VIDEO: Mamá Millonaria De Moscú Quiere Tener Más De 100 Hijos

La esposa del magnate hotelero contrata a madres sustitutas para crear su enorme familia.

Una madre millonaria de Moscú que cría a once hijos biológicos espera tener docenas más, mediante el uso de madres sustitutas.

La madre rusa Christina Ozturk, de 23 años, vive con su marido, Galip Ozturk, el acaudalado propietario de un hotel en la ciudad costera de Batumi, Georgia, donde es legal utilizar madres sustitutas.

Tras 10 bebés concebidos por madres sustitutas, más uno que ella engendró, la pareja ya domina el procedimiento. Las posibles madres por alquiler pasan por un proceso terapéutico y firman documentos legales antes de embarazarse con hijos de Christina y su esposo.

Russian mother Christina Ozturk with her children. *** La madre rusa Christina Ozturk con sus hijos. (@batumi_mama/Newsflash)

Originaria de Moscú, Christina era madre soltera cuando decidió tomarse unas vacaciones en Batumi, la segunda ciudad más grande de Georgia, en la costa del Mar Negro. A menudo se conoce a este destino turístico subtropical al pie del Cáucaso como el Las Vegas del Mar Negro.

Ella dijo que se enamoró de Galip a primera vista en su primer día allí, y lo describió como su “mentor, guía y el príncipe de un cuento de hadas, todo en uno”.

Galip aseguró que también fue amor a primera vista para él. “Es tan fácil estar con ella, siempre tiene una sonrisa en los labios y, al mismo tiempo, es tímida y misteriosa”, dijo. “Ella era el tipo de esposa que siempre quise para mí, un diamante en bruto a través del cual pude mirar su corazón puro y bondadoso”.

Después del encuentro, las cosas se movieron rápidamente. Christina y su pequeña hija Vika se mudaron a Batumi. Ella dijo que Galip no se oponía a la idea de una familia numerosa. Su edad no era un impedimento, y tampoco el hecho de que él ya tenía hijos adultos.

Christina with her husband Galip Ozturk. *** Christina con su marido. (@batumi_mama/Newsflash)

La pareja también estuvo de acuerdo en que querían tantos hijos como fuera posible. Sus planes eran ambiciosos, y rápidamente se dieron cuenta de que su capacidad reproductiva no era suficiente. Así que decidieron utilizar vientres de alquiler, que tienen un costo total de alrededor de 8 mil euros por hijo.

Los Ozturk no tienen problemas financieros, y ahora tienen diez bebés, además de Vika.

“En este momento tengo diez hijos con la incorporación de Olivia, quien llegó a fines del mes pasado. Yo misma di a luz a mi hija mayor, Vika, hace seis años. El resto de los niños son genéticamente nuestros, de mi esposo y yo, pero los engendraron madres sustitutas”.

Christina Ozturk with her children. She wants to use surrogates to have dozens more. *** Christina Ozturk con sus hijos. Quiere tener docenas más. (@batumi_mama/Newsflash)
Galip Ozturk with his children. *** Galip Ozturk con sus hijos. (@batumi_mama/Newsflash)

En redes sociales, los Ozturk hablan de tener 105 hijos, aunque admiten que se trata de un número aleatorio. “No sabemos cuántos serán eventualmente, pero ciertamente no planeamos detenernos en diez”, dijo.

“Simplemente no estamos listos para hablar sobre el número final. Todo toma su tiempo”.

Dice que antes de agregar más hijos a su familia, dejarán que sus hijos actuales crezcan un poco. También admite que cuidar de tantos niños a la vez es más difícil de lo que pensaba.

“La clínica de Batumi nos elige a las madres sustitutas y asume la plena responsabilidad del proceso”, dijo. “No conocemos personalmente a las madres sustitutas y no tenemos contacto directo con ellas, para evitar problemas después del embarazo”.

After 10 surrogate babies, plus one that was born naturally for Christina, the couple have got the process down to a fine art. *** Después de 10 bebés con madres sustitutas, la pareja ha perfeccionado el proceso. (@batumi_mama/Newsflash)
Christina and Galip Ozturk want to let their kids grow up a little bit before adding more babies to their family. *** Christina y Galip Ozturk quieren que sus hijos crezcan un poco antes de tener más bebés. (@batumi_mama/Newsflash)

“Toda la comunicación se realiza a través de la clínica. Nosotros solo monitoreamos indicadores de salud. Establezco un régimen alimenticio para que la comida de las madres sea completa y miro los resultados de las pruebas”.

La clínica elige únicamente a mujeres jóvenes que ya hayan tenido un embarazo. También verifica que las mujeres no tengan malos hábitos o adicciones.

Las madres sustitutas reciben asesoramiento psicológico para asegurarse de que estén preparadas para el desafío, que incluye entregar al bebé cuando nazca. Christina dijo que, independientemente de lo que piense una madre sustituta antes del nacimiento, a menudo es difícil entregar a un hijo.

La pareja ya se topó con una madre sustituta que quería quedarse con el niño, dijo. Sin embargo, debido a que los bebés son genéticamente de Christina y su esposo, la madre por alquiler no tenía derechos y tuvo que renunciar a él.

Georgia ha permitido la subrogación desde 1997, siempre que la pareja involucrada sea heterosexual y esté casada. El niño que nace pasa automáticamente a las personas que proporcionaron el material genético para la concepción, de acuerdo con la ley.

Pese a que actualmente hace uso de madres sustitutas, Christina no ha descartado engendrar a otros bebés.

Por el momento, sin embargo, la prioridad es gestionar la planificación del día a día de su hogar y cuidar y atender a los niños. Después de acostarlos cada noche, tiene que trabajar en asuntos como preparar la comida y programar citas médicas.

Dijo que mucha gente la criticaba, suponiendo que tenía un ejército de niñeras y que podía pasar todo su tiempo en bares y restaurantes con amigos. Pero dice que ella no es ese tipo de madre, y que pasa todo su tiempo con su numerosa familia.

(Traducido por Gabriela Olmos. Editado por Kristen Butler, Alex Patrick y Melanie Slone)