Menu

Viajar sola, la nueva moda

Una mujer mexicana que se aventura a viajar en solitario cuenta su experiencia, consejos y prejuicios enfrenados. 

Hay cada vez más mujeres que se aventuran a viajar solas.

Aunque sigue habiendo estereotipos y miedos respecto a quienes viajan solos, en particular las mujeres, en realidad muchas afirman que hay muchos más aspectos positivos. Hoy, las latinas se unen a esta tendencia mundial de las viajeras solitarias.

La actividad está llena de especulaciones. Se comenta que es peligroso que una mujer ‘mochilera’ viaje sola en un lugar conocido, donde no conoce a nadie. Sin embargo, aunque sí hay que tomar medidas de precaución en cualquier circunstancia, viajar sola no es más inseguro que ir acompañada.

Algunas latinas mochileras comparten tips en su página de Facebook. No hay que mostrar temor ni ‘despiste’, aseguran. Dicen que, “la gente no tiene que saber que estás viajando sola”.

Otro mito es la idea de que una vaya a estar siempre sola en el viaje. Las mujeres que gustan de viajar en solitario suelen ser sumamente sociables, dando pie a que conozcan a otras personas que rápidamente tienden la mano y se suman a la lista de nuevas amistades.

La creencia de que viajar en solitario por el mundo es muy aburrido no tiene nada de cierto. Eso sí, dependerá en mucho de la forma de ser de cada mujer, del destino elegido, de las actividades que se deseen realizar y del objetivo del viaje como tal.

Muestra de ello es Karime Aymerich, de 27 años, licenciada en Comercio Internacional, quien ha visitado en solitario Estados Unidos, Costa Rica y Polonia. El plan más reciente de esta mexicana es viajar a Turquía tan pronto que lo permita la pandemia y, como es ya costumbre, lo emprenderá nuevamente sola.

“En todos lados me preguntaron sorprendidos que por qué viajaba sola, sin excepción”, dijo. “Pero a mí me sorprendió más que les sorprendiera a ellos. Creo que la gente todavía no está acostumbrada a ver mujeres jóvenes viajando solas.

Aymerich dijo que las ciudades donde se sintió más insegura fueron Houston, donde vivió acoso a manos de un chofer de Uber, y Memphis, ambas en Estados Unidos.

Caso contrario fue su visita en solitario a Costa Rica, que es considerado el país más seguro de América Central. Aymerich vivió un viaje a la medida, que en cierta forma se ensombreció por un caso de feminicidio en dicho país que acaparó los titulares de casi toda América Latina.

“Al momento que estaba allá, se hizo viral un caso de un feminicidio de una mexicana que fue de mochilera y ya no regresó”, djio. “Ella tenía 25 años, igual que yo, en ese entonces, y pasó en la misma semana en la que estuve ahí”.

“Me impactó mucho la noticia porque pude haber sido yo, pero fue un caso muy aislado y por eso causó tanta conmoción en todo el país”, dijo. “En lo general la gente me pareció muy buena. No dejé que eso impactara en mí negativamente y seguí adelante”.

La diferencia cultural 

Si bien entre las diferentes culturas de los lugares siempre habrá una diferente aceptación, Aymerich recomienda no dejarse llevar por lo que pudiera percibirse del lugar.

“En Memphis la vibra era un poco pesada, pero no juzgo tanto los lugares por eso; simplemente mi experiencia en esos momentos no fue la más adecuada. Por otro lado, se sabe que Europa es un continente generalmente seguro y fácil para viajar, por lo que en Polonia no tuve mayor problema”.

“América Latina está lleno de cosas bellísimas por descubrir, y creo que antes de viajar a cualquier lugar, la gente se debe informar sobre los lugares que deberían evitar”, dijo. “Para mí, la dificultad no aumenta en un país latinoamericano. Simplemente es informarse bien”.

Karime Aymerich visited Houston on one of her solo trips, where she got to see NASA. She shares travel tips online with other young women who travel alone. *** Karime Aymerich viajó sola a Houston, donde pudo ir a la NASA. Comparte consejos en línea con otras mujeres jóvenes que viajan solas. (Karime Aymerich)

La investigación es el secreto

Actualmente, las tendencias de búsqueda apuntan a que cada vez más mujeres quieren aventurarse a realizar un viaje en solitario. Tan solo en el 2016 y 2017, el buscador de Google arrojó un incremento del 50% para frases como “viajes de mujeres solas”.

Cuestionada sobre cuáles serían sus mensajes a otras latinas que deseen recorrer el mundo en solitario, Aymerich no dudó en dejar claro que el miedo es subjetivo; una mujer no puede perderse nuevas e increíbles experiencias de vida por el simple miedo a hacerlo.

El secreto siempre está en investigar hasta el cansancio y con anticipación sobre las ciudades y países. Las redes sociales y los blogs son buenas herramientas para leer las experiencias de otras mujeres, los aspectos culturales importantes a tomar en consideración, los lugares por evitar y cuáles visitar.

“Sólo quiero decir que lo recomiendo ampliamente y reiterar que la investigación, el respeto a la cultura que visites y el sentido común son los pilares para sentirte segura a donde vayas”, dijo Aymerich.

Por último, ofrece tres consejos: investigar, aprender un poco el idioma local y contratar un plan de Internet básico a donde vayas. Así puedes compartir tu ubicación a familiares y amigos de confianza.

(Editado por Melanie Slone)