Menu

Baloncesto en México, ¿más popular que el fútbol?

Con gran aceptación, este deporte impulsa a los mexicanos a llegar a las ligas internacionales. 

El fútbol no es el único deporte que vuelve loco tanto a fanáticos como a jugadores en México.

Niños y jóvenes cada vez más practican el baloncesto — o básquetbol, también escrito ‘basquetbol’ — como una alternativa sana y divertida. Su creciente popularidad podría deberse a las estrellas del deporte que se dieron a conocer en todo el mundo.

Con las transmisiones en televisión de los partidos profesionales de la NBA (National Basketball Association) en Estados Unidos, todos llegan a conocer a jugadores como Michael Jordan, LeBron James y el finado Kobe Bryant, inspiraciones para los jóvenes deportistas.

“El gusto por el basquetbol en México se debe mucho a las enormes jugadas que en su momento Michael Jordan, y más en la actualidad, LeBron James”, dijo Giovanni Moron Ramírez, periodista deportivo y reportero de radio y televisión de Veracruz. “Son motivo o inspiración de muchos jóvenes que juegan en las canchas de las unidades deportivas del país”.

Basketball is one of the most-played sports in Mexico. *** El basquetbol es uno de los principales deportes que más se practican en México. (Daniel Mccullough/Unsplash)

México fue de los primeros países en América Latina en iniciar la práctica de este deporte, en la ciudad de Puebla en 1902. Todo fue posible gracias al director del Instituto Metodista Mexicano en Puebla, Guillermo Spencer.

Los jóvenes comenzaron a jugarlo y llamaron la atención del público, lo que sirvió para que pudieran salir a otras partes del país a jugar. Bajo el impulso del Instituto, México tenía buenas participaciones en diferentes torneos o campeonatos durante el siglo pasado.

En 1936, fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de verano, cuarto lugar en los de 1948, medalla de plata en los Juegos Panamericanos en Winnipeg en 1967, y quinto lugar en los Juegos Olímpicos realizados en su propio país, en 1968.

Vinieron los problemas 

Después de la década de 1970, el balconcesto mexicano empezó a tener problemas y entró en una decadencia. El interés tanto de practicarlo como de verlo se perdió poco a poco en el país.

“Los malos manejos de la Federación Mexicana de Baloncesto por la década de los 70 sumieron por completo al basquetbol mexicano”, dijo Miguel Angel Gómez Scagno, periodista deportivo.

Gómez Scagno aseguró que la mala organización y los problemas internos poco a poco deterioraron el deporte. “No se tenía una buena planeación; los equipos comenzaron a tener problemas con la federación en ese entonces y el interés por participar en el torneo se perdió”.

Dijo además que la federación desapareció, con todos los equipos y su liga.

“Se podría decir que el deporte se estancó”, dijo. “Los jugadores dejaron de tener proyección hacia otras ligas en el mundo y por ende la selección dejó de ser competitiva por más de tres décadas, aproximadamente”.

NBA games from the United States and the magic of television bring the sport into Mexicans’ everyday lives. *** Los partidos televisados de baloncesto de la NBA llevan el deporte a la vida cotidiana de los mexicanos (Klara Kulikova/Unsplash)

El interés se retomó en 2000, cuando emergió la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, conformada de dos conferencias, la del Este y la del Oeste.

Jugadores talentosos de México, Estados Unidos y Puerto Rico que participaban en las ligas colegiales de Estados Unidos empezaron a ser contratados por los equipos mexicanos en la recién formada liga.

Equipos mexicanos como Halcones Rojos Veracruz, Soles de Mexicali, Pioneros de Cancún, Fuerza Regia de Monterrey, Halcones UV Xalapa, Correcaminos UAT de Tamaulipas, por mencionar algunos, comenzaron a llamar la atención del público. De ahí, se conformó la selección mexicana, la cual empezó a tener grandes participaciones en juegos centroamericanos y panamericanos, así como torneos por parte de la FIBA Américas, o Confederación Panamericana de Baloncesto.

El talento creció, y hoy hay mexicanos en las ligas extranjeras.

“Afortunadamente, la liga ha podido exportar jugadores mexicanos a otras ligas importantes en el mundo”, dijo Gómez Scagno. “Uno de ellos, Gustavo Ayón, quien juega en la liga de España con el Real Madrid, y antes de él Eduardo Nájera, quien tuvo participación con Mavericks de Dallas, Golden State Warriors, Nuggets de Denver, Nets de Nueva Jersey y Charlotte Bobcats [ahora Hornets]. Es de los mexicanos con más relevancia en la NBA”.

Algo que agrada a los mexicanos es que el baloncesto es un deporte donde se convive de manera familiar; hay familias que compran sus abonos para el torneo regular.

“Lo que me gustaba del basquetbol es que es un deporte familiar”, dijo Marco Rivera Cáceres, aficionado a este deporte y trabajador jubilado de Petróleos Mexicanos. “No había groserías; estaba uno cómodamente sentado, el auditorio climatizado, todo en orden”.

“Cuando existían los Halcones Rojos, compraba mi abono y llevaba a mi nieto a ver los partidos; es un deporte muy sano”, dijo.

Hoy, el baloncesto es de los deportes más practicados en el país. Hay muchas canchas para participar de manera pública o privada. Ahora, se necesita mucha proyección si se busca que los jugadores del baloncesto mexicano tengan éxito internacionalmente.

“Puedes ver a jóvenes entre unos 13 a 19 años quienes practican, y si pueden participan en torneos, pues lo que buscan es trascender en este deporte de manera profesional”, dijo Moron Ramírez.

(Editado por Melanie Slone)