Menu

Tiendas OXXO dominan en cada localidad mexicana

La cadena tiene mucha presencia, pero su éxito ha significado competencia para otros vendedores tradicionales. 

Una empresa que empezó desde abajo está arrasando en todo México, con todo lo que este éxito implica. Mientras que hay un OXXO exitoso en cualquier cuadra, otras tiendas familiares y locales han tenido que ajustarse a la nueva realidad de este concepto y enfrentar la competencia.

Su éxito radica en sus muchas ubicaciones y los productos que se ofrecen.

“Como usuaria opino que ir al OXXO puede ser una solución para varias situaciones”, dijo María Guadalupe Vidales, quien vive en Veracruz. “Además de comprar comestibles, pues puedes recargar saldo al celular, recibir envíos, hacer depósitos a algunas marcas de banco”.

Al mismo tiempo, este concepto es parecido a las grandes cadenas en otros países y algunos se quejan de que haya desplazado las tiendas familiares de abarrotes.

Vidales no está de acuerdo y dice que ambos pueden florecer. “Eso sí, no es más barato que una tiendita de la esquina porque el OXXO podrá tener muchos servicios, pero no va a desaparecer a los abarrotes”.

Alfredo Ramírez, propietario de una tienda de abarrotes en Veracruz con más de 30 años de antigüedad, dice que, “Claro que las tiendas OXXO se han vuelto una competencia bastante fuerte con el tiempo. Antes, yo era el único negocio en la colonia y las personas me compraban porque era más barato que ir al supermercado, además porque estaba cerca”.

La expansión de ciertos servicios podría hacer la diferencia.

“Ahora hay un Oxxo a una cuadra de donde estoy, ahí las personas acuden a pagar servicios que conmigo no podrían, como el agua, la luz y hasta el Internet. Yo sigo ofreciendo algunos productos que no pueden encontrar en esos sitios como frutas y verduras. Mis clientes recurrentes siguen acudiendo conmigo para compras pequeñas, pero cuando se trata de pagos, sin duda van ahí”, dijo Ramírez.

(Owners and clients of dry goods stores have had to adapt to the huge success of OXXO stores. *** Los dueños y los clientes de las tiendas de abarrotes han tenido que adaptarse al enorme éxito de los OXXO. (Alin Andersen/Unsplash)

Actualmente, OXXO da empleo a millones de trabajadores, innovando sus métodos de trabajo y colaboración y ofreciendo un respaldo seguro a aquellos que son colaboradores. Son más de 6,000 establecimientos en más de 350 ciudades. Están en el ‘top 10’ en cadenas de ventas más grandes en el país, y en América Latina, están en el séptimo puesto como cadena comercial.

Muchos se preguntan qué significa su nombre. Proviene del símbolo de porcentaje (%), que era la forma en la que se anunciaba antes de establecerse como OXXO.

La historia de la cadena de Tiendas Oxxo (propiedad de FEMSA — Fomento Económico Mexicano S.A.B de C.V.) comenzó en conjunto con la Cervecería Cuauhtémoc. Idearon un negocio de venta de botanas, cigarros y cervezas a la población de Monterrey en 1997. FEMSA es conocido en México como una multinacional dedicada a bebidas y restaurantes.

El primer OXXO se construyó en Monterrey, seguido por otros en Chihuahua, Hermosillo y Mexicali, entre 1978 y 1982. Cuando pasaron a ser parte del concepto ‘Líder de Tienda’, se alabó la labor de toda una familia que levantó ese primer OXXO, una verdadera historia de éxito.

Fue un logro tan grande que la cadena se extendió por todo México; hoy, ninguna localidad del país podría concebirse sin un establecimiento de este tipo. Incluso, establecieron locales en países como Colombia, Chile, Perú, Brasil y hasta Estados Unidos. La cadena se dedica a vender artículos varios, como una tienda de conveniencia.

Las primeras marcas importantes que comenzaron a vender fueron las de Coca Cola y Jugos del Valle, abriéndose camino durante más de 10 años hasta que, en 2010, PepsiCo también entró como parte de los productos oficiales vendidos.

Nunca se imaginaron que años después verían una de estas tiendas en casi cada esquina de México. Todo rindió frutos para que abrieran nuevas secciones, como panadería, heladería y hasta carnicería o frutería, pasando a ser parte del mercado como ‘OXXO Super’, en 2014.

Según FEMSA, no se trata de una cadena de franquicia; opera bajo un contrato de Comisión Mercantil que funciona como filtro de control de calidad, así que si alguien deseara comprar una sola tienda OXXO, no podría. Esto lo diferencia también de las tiendas de abarrotes y exige una calidad y presentación uniformes.

El tiempo dirá si el consumidor se ve obligado a elegir entre las tiendas OXXO y las tradicionales y familiares tiendas de abarrotes. Por ahora, la competencia parece ser un impulso al éxito, y ambas forman parte del paisaje en cada localidad mexicana.

(Editado por Melanie Slone)