Menu

Carnaval de Veracruz, el “más alegre”, se aplaza 

La festividad, que debe preceder a la cuaresma, es otro víctima de la pandemia este año.

Llega la época de los carnavales, pero este año será muy diferente.

Estas fiestas a nivel mundial tienen su origen en la religión, ya que lo último que se hace es impartir la ceniza en la Iglesia Católica, lo que marca el inicio de la cuaresma rumbo a la Semana Santa.

Uno de los carnavales más conocidos es el del puerto de Veracruz, en la República Mexicana. Con el paso del tiempo, se ha ganado el título de “El más alegre del mundo” debido a su buena vibra, la alegría de su gente, su música y el color.

Tristemente, este año la festividad no podrá llevarse a cabo, al menos en sus fechas normales, debido a COVID-19. Sin embargo, con su característico optimismo, la ciudad promete no cancelar, sino simplemente aplazarlo.

Los primeros carnavales se registraron en Italia en el siglo XIX, con fiestas que se hacían en todo el pueblo, donde la gente llevaba sus mejores ropas y una máscara que les cubriera el rostro. La principal característica de este carnaval era el alboroto, las bebidas alcohólicas y el desenfreno sexual. La fiesta duraba días y concluía con el miércoles de ceniza.

A principios del siglo XX, el Comité Directivo del Carnaval de Veracruz se formó. En el año 1925, lo dirigió Ildefonso Consejo, como presidente; Rafael Loperena, vicepresidente; Federico Varela, tesorero; y José Troncoso, secretario del comité. Así, pudieron desfilar los primeros carros alegóricos y comparsas.

Actualmente dicho comité aún existe, como parte de una dirección del ayuntamiento municipal de Veracruz. Con mucha anticipación organizan esta fiesta, donde se concentran miles de personas en el Boulevard. Este año ya estaba planeado y presupuestado.

Usually, the whole city gets together for this celebration. *** Toda la ciudad suele reunirse en estas fechas. (Tania L. García/Café Words) 

¿Cómo es normalmente el Carnaval “Más Alegre del Mundo”?

En años menos complicados, el Carnaval de Veracruz casi siempre se lleva a cabo en el mes de febrero, y se caracteriza por diferentes actividades previas. Podría decirse que comienza con un divertido juego de béisbol playero llamado “Solteras vs. Casadas”, donde los hombres se disfrazan de mujeres; el único requisito es ser del puerto de Veracruz y, como su nombre lo indica, un equipo debe ser de hombres casados, y el otro de hombres solteros.

Posteriormente, el martes se lleva a cabo la “Quema del Mal Humor”, donde a un personaje llamado “Juan Carnaval”, hecho a base de papel y cartón, se le prende fuego, para simbolizar que las tristezas se van y las alegrías se quedan entre la gente.

Al día siguiente, inician las coronaciones de la corte real del Carnaval de Veracruz. Los primeros son los reyes infantiles; después se coronan tanto al Rey como a la Reina. El sábado, toda la corte real encabeza un desfile náutico por el puerto, para así por la noche dar inicio a lo que será el primer gran desfile.

En total, son cinco desfiles. El miércoles se lleva a cabo el entierro de “Juan Carnaval”, con lo que concluye una semana de fiestas en la ciudad.

The Carnival King presides over the first parade. *** El Rey del Carnaval encabeza el primer desfile. (Tania L. García/Café Words) 

Las actividades que más atraen la atención de los turistas son los desfiles de carros alegóricos y las comparsas, que transitan por los más de 5 kilómetros del Boulevard. Las bandas musicales de la Heroica Escuela Naval sonorizan y abren los desfiles, acompañados de bastoneras.

Los trajes de los bailarines de las comparsas son de colores vivos. Se crean coreografías que enseñan por más de medio año. Hay una gran interacción con la gente que se encuentra de espectador en las gradas, creando una fiesta única. Los carros alegóricos, los cuales se construyen en tres meses, lucen diseños creativos y un importante juego de luces durante los paseos nocturnos.

“Nosotros nos llamamos “Los Destrampados”; somos una comparsa chusca y nos organizamos con seis meses de anticipación”, dijo Néstor Lascurain Rodríguez, director de la comparsa chusca “Los Destrampados”.

“Tenemos que escoger nuestros disfraces; bailamos salsa, merengue y reggaetón”, dijo. “La gente siempre se baja a bailar con nosotros. Estamos participando desde el año 2002, y nos hemos llevado los primeros lugares por nuestra originalidad y la diversión que le damos a la gente”.

Este año tendrán que esperar para ver si ganan.

“Sabíamos que el Carnaval de este año corría el riesgo de ser aplazado o incluso cancelado”, dijo Lascuráin Rodríguez. “Da una tristeza muy grande, ya que tenía muchos años que no pasaba algo así”.

“A toda la comparsa nos puso muy triste, pero tenía que ser así por la salud de todos”, dijo. “Obvio, afecta a muchas personas en las que gira esta fiesta, ya que muchos aprovechan para ganarse un dinero extra trabajando en estas fechas. El carnaval deja a toda la gente beneficios, sea de diversión, económico o de cualquier índole”.

La influencia musical caribeña faltará este febrero en el puerto, uno de los más importantes de México. Los géneros que normalmente se escuchan en los desfiles son la salsa, reggaetón, danzón y cumbia.

La nostalgia de la gente de la ciudad resuena este año en sus recuerdos.

“Cada año llevo a mi familia el fin de semana de carnaval, ya que los desfiles de sábado y domingo son más divertidos”, dijo Víctor Flores Peña, padre de familia y espectador del carnaval de Veracruz. “Es algo un poco caro, pero mi familia lo vale. Hacemos como una especie de picnic; llevamos sándwiches, refrescos, papas. Nos divertimos mucho y pasamos un día bonito en compañía de la familia”.

Regional popular outfits are shown off in the parades. *** Los trajes populares de la región salen a relucir en los desfiles. (Tania L. García / Café Words)

Dentro del marco de las fiestas del carnaval hay foros, exposiciones fotográficas, el museo del carnaval y conciertos con artistas locales, nacionales e internacionales. Todas estas actividades siempre se llevan a cabo con fuertes dispositivos de seguridad, a fin de garantizar la sana diversión de las familias. Pero este año, el peligro es mucho mayor.

Debido a la pandemia mundial, se ha anunciado oficialmente el aplazamiento del Carnaval de Veracruz, como una medida de prevención para evitar contagios.

“A todos los veracruzanos nos pegó que no hubiera carnaval este año como de costumbre”, dijo Lascuráin Rodríguez. “Esperemos que esta pandemia nos deje divertirnos pronto y, a la gente que espera el carnaval, trabajar”.

El Comité del Carnaval de Veracruz emitió un comunicado donde el alcalde Fernando Yunes Márquez dice que la festividad, “podría realizarse en verano de 2021”. Agrega que, “hay presupuesto para llevar a cabo la Máxima Fiesta de los veracruzanos”.

Seguramente esta noticia, aunque triste en un principio, permitirá que la esperanza siga viva en todos los participantes y espectadores. Aunque no se sabe exactamente cuándo, sin duda el Carnaval de Veracruz regresará más alegre y llamativo que nunca.

(Editado por Melanie Slone)