, para evitar forzar el motor del instrumento.

El cacahuate soltará un aceite natural.

Se agrega a la mezcla poco a poco el azúcar glass, parando la licuadora cada vez que la mezcla se pegue a los extremos.

Se obtendrá una masa suave, pero firme, sin grumos.

Finalmente, con las manos se debe amasar la mezcla. Se le da la forma y los tamaños deseados. Los postres deben reposar por lo menos una hora en el refrigerador, para que se endurezcan.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)