Menu

Los molletes combinan lo mejor de México en un platillo sencillo

Económicos y fáciles de preparar, tienen variaciones en cada región y para todos los gustos. 

Llamados ‘molletes’, llevan como base un pedazo de pan. De aquí, la imaginación del mexicano vuela.

Uno de los antojos más populares del país combina los frijoles refritos, la salsa, otros ingredientes como carnes de la región, y mucho queso derretido, una mezcla simple de lo más representativo de México y de sabores que destacan.

Algunos molletes pueden ir a la plancha, con mantequilla y azúcar, y otras versiones pueden ir acompañados de jamón y pico de gallo, o hasta con chilaquiles encima.

Casi todos llevan frijoles.

“Lo más rico de unos molletes son los frijoles refritos, bien preparaditos”, dijo Damina Cruz, ama de casa veracruzana quien gusta de este tradicional platillo.

Para México, los molletes se preparan con un bolillo cortado a la mitad. Las dos mitades se pasan por la lumbre, en comal u horno, hasta que queden crocantes. Después, se les untan frijoles o mermeladas y se agregan otros ingredientes.

Son muy populares porque son sencillos y económicos.

“El mollete es un plato muy noble porque es fácil de preparar, los ingredientes no son difíciles de hallar, así que es algo de lo que podemos echar mano en un día difícil y poder deleitarnos con esta receta muy mexicana”, dijo Cruz.

Los molletes pueden llevar un queso derretido y salsa, por ejemplo, pico de gallo, al gusto. (Christian Valera Rebolledo/Unsplash)

Se puede comer por las mañanas como desayuno, aunque es una comida para cualquier horario del día, y es famoso por ser el platillo insignia de la Ciudad de México.

En algunas regiones específicas, como en Querétaro, se preparan con mantequilla y azúcar, pero en otros estados, como en Veracruz, se hacen de varios guisados encima del frijol, desde jamón serrano con queso amarillo hasta huevos revueltos, entre otros.

Al centro de la República Mexicana se preparan con chilaquiles rojos o verdes, acompañados de crema, queso y cebolla. Aunque es menos común, también se les ve en la ciudad norteña de Monterrey, con carne asada.

Los molletes más sencillos se preparan con frijoles, queso y salsa, pero pueden llevar muchos otros ingredientes. (Christian Valera Rebolledo/Café Words)

Receta para preparar molletes al estilo de México

Alcanza para 4 porciones

Medidas e ingredientes

4 bolillos, partidos por mitad

250 gramos de queso manchego

1 taza de frijol refrito

salsas, pico de gallo, al gusto

Instrucciones, según Silvia Nicte-Ha, licenciada en Gastronomía por la Universidad Mexicana:

“Primero, partimos el pan en dos partes y a cada una de ellas podemos untarle un poco de mantequilla o un poco de aceite de oliva, ya sea el gusto de cada quien. Colocamos ambas partes sobre un comal para que se doren un poco”, dice Nicte-Ha.

“Una vez que ambas partes están un poco doradas, ojo porque no deben dorarse mucho, les ponemos a cada parte una capa de frijol refrito y encima una rebanada de queso manchego. Los volvemos a colocar en el comal solo a fuego muy bajo para que el queso derrita un poco”, dice la chef.

“Finalmente los servimos en un plato extendido, y se acompaña con un buen ‘pico de gallo’, aunque algunas personas les agregan carne o huevo encima. Lo pueden hacer. También hay quienes suplen el pico de gallo por salsa roja o de chipotle; es relativo todo porque es al gusto de cada quien”.

(Editado por Melanie Slone y LuzMarina Rojas-Carhuas)